pixstock - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

No migre sus aplicaciones a la nube solo por la rentabilidad

Muchas compañías se mueven a la nube por la promesa del ahorro en costos, pero estos no están garantizados para todas las aplicaciones.

Teniendo en mente una mejor agilidad, escalabilidad y el ahorro de costos, muchas organizaciones consideran las migraciones a la nube. Así que mover las aplicaciones a la nube va a ahorrarle dinero, ¿verdad? Desafortunadamente, si bien la nube beneficia en gran medida a la mayoría de las aplicaciones, no todas proporcionan los beneficios de costos esperados.

Para determinar si es rentable mover una aplicación a la nube, es importante tener implantado un proceso. Además, el área de TI corporativa necesita entender ciertas reglas generales que se aplican a cada tipo de aplicación.

Ya sea que esté moviendo una aplicación existente o construyendo una nueva, cree un perfil de la carga de trabajo que planea hospedar en una plataforma de nube pública. Esto ayuda a las empresas a determinar qué recursos son necesarios para operar en la nube.

Los tipos de perfiles varían mucho. Sin embargo, como regla general, las empresas tienen que definir los servicios necesarios para la aplicación, tales como los servicios de bases de datos y mensajería. Las empresas también deben considerar los recursos necesarios para la aplicación, incluyendo núcleos, memoria y almacenamiento, y cómo se relacionan entre sí. Por ejemplo, para obtener una idea general de cuántos recursos requerirá una aplicación nueva o existente, una instancia de aplicación generalmente necesita tres núcleos y 1 TB de almacenamiento.

Además, las organizaciones deben definir la arquitectura general de la aplicación, hacer una lista de sus componentes básicos y definir cómo trabajan juntos. Esto proporciona una clara comprensión del diseño de la aplicación nueva o existente y cómo hospedarla adecuadamente en la nube pública.

Sin sufrir grandes y costosas renovaciones, las aplicaciones que no tienen una buena arquitectura no son buenas candidatas para la nube. Las aplicaciones antiguas, por ejemplo, están típicamente firmemente acopladas al almacenamiento de datos. Por lo tanto, las empresas no pueden distribuir fácilmente la aplicación a través de muchas instancias de máquina en la nube pública, lo que se requiere para hacer una gestión más rentable.

El siguiente paso es crear un caso de negocio. Un caso de negocio básico para una aplicación nueva o existente define los beneficios de la aplicación y las ventajas de hospedar esa aplicación en la nube. Esto permite a las empresas justificar los recursos necesarios para construir o migrar una aplicación a la nube. Un caso de negocio normalmente incluye:

  • Los ahorros de costos directos de mover una aplicación a la nube.
  • Los ahorros de costos directos de construir y desplegar una nueva aplicación a la nube.
  • El valor de negocio de cualquier aumento de la agilidad, incluyendo el tiempo de lanzamiento al mercado.
  • Cualquier ahorro indirecto, tales como la mejora de la productividad del usuario o descuentos por volumen.

En última instancia, debe haber un claro beneficio para las migraciones a la nube. Si no lo hay, las aplicaciones no deben moverse.

La realidad es que todas las aplicaciones no deben terminar en la nube. Las empresas tienen que tener en cuenta qué tan eficaz y rentable será la aplicación en una plataforma en la nube pública, y la cantidad de re-desarrollo que es necesaria para hacer que la aplicación esté verdaderamente preparada para la nube.

Sobre el Autor: David "Dave" S. Linthicum es vicepresidente senior de Cloud Technology Partners y un experto y autoridad de la industria de nube reconocido internacionalmente. Es autor o co-autor de 13 libros sobre computación, incluido el muy vendido Enterprise Application Integration. Linthicum ofrece conferencias en muchos eventos importantes sobre computación en la nube, SOA, integración de aplicaciones empresariales y arquitectura de la empresa.

Su último libro es Cloud Computing and SOA Convergence in Your Enterprise: A Step-by-Step Guide. Su experiencia en la industria incluye tenencias como director de tecnología y director ejecutivo de varias compañías de software exitosas y puestos directivos de alto nivel en empresas Fortune 100. Además, fue profesor asociado de ciencias de la computación durante ocho años y continúa dando conferencias en los principales colegios técnicos y universidades, incluyendo la Universidad de Virginia, la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad de Wisconsin.

Próximos pasos

Si le interesan las migraciones hacia la nube, pruebe con estas historias también:

IT Handbook: La migración de aplicaciones internas a la nube

Migración a la nube: consejos para centros de datos virtuales maduros

Enfrentando el cumplimiento y el costo al extender el licenciamiento del software a la nube

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close