Helder Almeida - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Los primeros cinco pasos para construir una infraestructura de nube privada

Para implementar una nube privada, los equipos de TI deben comenzar desde el principio, y definir lo que significará una estrategia de nube, exactamente, para su organización, antes de continuar.

La adopción de la nube privada no es un esfuerzo rápido. Las empresas primero deben definir sus objetivos y expectativas, definir sus requisitos de computación en la nube y luego desarrollar ese modelo. Toda la organización debe desempeñar un papel en este proceso, no solo TI.

Estos son los primeros cinco pasos que debe seguir para concebir y construir una nube privada dentro de su empresa, así como mantener esa infraestructura en progreso.

1. Decida lo que quiere de la nube

El término computación de nube significa algo diferente para todos. Para comenzar su viaje, su organización debe ser realista con respecto a sus objetivos de computación en la nube.

Muchas organizaciones miran hacia la infraestructura de nube privada después de haberse dado cuenta de las promesas de la virtualización, como la consolidación del centro de datos y el ahorro de costos, en comparación con el hardware físico. Otros quieren llevar la virtualización al siguiente nivel, con la estandarización y la automatización como parte de sus procesos de TI.

Pero pocas organizaciones están preparadas para trabajar en los cambios organizativos y abordar los "problemas de personas" más difíciles que fomenta la TI tradicional, como los silos, la duplicación de servicios, la seguridad y la administración. Estos no suelen ser problemas técnicos, sino problemas relacionados con los límites organizacionales y los dominios políticos de larga data.

Y sigue habiendo algunos conceptos erróneos sobre el término nube. Una común es que las nubes privadas están completamente basadas en la virtualización. Aunque la virtualización generalmente juega un papel importante en una implementación de nube privada, una nube privada también puede significar una infraestructura compartida que reemplaza muchos servicios duplicados.

Antes de sentar las bases técnicas sobre las que construirá una nube privada, defina cuidadosamente cuáles son sus objetivos, tanto desde el punto de vista técnico como organizacional.

2. Tenga expectativas realistas del viaje

Nuevamente, espere que el viaje a la nube sea menos sobre los desafíos tecnológicos y más sobre los desafíos del personal, a medida que los equipos de TI destruyen y recrean los procesos, automatizan cada vez más las tareas rutinarias y promueven la estandarización.

Un departamento de TI que es de mano dura y no responde a las necesidades de los usuarios podría no estar en el lugar correcto para reconsiderarse a sí mismo y su trabajo. De manera similar, un departamento de TI que está sobrecargado de trabajo puede carecer de tiempo para explorar servicios en la nube, a pesar de los beneficios de la tecnología. Es fundamental que la administración priorice adecuadamente el trabajo de TI y respalde al departamento de TI ante las quejas sobre demoras en otro trabajo debido al enfoque en la computación en la nube.

Finalmente, todos los niveles de administración, incluido el departamento de recursos humanos, deberán apoyar una transición a la nube. Todas las facetas de la organización no solo verán retrasos a medida que TI se realinee, sino que los trabajadores cuyos trabajos principales implican la automatización de las tareas pueden temer que se vuelvan menos valiosos y luego socaven el proceso. Planifique los problemas de personal y, desde el principio, comunique al personal que son valiosos y que estos esfuerzos tienen la intención de liberarlos para que realicen un trabajo más interesante y productivo.

3. Comprenda las cargas de trabajo y los servicios de la empresa

Es difícil construir una nube privada cuando no comprende los servicios en los que se basa su organización. La documentación es clave; sin ella, es difícil descifrar las relaciones entre los sistemas o hacer un seguimiento de los acuerdos de nivel de servicio, todo lo cual hace que un equipo sea susceptible de suposiciones falsas. También es fundamental documentar las necesidades de los usuarios para garantizar que los nuevos servicios de nube privada estén diseñados para satisfacer esas necesidades. Esto es especialmente cierto cuando una organización quiere centralizar servicios duplicados.

La documentación también se presta a la estandarización, porque un estándar que no tiene en cuenta todas las necesidades y los requisitos de diseño del sistema pronto tendrá excepciones. La información sobre el rendimiento también es crucial durante un movimiento hacia la infraestructura compartida y las aplicaciones basadas en la nube. Un año o más de datos históricos de rendimiento, de tan alta resolución como sea práctico, puede ser útil para determinar las necesidades de capacidad y el tamaño del sistema.

4. Póngase en camino hacia la virtualización

Si bien no es necesario que una nube privada se base en la virtualización, es el modelo común. Y la virtualización generalmente conduce ciertos conocimientos y comportamientos dentro de las organizaciones que se prestan a la nube privada. Por ejemplo, la mayoría del software de virtualización requiere almacenamiento centralizado, y ese mismo almacenamiento centralizado será un elemento fundamental para la infraestructura de nube privada.

Entienda las diferencias entre la nube y la virtualización.

Del mismo modo, la virtualización suele ser bastante disruptiva para las redes de centros de datos; como mínimo, puede convertir patrones de tráfico estáticos en dinámicos. El movimiento hacia la computación compartida y basada en la nube continúa esa tendencia y aumenta la dependencia de las redes, lo que generalmente aumenta las necesidades de ancho de banda. El diálogo que comenzó entre sus administradores de virtualización, almacenamiento y red como resultado de la virtualización será crucial a medida que avance en la nube, especialmente si planea atender oficinas remotas y usuarios móviles.

5. Dése cuenta que la estandarización y la automatización van de la mano

Para muchas organizaciones, la automatización es uno de los motivadores clave para construir una nube privada. Sin embargo, la automatización es increíblemente difícil sin la estandarización. Por ejemplo, con los estándares para sistemas operativos y compilaciones de servidores, puede hacer suposiciones sobre la ubicación de los archivos, el tamaño de los sistemas de archivos y los mecanismos de autenticación. Sobre la base de esas suposiciones, puede crear una secuencia de comandos para la instalación de software de aplicaciones y middleware, como servidores web, servidores de aplicaciones y reglas de firewall.

La estandarización puede ser difícil para una organización que no la ha practicado. Pero el ahorro de tiempo puede ser enorme.

Considere una organización que no ha tenido estándares para sistemas operativos, versiones de sistemas operativos o procesos de compilación. Cada servidor es diferente, y cada operación necesita atención especial. El software se instala y se parcha de manera diferente cada vez, y las tasas de éxito fluctúan debido a las variaciones en cada host. Por lo general, esto tiene dos consecuencias: El personal dedica una cantidad de tiempo increíble a realizar tareas rutinarias y omite muchas de estas tareas, como parchar las vulnerabilidades de seguridad, porque son demasiado difíciles e impredecibles. Si estandariza uno o dos sistemas operativos y automatiza los procesos de desarrollo de compilación y despliegue de aplicaciones, obtendrá un aumento masivo de la productividad de TI.

Una vez que haya automatizado gran parte de su entorno, puede entregar portales de autoservicio y catálogos de servicios. Aunque es poco probable que su organización alguna vez esté 100% impulsada por el autoservicio, puede automatizar muchos procesos con flujos de trabajo; las únicas interacciones, entonces, son los procesos de aprobación. Esto permite que el departamento de TI se centre en problemas más importantes, como la mejor manera de dar soporte y monitorear una aplicación o servicio. También le da a los administradores de aplicaciones y desarrolladores una plataforma consistente y repetible sobre la cual construir. Y significa que el personal de operaciones de TI puede crear procedimientos útiles y repetibles para manejar incidentes y monitorear las alarmas del sistema, en lugar de que cada servidor sea una excepción de una sola vez. Eso incluso puede abrir la puerta a respuestas automáticas a las alarmas.

Seguir adelante

Los pasos anteriores para construir una infraestructura de nube privada son solo el comienzo. Para continuar en el viaje en la nube, TI también deberá implementar procedimientos como el contracargo y el showback, que responsabilizan a las unidades de negocios por los recursos de TI que aprovisionan y consumen. También es fundamental monitorear cuidadosamente las nubes privadas para mantener el rendimiento y garantizar que los usuarios finales, así como el CIO, estén satisfechos con la nueva dirección.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close