peshkova - Fotolia

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Escoja herramientas de integración de nube basadas en el modelo de las aplicaciones

La arquitectura de una aplicación afecta en gran medida sus capacidades de integración. Revise tres modelos populares de aplicaciones en la nube, posibles desafíos de integración y herramientas que pueden ayudar.

Los equipos de TI se enfrentan a una serie de desafíos cuando necesitan integrar aplicaciones en la nube. Y el alcance de estos desafíos depende de tres factores principales: el modelo de la aplicación, si hay varios proveedores en uso y la elección de una empresa de herramientas o suites de integración en la nube.

El desafío relacionado con el modelo o la arquitectura de una aplicación es el más crítico. La integración es la conexión de aplicaciones y componentes, y la arquitectura de esas aplicaciones influye en cómo se integran.

Si bien hay muchas arquitecturas de aplicaciones posibles, las tres más populares son el bus de servicio o el bus/cola de mensajes, el modelo front-end de la nube y el modelo de microservicios.

El modelo de bus de servicio

Las herramientas de integración de bus de servicio son familiares para la mayoría de los desarrolladores, y hasta que el modelo web de interfaces RESTful puso presión sobre las tecnologías más antiguas, como la arquitectura orientada a servicios (SOA), dominaron las aplicaciones empresariales. Un bus es un tipo de ruta de mensajes que siguen las transacciones, y está principalmente sujeto a las reglas comerciales que deciden qué aplicaciones se ejecutan. Las aplicaciones se conectan al bus y luego pueden recibir algunos de los mensajes, que generalmente son transacciones comerciales.

Este modelo puede ser un desafío en la nube porque presenta altos gastos generales y retrasos potenciales, y puede ocultar conexiones ineficientes entre la nube y un centro de datos. Como resultado, la tecnología de bus de servicio simple generalmente requiere herramientas y pasos de integración adicionales, y no es la mejor base para la integración de aplicaciones en la nube.

Sin embargo, estos problemas con los buses de servicio básico han impulsado una evolución hacia corredores de API más generales que son adecuados para diferentes tipos de interfaces, incluido SOA. Empresas como MuleSoft, líder en tecnologías de buses de servicio, ahora ofrecen amplias herramientas de integración de intermediarios API. Es mucho más probable que estos productos satisfagan las necesidades generales de integración en la nube.

El modelo front-end de nube

El modelo de aplicaciones de front-end en la nube consiste en un conjunto de componentes alojados en la nube que proporcionan la conexión entre los usuarios y las aplicaciones de negocios, así como también entre las propias aplicaciones de negocios. Este modelo es el más común para las empresas porque les permite mantener sus aplicaciones principales y bases de datos en su centro de datos y usar las transacciones de nube a campo desde múltiples fuentes.

Las herramientas de integración en la nube de los proveedores son la solución lógica para los problemas de integración del front-end, y también ofrecen herramientas especializadas para crear procesos de front-end de aplicaciones y back-end móviles. Siempre que sea posible, use estas herramientas para construir front-ends en la nube para sus aplicaciones de negocios. Sin embargo, estas herramientas no son portátiles entre los proveedores de la nube, por lo que si planea tener una implementación en varias nubes, deberá usar diferentes herramientas para cada proveedor. Además, los usuarios a menudo tienen que complementar las herramientas de front-end de los proveedores de nube con otras herramientas de integración en la nube.

El modelo de microservicios

El modelo de integración de microservicios generalmente requiere un elemento intermediario, como un intermediario de API, un gateway API o un patrón de diseño de escaparate que proporciona a los usuarios de microservicios acceso a procesos de microservicios. El problema es que las características y capacidades de estas herramientas varían y no resuelven todos los problemas de integración. De los tres, el gateway API es el más adecuado a largo plazo para la integración de la nube y la nube híbrida. El enfoque más simple, el modelo de escaparate, proporciona poco soporte para la integración dinámica o el equilibrio de carga, y la opción del intermediario de API proporciona solo el enlace de usuario y servicio; no introducirá características de escalabilidad y equilibrio de carga. Algunas plataformas, como Nginx, ofrecen un conjunto completo de herramientas de integración e intermediación con API de microservicios, algo que es importante para satisfacer las cambiantes necesidades de los microservicios.

Algunas de las mejores herramientas de integración de microservicios se encuentran en la nube. Azure Service Fabric de Microsoft, por ejemplo, se extiende a través de la nube, incluyendo las plataformas de otros proveedores de nube y en las instalaciones. Ofrece una sólida integración de microservicios y también admite otros modelos de integración en la nube. Estas herramientas se parecen a los intermediarios API de propósito general, pero están disponibles como un servicio alojado en la nube, lo que les permite integrarse estrechamente con otras herramientas de la nube.

Un enfoque centrado en APIs

El mercado continúa avanzando decididamente hacia un modelo de integración centrado en APIs, porque los desarrolladores pueden aplicarlo tanto a flujos de trabajo de aplicaciones tradicionales como a microservicios, así como a centros de datos y a la nube. Esto lleva a la pregunta de si un proveedor de la nube o un gateway API local es lo mejor, y la respuesta depende de sus propios planes de alojamiento de aplicaciones.

Aún así, incluso las gateways API no hacen todo. Productos como Dell Boomi, que se conocen como plataforma de integración como servicio (iPaaS), distribuyen todas las herramientas de integración necesarias en un solo paquete. Este enfoque avanza el estado de la integración en la nube porque maneja más de la implementación de la aplicación y las tareas del ciclo de vida. Sin embargo, aunque las suites iPaaS pueden ofrecer sus propias características similares a DevOps, rara vez brindan una integración explícita y profunda de DevOps. Esto significa que el lado operativo del procesamiento del ciclo de vida de la aplicación no está completamente conectado al lado de la integración. Esta integración de iPaaS a DevOps es el último paso importante que las herramientas de integración en la nube deben tomar para resolver todos los desafíos de implementación en nubes públicas, múltiples e híbridas. Ellos continúan acercándose a ese objetivo, pero aún no están del todo allí. Hasta que lleguemos allí, la integración en la nube aún requerirá herramientas algo separadas, y una sola suite probablemente no sea suficiente.

Este artículo se actualizó por última vez en julio 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close