Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.
Este artículo es parte de nuestra guía: Guía esencial (y práctica) sobre ambientes virtuales

Haga estrategias prudentes para migrar aplicaciones heredadas a la nube

No todas las aplicaciones heredadas son compatibles con todos los servicios en la nube. Conozca la ruta óptima para cualquier aplicación determinada: podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Los administradores encargados de las aplicaciones heredadas podrían sentirse dejados de lado por el auge de las aplicaciones nativas de la nube, pero incluso pequeños cambios pueden traer las aplicaciones heredadas hacia los recursos de la nube.

Los proveedores de equipos de TI y otros detractores citan fallos en la nube –bajo rendimiento, comportamiento frágil de aplicaciones, costos explosivos– para sembrar el miedo, la incertidumbre y la duda acerca de la migración de aplicaciones heredadas a la nube. Pero el éxito continuo de Amazon Web Services (AWS) y otros proveedores desmiente las afirmaciones de que la nube pública no puede manejar los sistemas empresariales. Por ejemplo, American Airlines movió algunas de sus aplicaciones más visibles a la nube de IBM, y General Electric cerró docenas de centros de datos para mover miles de aplicaciones a AWS.

Los productos de infraestructura como servicio (IaaS) en la nube, como AWS Elastic Cloud Compute (EC2), son solo un tipo de destino de migración. Otras compañías usan productos SaaS que clonan las funciones del ERP, la gestión de relaciones con los clientes (CRM) y otros sistemas heredados. Por ejemplo, tanto Oracle como Salesforce han persuadido a las grandes empresas para que migren procesos y administración a sus opciones de SaaS.

Mantenga una mente abierta cuando evalúe tanto el tipo de aplicaciones para migrar como la categoría de servicios en la nube a adoptar. Al mirar a través de la jerarquía del servicio en la nube, ciertos tipos de aplicaciones funcionan mejor en ciertos servicios.

IaaS es una buena opción para la infraestructura de VM, bases de datos SQL y NoSQL, y aplicaciones personalizadas construidas sobre plataformas de código abierto.

Los back ends de las aplicaciones web, móviles o de internet de las cosas, Java personalizado y otras aplicaciones comerciales son buenos objetivos para la migración a la plataforma como servicio (PaaS).

Las opciones de SaaS favorecen los sistemas de línea de negocio, como CRM y ERP, o los servicios de productividad, comunicación y colaboración.

Técnicas para la edad moderna

Las migraciones exitosas de aplicaciones heredadas son tan únicas como las organizaciones que las llevan a cabo, pero generalmente caen en la categoría de subir y cambiar o de refactorización. El primero conlleva pocos cambios, si es que tiene alguno, en la aplicación subyacente y es un proceso más corto, pero esto no lo convierte en el uso más eficiente de los servicios en la nube.

Las opciones de IaaS, como EC2 de Amazon, Elastic Block Store y Simple Storage Service, son esencialmente versiones en la nube de máquinas virtuales, volúmenes de almacenamiento y recursos compartidos de red, y son compatibles con aplicaciones virtualizadas. Las migraciones de subida y cambio normalmente mueven imágenes de las aplicaciones Linux o Windows a las máquinas virtuales en la nube, como las máquinas virtuales EC2 o Microsoft Azure, y se ejecutan sin modificaciones de código. Para facilitar este tipo de migración de aplicaciones heredadas, use software de automatización de migración de imágenes y datos. Productos como CloudEndure, Zerto, Carbonite DoubleTake y Racemi realizan una replicación continua de datos en segundo plano, lo que minimiza el tiempo de inactividad para pasar de la infraestructura heredada a la nube.

A diferencia de una granja de servidores de VM privada, las empresas no tienen libertad ilimitada para seleccionar la versión del sistema operativo implementada en instancias de la nube. Por ejemplo, aunque Azure admite Windows Server 2003 y versiones posteriores, los usuarios que necesitan versiones anteriores a Windows Server 2008 R2 están solos y no pueden descargar ninguna de las imágenes probadas previamente de Azure Marketplace. La situación es mejor para las imágenes de Linux, donde AWS, Azure y Google Cloud Platform ofrecen diversas distribuciones y configuraciones.

Un PaaS como Azure Web App Service o Google App Engine es un movimiento adecuado para las aplicaciones que se ejecutan en los lenguajes compatibles, como Java, .NET, Node.js o Python. Proporcionan un motor de tiempo de ejecución y un entorno de ejecución que a menudo incluye funciones como autoescalado, equilibrio de carga, comprobaciones de estado con reinicio automático de aplicaciones y versiones de aplicaciones con reversión, aislando a los usuarios de la infraestructura subyacente.

La migración heredada para aplicaciones básicas (servidores de correo electrónico, aplicaciones de colaboración, incluidas las herramientas de conferencia web o SharePoint, CRM y ERP) es más fácil con un producto SaaS. Las versiones de SaaS de las aplicaciones empresariales suelen proporcionar la última versión a través de una suscripción con actualizaciones continuas, comprobaciones de seguridad, escalado de capacidad y supervisión del rendimiento. La mayoría de las organizaciones pueden cambiar a los usuarios al back end de SaaS con una interrupción mínima y sin pérdida de datos si la empresa no ha personalizado mucho la configuración de la aplicación designada.

La clave para una migración exitosa de aplicaciones heredadas a la nube es la planificación. Esta lista se deriva de la documentación de Microsoft.

Modernizar y refactorizar

Hacer que las aplicaciones heredadas sean verdaderamente amigables con la nube requiere modularizar la arquitectura de la aplicación monolítica de forma que sea más fácil usar servicios nativos en la nube. El enfoque de migración de subida y cambio es necesario para las aplicaciones que no se pueden rediseñar, como el software comercial estándar. Las aplicaciones internas que se pueden rediseñar, incluso si se trata de una modificación relativamente menor, como el reparto de códigos, pueden mejorar el rendimiento y reducir los costos. Los ejemplos incluyen la separación de funciones de base de datos y lógica empresarial para que la aplicación pueda usar un servicio administrado, como AWS Relational Database Service, Azure SQL Database o Cloud SQL de Google, con PaaS, o separar el código monolítico en módulos independientes que se ejecutan en un servicio contenedor, como AWS EC2 Container Service o Google Container Engine.

Próximos pasos

Más sobre migración a la nube:

Impulsa Telefónica migración a nube en las empresas latinoamericanas

Lista de verificación de 10 pasos para la migración de bases de datos a la nube

Encuentre el mejor camino para su estrategia de migración de nube

Este artículo se actualizó por última vez en noviembre 2017

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close