ra2 studio - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Herramientas de gestión multinube quedan cortas ante expectativas

Las multiples nubes presentan nuevos problemas de gestión para las empresas. Los usuarios desean una mejor visibilidad y control de las múltiples nubes, pero los proveedores luchan por satisfacer estas necesidades.

Las empresas continúan invirtiendo en estrategias multinube. Esto les da acceso a una amplia gama de servicios, pero también crea desafíos de administración debido a las diferencias de plataforma.

La administración de múltiples nubes puede simplificar las implementaciones en entornos dispares y reducir los costos de mantenimiento. Sin embargo, las herramientas actualmente disponibles en el mercado siguen siendo un trabajo en progreso. Sus deficiencias obligan a los usuarios a asumir una gran cantidad de trabajo de integración de sistemas complejos, una carga que la mayoría de las empresas no pueden soportar.

Como resultado, muchas empresas que implementan más de una nube a menudo administran esos entornos de manera autónoma, en lugar de usar una herramienta de administración de múltiples nubes. Con este enfoque, los recursos se desperdician, las cargas de trabajo no pueden moverse a la plataforma preferida y los usuarios pagan más de lo que deberían. Lo que necesitan es una oferta unificada para aliviar estos problemas.

Las empresas desean más

Las organizaciones quieren que los proveedores ofrezcan servicios de gestión de nube múltiple más completos, aunque la industria no se ha conformado con los requisitos del sistema o los mecanismos de entrega de estas herramientas, según Roy Illsley, analista de Ovum, una compañía de investigación de mercado.

"Las corporaciones están buscando un nirvana de gestión de múltiples nubes", dijo Illsley. "Ningún proveedor lo ofrece ahora. En el mejor de los casos, tienen aproximadamente el 70% de la funcionalidad que los usuarios desean".

Las corporaciones desean funciones que admitan la orquestación entre nubes y brinden visibilidad del rendimiento de diferentes servicios en la nube. Esto daría a las empresas la capacidad de automatizar ciertas tareas de mantenimiento, como mover dinámicamente una carga de trabajo de una nube a otra.

Los usuarios de múltiples nubes también desean realizar análisis de costos y riesgos para determinar el mejor ajuste para sus cargas de trabajo, y quieren promulgar políticas en todas las nubes, como la seguridad de la red, de manera consistente y automatizada. Para que eso ocurra, las herramientas de administración deben reconocer y responder a los cambios del sistema de la plataforma en la nube, capacidades que siguen siendo un trabajo en progreso.

Los proveedores externos realizan un enorme esfuerzo para vincular los distintos sistemas de administración nativos de la nube. No hay estándares que describan cómo los diferentes sistemas de administración intercambian información, por lo que cada proveedor debe crear conexiones, una a la vez, entre los sistemas. Esto lleva los datos de administración de las distintas plataformas a una única consola para los usuarios, pero debido a la complejidad involucrada, pocos proveedores de administración pueden ofrecer mucho más que eso.

Para complicar el problema, estas conexiones se realizan a través de las API de administración de cada proveedor. Debido a la demanda competitiva, los proveedores de nube pública se concentran en las capacidades de administración de su propio sistema, en lugar de abrir esos sistemas a otros. Como resultado, las API actuales no son tan ricas como los sistemas de administración autónomos, y la funcionalidad se pierde cuando se conectan diferentes sistemas.

Sin embargo, hay indicios de que los principales proveedores de la nube podrían cambiar frente a la demanda de los usuarios. En abril de 2019, Google Anthos, anteriormente conocido como Google Cloud Services Platform, se puso a disposición general. Proporciona una estrategia de software común que se ejecuta en Google Cloud y en las instalaciones, pero también está diseñado para administrar las cargas de trabajo en nubes de terceros como AWS y Microsoft Azure. Aún así, debido a que el servicio es tan nuevo, queda por ver cuán profundamente se integrará Anthos con esas otras plataformas.

Los usuarios deben llenar los huecos

Los proveedores continúan haciendo promesas sobre las capacidades del sistema de múltiples nubes, pero a los usuarios les resulta cada vez más difícil creerlas. Una vez que la conversación pasa de los escenarios hipotéticos a los de la vida real, siempre hay un problema, dijo Illsley.

"A menos que usted sea Facebook o Google, no tiene suficiente personal para ajustar estos sistemas lo suficiente como para que funcionen de una manera completa y verdadera de gestión de múltiples nubes", dijo Illsley.

Por ejemplo, un sistema de administración de múltiples nubes puede requerir un programador dedicado de Python para integrar y mantener el sistema, pero esa no es una posición que la mayoría de las empresas tiene en su personal. Las funciones de orquestación que muchos usuarios desean solo están disponibles para empresas con personal de soporte técnico grande y expertos técnicos que pueden desarrollar esas capacidades ellos mismos.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close