kjekol - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Guía para entender los costos de coubicación del centro de datos

Los costos de las instalaciones de colocación pueden incluir desde tarifas de energía y cargos por servicios de ancho de banda hasta gastos de conectividad, tarifas de cambio y costos de soporte.

Muchas organizaciones recurren a las instalaciones de colocación para evitar el gasto de poseer y operar sus propios centros de datos, pero rápidamente aprenden que los verdaderos costos de la colocación a menudo están enterrados en la letra pequeña. No es hasta que se han comprometido con sus contratos que surgen los costos reales y se enfrentan a una variedad de gastos inesperados.

Antes de decidirse por una instalación, los responsables de la toma de decisiones deben comprender los diversos factores que pueden contribuir a las tarifas de colocación y por qué pueden variar tanto entre las instalaciones. Aquí analizamos 10 consideraciones importantes que los tomadores de decisiones deben tener en cuenta al tratar de comprender los problemas que afectan los costos de alojamiento de colocación.

  1. Ubicación

La ubicación juega un papel clave en los precios de colocación. Los valores inmobiliarios más altos se traducen en precios más altos. Una instalación en el corredor del centro costará más que una en los suburbios o en un área rural. Además, las instalaciones en áreas urbanas, incluidos los suburbios, pueden cobrar más por la conveniencia de estar en una ubicación central. Por ejemplo, suelen ofrecer una proximidad más cercana a aeropuertos, estaciones de tren y carreteras, y suelen estar más cerca de las organizaciones que los utilizan.

Debido a las diferencias en los precios, algunas organizaciones pueden optar por centros de datos en ubicaciones más remotas, donde los bienes raíces son mucho más baratos. Sin embargo, las instalaciones de colocación remota suelen ofrecer menos opciones de conectividad y el ancho de banda puede tener un precio más alto. Además, las distancias más largas entre la instalación y los usuarios finales pueden traducirse en una mayor latencia y un menor rendimiento. La distancia también puede ser un factor importante si los clientes deben estar en las instalaciones con regularidad, en cuyo caso, se deben considerar los gastos de viaje.

  1. Espacio

Los costos de colocación también dependen de la cantidad de espacio que los clientes alquilan en una instalación. El tamaño generalmente se mide en unidades de rack o pies cuadrados. Los cargos por este espacio reflejan el área física utilizada, así como una parte de los gastos operativos del edificio, como el mantenimiento continuo y la seguridad del centro de datos. Algunas instalaciones también pueden tener requisitos mínimos de espacio. En algunos casos, es posible que una instalación no base las tarifas de alquiler en la cantidad de espacio utilizado, sino en la cantidad de energía asignada. Incluso en esta situación, sin embargo, el espacio del piso puede ser un factor clave.

Para reducir la cantidad de espacio requerido, una organización puede implementar sistemas blade o servidores de alta densidad, pero estos sistemas pueden tener requisitos de energía que bloqueen los ahorros. De hecho, cualquier requisito de espacio especial o personalización que afecte la energía, el enfriamiento o la ventilación, podría traducirse en tarifas mensuales más altas. Además, algunas organizaciones pueden requerir una jaula o suite privada que proporcione un área cerrada con cerradura para su equipo. Aunque estas configuraciones ofrecen a los clientes más control sobre el entorno inmediato de su hardware, también aumentan las tarifas de alquiler.

  1. Hardware

Las organizaciones que utilizan servicios de colocación suelen traer su propio hardware a las instalaciones. Pueden poseer el equipo directamente o pueden arrendarlo, aprovechando el hardware como servicio u otros modelos de precios. Aquellos que alquilan el equipo pueden obtenerlo de la propia instalación o de un proveedor externo. Independientemente del enfoque, los gastos asociados con la adquisición del servidor básico, el almacenamiento y los componentes de red quedan fuera de los costos de alquiler de espacio en la instalación de colocación.

Sin embargo, es posible que las organizaciones también necesiten arrendar o comprar otros equipos, como jaulas, gabinetes o racks, lo que aumenta los costos generales. Además, una instalación puede requerir equipos especiales, como rejillas que intercambian calor o reducen el ruido. Una organización también puede necesitar arrendar o comprar varias unidades de distribución de energía (PDU). Una PDU es un tipo de regleta de enchufes que proporciona salidas para los servidores y otros sistemas. Cada instalación es diferente y las organizaciones deben examinarlas cuidadosamente para determinar exactamente qué hardware adicional podría ser necesario.

  1. Suministro de energía

La energía representa una parte significativa de los costos de colocación y múltiples variables pueden afectar esos costos. Por ejemplo, el precio de la electricidad puede variar de una región a otra, así como entre las instalaciones de la misma región. Algunas instalaciones usan la electricidad de manera más eficiente que otras y pueden transferir esos ahorros a sus clientes. Los códigos eléctricos locales también pueden afectar los costos generales de energía al imponer restricciones al uso de energía. Además, los gastos relacionados con el enfriamiento del hardware de un cliente y el funcionamiento de otros componentes de HVAC contribuyen a los costos de energía del cliente.

Las tarifas de energía también reflejan la necesidad de una instalación para garantizar la disponibilidad continua de energía y enfriamiento. Esto no solo incluye el mantenimiento de la infraestructura de energía, sino también garantizar la redundancia adecuada, como el mantenimiento de generadores de respaldo adicionales o fuentes de alimentación ininterrumpida (UPS). Sin embargo, la fórmula exacta utilizada para calcular los costos de energía varía de una instalación a otra. Por ejemplo, una instalación puede cobrar una tarifa plana, cobrar por kilovatio o cobrar una cantidad comprometida, con tarifas agregadas por exceso.

  1. Conectividad

El equipo de una organización en una instalación de coubicación debe poder conectarse a otras partes del centro de datos o a redes externas. Habilitar esa conectividad puede generar una tarifa de instalación única o cargos mensuales continuos. Por ejemplo, las organizaciones pueden necesitar direcciones IP adicionales o dedicadas, o desear establecer conexiones con múltiples plataformas en la nube, cualquiera de las cuales puede aumentar los gastos generales. Incluso si los cargos se originan con un proveedor de la nube, deben tenerse en cuenta en los costos de colocación.

Un gasto común relacionado con la conectividad son las tarifas de conexión cruzada. Las conexiones cruzadas permiten interactuar con proveedores de telecomunicaciones externos. Una instalación puede cobrar una tarifa única por una conexión cruzada, cobrar una tarifa mensual o hacer una combinación de ambos. La cantidad total que paga una organización depende de la cantidad de conexiones cruzadas, el tipo de conexiones cruzadas y las tasas de transferencia admitidas. Por ejemplo, una organización puede requerir múltiples conexiones cruzadas de fibra óptica para admitir un entorno de múltiples nubes que requiere alto rendimiento y baja latencia, lo que resulta en costos más elevados.

  1. Ancho de banda

Además de la conectividad, las organizaciones también deben pagar por el ancho de banda que utilizan en las instalaciones de colocación. El ancho de banda se refiere a la cantidad de datos que se pueden transmitir a través de una red durante un intervalo de tiempo específico, como 25 Mbps. Los requisitos de ancho de banda dependerán de las aplicaciones implementadas y sus cargas de trabajo admitidas. No es sorprendente que cuanto mayor sea el ancho de banda, mayores serán los costos. Los clientes suelen comprar ancho de banda directamente del proveedor, en lugar de incluirlo en las tarifas mensuales de las instalaciones, aunque no siempre es así.

Algunas instalaciones de colocación ofrecen servicios de ancho de banda combinados, a veces denominados IP combinados. En lugar de que los clientes contraten a operadores individuales, la instalación proporciona servicios de banda ancha que abarcan dos o más operadores. Si un servicio falla, el otro se activa automáticamente, minimizando las interrupciones del flujo de trabajo. Con ancho de banda combinado, la instalación administra toda la operación y los componentes relacionados, como enrutadores, conmutadores y conexiones cruzadas. A cambio, los clientes pagan una tarifa adicional a la instalación, que generalmente es más alta que el ancho de banda básico.

  1. Configuración y cambio de tarifas

Las instalaciones de coubicación a menudo cobran tarifas de instalación y cambio para operaciones específicas. Estos cargos pueden cubrir una variedad de servicios y pueden acumularse rápidamente. Por ejemplo, se señaló anteriormente que las instalaciones cobran tarifas por establecer conexiones cruzadas. Estos tipos de tarifas entrarían en esta categoría. Una instalación también puede cobrar por servicios tales como conectar nuevos servidores, descontinuar equipos o agregar monitoreo o informes. No importa si estas operaciones se llevan a cabo cuando el hardware se implementa por primera vez o más tarde, cuando es necesario realizar cambios. En cualquier caso, los cargos seguirán apareciendo en la factura del cliente.

El enfoque que adoptan las instalaciones para cobrar las tarifas de configuración y cambio puede variar ampliamente, y los proveedores no siempre son diligentes a la hora de explicar sus tarifas. Además, pueden agrupar varios servicios como un solo cargo, lo que dificulta su comprensión. Incluso si los cargos se detallan cuidadosamente, aún pueden tomar a los clientes con la guardia baja si no se los espera. Las tarifas de configuración y cambio pueden aumentar significativamente la tarifa base, por lo que una organización debe comprender completamente qué esperar al evaluar una instalación.

  1. Recuperación ante desastres

Al comprar espacio de colocación, las organizaciones deben considerar la cantidad de tiempo de actividad que garantiza cada centro de datos. Las garantías de actualización se refieren a la capacidad de una instalación para brindar continuamente los servicios necesarios para mantener el equipo de un cliente en funcionamiento con interrupciones mínimas. Por ejemplo, los clientes siempre deben poder esperar servicios de energía y refrigeración adecuados. Los centros de datos de colocación a menudo se clasifican en un sistema de cuatro niveles, con instalaciones de nivel 1 que garantizan una disponibilidad del 99,671% y las instalaciones de nivel 4 que garantizan el 99,995%. Como resultado, una instalación de nivel 1 podría experimentar hasta 28,8 horas de tiempo de inactividad anual, mientras que una instalación de nivel 4 alcanzaría un máximo de 26,3 minutos.

Una instalación garantiza el tiempo de actividad mediante la implementación de sistemas redundantes que brindan tolerancia a fallas. Por ejemplo, el centro de datos podría implementar alimentadores de servicios públicos redundantes, generadores diésel, interruptores de transferencia automática y sistemas de respaldo de batería de UPS. Algunas instalaciones también pueden implementar equipos de enfriamiento redundantes o equipos de conmutación de red o tomar otras medidas para protegerse contra desastres. Sin embargo, todas estas protecciones tienen un precio que se transfiere al cliente. Al evaluar las instalaciones, las organizaciones deben determinar el nivel de recuperación ante desastres y tolerancia a fallas que requieren sus cargas de trabajo y datos y elegir una instalación que satisfaga o supere sus necesidades.

  1. Seguridad y cumplimiento

Las organizaciones buscan cada vez más instalaciones de colocación que puedan abordar sus preocupaciones de seguridad y cumplimiento. La mayoría de las instalaciones toman medidas exhaustivas para proteger sus entornos físicos, implementando mecanismos de seguridad como videovigilancia, acceso con tarjeta de acceso, seguridad biométrica o vallas perimetrales. También pueden tomar otras medidas de seguridad, como implementar un sistema de control de acceso de varias capas con puntos de acceso en aumento. Al igual que otros costos operativos, los gastos de seguridad se transfieren a los clientes. Muchas instalaciones también brindan protecciones para jaulas o gabinetes individuales, lo que aumenta los costos generales.

Algunas organizaciones buscan instalaciones de colocación que cumplan con las regulaciones de cumplimiento específicas. Por ejemplo, una organización que maneja datos médicos en los EE.UU. probablemente buscaría una instalación que cumpla con los requisitos de HIPAA. Aunque la organización es responsable de cómo se manejan los datos en sus propios sistemas, ya sea en las instalaciones o en una instalación de colocación, el proveedor de colocación aún desempeña un papel en el cumplimiento de los requisitos de HIPAA para proteger el entorno físico. No obstante, cumplir con este tipo de regulaciones puede aumentar los gastos operativos del centro de datos, lo que significa que el cliente paga más.

  1. Servicios de apoyo

A menos que los clientes opten por servicios totalmente administrados, se espera que sus equipos de TI implementen y mantengan el hardware ellos mismos. Sin embargo, esto no siempre es práctico, en cuyo caso los clientes pueden pagar los servicios de manos remotas o técnicos en el sitio para llevar a cabo acciones específicas. Las manos remotas pueden realizar una variedad de tareas que van desde configurar el equipo hasta instalar software y reemplazar cables. Algunas instalaciones cobran una tarifa mensual mínima por un bloque específico de tiempo de manos remotas, con tarifas adicionales por excedente. Otras instalaciones cobran según sea necesario cuando se prestan los servicios.

Al evaluar las instalaciones de colocación, las organizaciones deben determinar cuándo se encuentra el personal de manos remotas en las instalaciones y cuánto tiempo se tarda en resolver un problema. Por ejemplo, si un servidor se congela a las 3 a.m., es posible que necesite un reinicio físico, pero si la instalación no cuenta con personal en las instalaciones en todo momento, los tiempos de respuesta pueden ser excesivamente largos mientras se espera que se llame a un técnico y que llegue al sitio. Una organización puede verse tentada a ahorrar costos mediante el uso de una instalación que no ofrece servicios las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pero los costos de tiempos de inactividad prolongados pueden ser mucho más elevados que los ahorros iniciales.

Hacer las preguntas correctas

Los 10 factores descritos aquí pueden proporcionar a los tomadores de decisiones un buen punto de partida para hacer preguntas sobre una instalación de colocación. Por ejemplo, pueden preguntar sobre requisitos especiales de hardware, cómo se calculan los cargos de energía, el nivel de tiempo de actividad garantizado o si la instalación cumple con las regulaciones de cumplimiento específicas. También deben obtener respuestas a cuestiones tales como si la ubicación es propensa a desastres, qué proveedores de telecomunicaciones se utilizan y qué anchos de banda ofrecen.

Los responsables de la toma de decisiones deben aprender todo lo posible sobre una instalación, incluidos detalles como la capacidad máxima de uso y los planes de mantenimiento del equipo. El objetivo es comprender la calidad de los servicios que se ofrecen, si esos servicios cumplirán con sus requisitos comerciales y exactamente cuánto costarán esos servicios. La cotización del precio de una instalación puede ser mucho más barata que la de otra instalación, pero si se tienen en cuenta las diferencias en la protección contra desastres, los servicios de soporte, la conectividad, la seguridad y el cumplimiento, es posible que esos ahorros no se acumulen como esperaba el cliente.

Investigue más sobre Instalaciones de centro de datos

Close