BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía Esencial: Claves para mejorar su gestión de proyectos de TI
Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Ocho signos de que su proyecto de nube privada está condenado

A pesar de sus ventajas, las implementaciones de nube privada están llenas de riesgos potenciales. Aquí hay ocho errores que muchas empresas cometen.

Las nubes privadas parecen una gran idea. Ofrecen las capacidades de flexibilidad, escalabilidad y autoservicio de la nube pública, pero con el control de un centro de datos privado. Pero, a pesar de su potencial, las implementaciones de nubes privadas son complejas y exigentes y, a veces, fracasan. Muchas organizaciones sueñan con capacidades similares a Amazon, pero no están preparadas para los desafíos técnicos.

En la Cumbre de Estrategias y Soluciones de Operaciones de TI de Gartner, el mes pasado, el director de investigación Mark Lockwood explicó cómo los beneficios no logrados, los usuarios desinteresados, el pobre rendimiento de la inversión y otras cuestiones amenazan el éxito de la nube privada. Aquí hay ocho maneras en que un proyecto de nube privada puede tropezar.

1. Política y estructuras de equipo

Muchas empresas arman un equipo de nube desde varios silos de TI. Sin embargo, otros proyectos, la política de la empresa y los diversos niveles de compromiso entre los miembros del equipo pueden causar grandes problemas en un proyecto de nube privada. Es difícil para el personal dispar de TI trabajar juntos sin problemas por un objetivo común. El resultado es una nube privada que está mal concebida, diseñada, desplegada y gestionada.

2. Procesos o gobernanza pobres

Las nubes privadas se basan en entornos de virtualización bien establecidos. Sin embargo, sin la creación de nuevos procesos, especialmente para la automatización y la gobernanza, las organizaciones tendrán problemas con el control de la nube privada. "Un portal de autoservicio necesita gobierno para detener 7,000 nuevas máquinas virtuales de ser creadas en una semana", dijo Lockwood.

3. Excesiva complejidad en la automatización

La automatización es un componente esencial de las implementaciones de nubes privadas. Pero la automatización puede ser compleja, invocando grandes números de conjuntos de reglas detallados y dinámicos. Para crear estos conjuntos de reglas, las organizaciones requieren un conocimiento detallado de los flujos de trabajo y procesos que pueden no haber existido en un mundo prenube. Los equipos de TI también necesitan un conocimiento agudo de las herramientas de automatización para traducir los procesos en reglas. Lo que es más, deben revisar y actualizar periódicamente los conjuntos de reglas, ya que la automatización no es una actividad para “establecer y olvidar".

4. Inadecuada integración de terceros

Las nubes privadas no son ubicuas; la operación exitosa depende de la interacción fluida entre las herramientas de automatización, las plataformas de gestión y de reporte, así como otras tecnologías, como OpenStack. Para evitar problemas de integración, las organizaciones deben soportar los servicios de directorio y exponer las APIs.

5. Falta de compromiso a largo plazo

El desarrollo, la implementación y el mantenimiento de una nube privada no es una tarea rápida o sencilla. Muchas de las tecnologías que soportan una nube privada no se pueden cambiar fácilmente. Por ejemplo, pasar de vSphere a Hyper-V, cambiar herramientas de gestión de recursos  e intercambiar plataformas de automatización puede ser extremadamente disruptivo para un entorno de nube. Esto significa que las organizaciones necesitan seleccionar plataformas con cuidado y con la mirada puesta en el uso a largo plazo. Las organizaciones que no se han estandarizado en un hipervisor o utilizan múltiples herramientas de gestión pueden no estar preparadas para la nube privada. Y si surgen problemas de integración después de la implementación, el negocio puede ser obligado a vivir con interrupciones durante mucho tiempo.

6. Falta de compatibilidad con la nube pública

Las nubes privadas pueden existir por sí solas, pero rara vez lo hacen. La mayoría de las organizaciones carecen de la infraestructura para dar cabida a un gran número de instancias o aplicaciones en la nube con demandas de recursos erráticas o altamente escalables. Esto, a menudo, conduce a una estrategia de nube híbrida, donde los servicios de nube privada se integran con los servicios de nube pública de proveedores como Amazon Services Web (AWS) o Google. El modelo de nube híbrida es especialmente útil para tareas tales como el procesamiento de grandes volúmenes de datos o la explosión de nube.

7. Habilidades de equipo inadecuadas

Las implementaciones de nubes privadas requieren más que solo aprovisionar máquinas virtuales y almacenamiento. Requieren conjuntos de habilidades alrededor de la orquestación, la automatización, la gestión del ciclo de vida y más. Esa es una tarea difícil para cualquier personal de TI, especialmente aquellos que son nuevos en la virtualización o la automatización. Esto hace que sea particularmente importante formular el equipo correcto desde el principio de cualquier proyecto de nube privada. Las organizaciones deben desarrollar o aumentar las habilidades de TI según sea necesario, o incluso añadir nuevos miembros al personal. De lo contrario, el proyecto de nube privada se arriesgará a retrasos y descuidos costosos.

8. Infraestructura insuficiente

Por último, las nubes privadas requieren infraestructura subyacente adecuada, incluyendo hipervisores, almacenamiento y conectividad de red. Conforme las organizaciones agregan nuevas plataformas para soportar la nube privada, pueden ser necesarias mejoras de infraestructura y ampliaciones al centro de datos para garantizar la fiabilidad y el rendimiento adecuados.

Pequeños pasos, victorias rápidas con nube privada

Si bien puede parecer que las probabilidades se apilan contra un proyecto de nube privada, hay formas de evitar peligros potenciales.

En primer lugar, abandone la noción idílica de replicar AWS o Google: no va a suceder. En su lugar, céntrese en los beneficios principales que una nube privada proporcionaría a su organización y delinee las metas que está tratando de lograr. Por ejemplo, si usted necesita una nube privada para soportar el aprovisionamiento de autoservicio para instancias de prueba y desarrollo, mientras se cumplen las cuotas y se reducen los costos, empiece por ahí y construya otras funcionalidades más tarde.

Luego, implemente el proceso correcto y la estructura organizativa para soportar su nube privada. Determine los procesos necesarios para hacer que la nube funcione, y asegúrese de que hay un equipo responsable de ella y que le da soporte. Entonces, para lograr la automatización, afine sus procesos de nube privada.

"Automatizar un proceso roto no lo arreglará", dijo Lockwood.

Una vez que decida lo que la nube privada debe lograr y los procesos necesarios para soportarla, implemente un adecuado nivel adecuado de automatización para cumplir con los objetivos inmediatos. Evite proyectos de automatización demasiado complejos o ambiciosos. La complejidad es el enemigo mortal de un proyecto de nube privada, así que ponga en práctica la suficiente automatización para soportar las cargas de trabajo aprovisionadas con más frecuencia. Más de automatización se puede agregar a medida que se desarrollan las características de la nube.

Las nubes privadas pueden traer una enorme flexibilidad y eficiencia a una empresa, pero su éxito no es una garantía. Cuando las organizaciones establecen objetivos demasiado ambiciosos, o tratan de replicar a los principales proveedores de nube pública, los proyectos de nube privada pueden fallar. Acérquese a las implementaciones de nube privada con el objetivo de lograr victorias más pequeñas y más rápidas, que aporten beneficios tangibles para el negocio. Luego, construya las funcionalidades conforme los usuarios adoptan la nube privada y se dan cuenta de sus capacidades.

Sobre el autor: Stephen J. Bigelow es el editor senior de tecnología del Grupo de Data Center y Virtualización de TechTarget. Puede encontrarlo en: sbigelow@techtarget.com.

Próximos pasos

Para conocer más sobre nubes privadas, puede revisar:

Resguarde la seguridad de la nube privada con procedimientos y herramientas estrictos

Lo que la infraestructura convergente le brinda a la nube privada

¿Nube pública o privada? Un dilema para los CIO

Este artículo se actualizó por última vez en julio 2015

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close