Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Los secretos de la migración en vivo RHEV

La migración en vivo RHEV es una poderosa herramienta de gestión y mantenimiento para administrar centros de datos fácil y proactivamente.

La migración en vivo Red Hat Enterprise Virtualization es una poderosa herramienta de gestión y mantenimiento para centros de datos de todos los tamaños.  Ya sea que usted quiera reducir los costos de electricidad o necesita ejecutar una migración planeada, la migración en vivo RHEV jugará un papel.

La migración en vivo es el proceso de mover una máquina virtual (VM) entre hosts sin que haya interrupción del servicio.  RHEV permite la migración en vivo por defecto, y requiere sólo un mínimo de dos hosts RHEV conectados a almacenamiento compartido.  Así que, si tiene unos cuantos hosts conectados a un iSCSI SAN, estará listo para empezar a usar la migración en vivo RHEV.  No hay necesidad de configurar nada más en su clúster. 

Migración en vivo RHEV manual y automática

La migración en vivo se puede provocar manualmente o mediante eventos específicos.  Para migrar una VM en vivo manualmente, selecciónela en la consola RHEV-M y haga clic en el botón Migrar (Migrate).  Luego puede especificar a qué host desea migrar la VM o dejar que RHEV tome la decisión automáticamente. En tal caso, intentará distribuir las cargas de trabajo de forma equitativa en el clúster.  Cuando la VM está en proceso de ser migrada, usted puede continuar trabajando sobre la misma y no experimentará ninguna interrupción.

La migración en vivo RHEV es particularmente útil cuando se efectúa mantenimiento en un nodo.  Sólo tiene que poner el host en modo de mantenimiento y todas sus máquinas virtuales migrarán hacia otros hosts del clúster.  Entonces, puede trabajar sobre el host sin ninguna interrupción en el servicio de sus VMs.

Al desactivar el modo mantenimiento de un host, las VMs no migrarán de regreso al host automáticamente, porque la política de distribución de carga para cada host está por defecto configurada a “nula”.  A muchos administradores no les gusta que las VMs se muevan espontáneamente.  Si quiere cambiar esta política, simplemente cambie la política de distribución de carga a “distribución equitativa”, con la cual RHEV intentará ejecutar un número similar de VMs en todos los hosts.

Reducción de costos de electricidad con RHEV

La función de ahorro de electricidad (Power Saving) de RHEV también usa migración en vivo.  Al tener el ahorro de electricidad activado, RHEV automáticamente migrará cargas de trabajo en un intento de mantener a los servidores funcionando de la manera más eficiente posible. El usuario fija umbrales para el número mínimo y máximo de VMs que un servidor puede albergar. Si un host cae por debajo del umbral mínimo, el resto de VMs se moverán hacia otro host, porque no sería rentable mantener ese host encendido. Si el número de VMs excede el umbral máximo, RHEV removerá las VMs para asegurar que cada carga de trabajo tenga suficientes recursos. 

En resumen, la migración en vivo es una herramienta poderosa y necesaria en la caja de herramientas de todo administrador de virtualización.  Optimizar la infraestructura virtual sin interrupciones del servicio permite a los expertos en informática administrar una base de datos proactivamente y mantener felices a los consumidores finales.

Este artículo se actualizó por última vez en noviembre 2012

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close