Guía Esencial

Navegue en las secciones

BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Almacenamiento empresarial: de los fundamentos a los detalles
Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Las mejores prácticas para utilizar la virtualización de servidores en un entorno de almacenamiento

Entre las buenas prácticas que hay que tener en cuenta a la hora de virtualizar un servidor, se incluyen la supervisión del rendimiento de la máquina y la eliminación de los puntos únicos de fallo.

La virtualización de servidores puede reducir costos y aumentar la capacidad de los servidores físicos al compartirlos entre distintas máquinas virtuales. Sin embargo, existen algunas buenas prácticas que hay que tener en cuenta a la hora de utilizar o pensar en la utilización de virtualización de servidores.

Cuando utilizamos sistemas de virtualización de VMware y otros distribuidores, es importante tener en cuenta que existe un servidor físico con un almacenamiento físico por debajo de la capa de virtualización. Esto significa que no podemos exceder la capacidad del hardware básico y que la virtualización nos proporcionará menos capacidad total, debido a la sobrecarga del sistema. Así que aunque pueda equilibrar la carga poniendo aplicaciones con distintos picos de carga en distintas máquinas virtuales (VM, virtual machines), tendrá que respetar el límite de su hardware.

Por eso, el software de virtualización de un servidor requiere buenas prácticas ligeramente distintas cuando aparecen problemas en el subsistema de almacenaje.

Una defectuosa Entrada/Salida de datos puede afectar el sistema

El factor más importante en una instalación de VMware suele ser el ancho de banda. El rendimiento de Entrada/Salida (Input/Output) de su sistema físico estará más relacionado con el rendimiento global del sistema que con la capacidad de almacenamiento.

Cualquier cosa que degrade la Entrada/Salida de datos, como un disco con fallos en una matriz RAID (Redundant Array of Independent Disks, conjunto redundante de discos independientes), tendrá un impacto muy importante en el rendimiento de su sistema de virtualización. Si tiene problemas de rendimiento, una de las primeras cosas que debería comprobar es la Entrada/Salida de datos. Por, ejemplo, las matrices RAID deberían seguir funcionando aunque el disco esté dañado, pero su funcionamiento se ralentizará de forma considerable y seguramente afectará también a las máquinas virtuales.

Supervisar el rendimiento de la máquina virtual

La virtualización introduce un nuevo nivel de estadísticas de rendimiento. Además de la preocupación por el rendimiento del hardware físico subyacente, ahora también tendrá que prestar atención al rendimiento de cada una de las máquinas virtuales.

Por suerte, VMware puede supervisar distintas estadísticas para medir el rendimiento de sus máquinas virtuales. Tendría que familiarizarse con estas estadísticas, en particular con la cancelación de instrucciones en el disco y los intercambios de procesos entre la memoria principal y el disco, para conseguir un mejor funcionamiento y resolver cualquier problema.

La cancelación de instrucciones en el disco se refiere a peticiones cuyo tiempo de espera se ha agotado porque el disco tarda demasiado en responder. Esto suele indicar un problema de cuello de botella en la Entrada/Salida de datos o un disco mal configurado.

Los intercambios de procesos entre la memoria principal y el disco miden la actividad en la memoria virtual de la máquina virtual. Un gran número de intercambios en la memoria indica que la máquina virtual no tiene suficiente memoria y es necesario realizar un ajuste en sus parámetros. Es importante tener en cuenta que esto se refiere a la memoria asignada a la máquina virtual, no necesariamente a la memoria física.

La herramienta vCenter Server de VMware puede ayudarle a realizar la mayor parte de las estadísticas relacionadas con la virtualización de un servidor. Con esta herramienta puede mantener registros de los últimos cinco años, frente al máximo de una hora que proporcionan las plataformas VMware ESX y VMware ESXi.

Eliminar puntos únicos de fallo

El fallo de una única pieza de software puede desmantelar más de una docena de servidores virtuales. Para corregir este problema, los gestores del almacenaje deberían planear con cuidado la infraestructura de almacenamiento y eliminar los puntos únicos de fallo en su estructura física. Esta planificación incluye funciones como rutas de datos redundantes entre el servidor físico y el sistema de almacenamiento, múltiples HBA (Host Bus Adapter, adaptador de bus del host) a ambos extremos de la red de almacenamiento SAN (storage-area network) y matrices RAID o duplicados de matrices RAID en el almacenamiento.

Comprobar que el caché de escritura funciona correctamente

Ya que la Entrada/Salida de datos es tan importante en los sistemas de virtualización, es necesario comprobar que el caché de escritura del controlador de la matriz RAID funciona de forma correcta. Por ejemplo, una batería que no funciona o que falta en la tarjeta del controlador puede desactivar el caché de escritura de la tarjeta, lo cual ocasionará problemas con el controlador de la matriz RAID.

Este artículo se actualizó por última vez en junio 2009

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close