Sergey Nivens - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Entienda las limitaciones al monitorear el rendimiento de la nube

Al monitorear el rendimiento de la nube, las organizaciones deben reconocer las limitaciones que vienen con los modelos SaaS, PaaS e IaaS, así como las arquitecturas de nube pública y privada.

Las herramientas necesarias para monitorear el rendimiento de la nube no son de una sola talla para todos. En cambio, las opciones de monitoreo giran en torno a dos consideraciones arquitectónicas: nubes públicas frente a privadas y qué tipo de servicio de nube necesita monitorear.

Cuando se busca monitorear el desempeño en su infraestructura en la nube, comprender las diferencias de arquitectura puede ayudar a aclarar dónde ocurren las posibles limitaciones.

La diferencia entre nubes públicas y privadas se reduce a la responsabilidad. Con las nubes públicas, una empresa se asociará con un proveedor de servicios de nube pública para hospedar y asumir la responsabilidad de administrar gran parte de la infraestructura subyacente.

Las nubes privadas, por otro lado, están diseñadas y construidas en las instalaciones o en un espacio de colocación de un proveedor de servicios. En cualquier caso, la empresa gestiona la infraestructura del centro de datos utilizando el software de gestión y orquestación de la nube.

La mayor diferencia entre el monitoreo de la nube pública y privada es el nivel de flexibilidad que se tiene al seleccionar las herramientas de monitoreo. Cuando trabaja con una nube privada, sus opciones de monitoreo son infinitas, ya que tiene control total sobre la infraestructura subyacente sobre la que se construye la plataforma en la nube. Por lo tanto, puede instalar cualquier tipo de herramientas de monitoreo de rendimiento que elija.

Sin embargo, mientras trabaja en nubes públicas, está mucho más restringido y solo puede usar las herramientas que el proveedor de servicios ofrece o permite.

Monitoreo de plataformas SaaS, PaaS e IaaS

La mayoría de las empresas encuentran que las nubes públicas son más rentables. La siguiente decisión que debe tomar es qué nivel de servicio desea que ofrezca su proveedor de servicios de nube pública. Estos niveles de servicio comúnmente se clasifican en una de tres categorías: SaaS, PaaS e IaaS.

Monitoreo de SaaS. Al investigar cómo monitorear el rendimiento de la nube SaaS, inmediatamente notará que sus opciones y métodos son limitados en comparación con otros modelos de nube. Esto se debe a que el proveedor de servicios controla la nube desde la infraestructura hasta la aplicación.

El monitoreo de las nubes SaaS se reduce a la experiencia total desde el usuario final a la nube SaaS. Por lo tanto, el monitoreo de la ruta del usuario final desde el ISP a la nube pública es de suma importancia. Esto incluye la supervisión de la latencia del servicio en la nube, la velocidad y accesibilidad del sistema de nombres de dominio, y la capacidad de respuesta de la red de entrega de contenido desde la perspectiva del usuario final.

El nivel de monitoreo de rendimiento requerido por una empresa debe ser un factor clave en qué tipo de arquitectura de nube elige.

Además, las herramientas de seguridad, como las puertas de enlace web seguras, los firewalls basados ​​en cliente o en la nube y las herramientas de prevención de pérdida de datos, pueden afectar el rendimiento de SaaS y también deben ser monitoreadas.

Monitoreo de PaaS. Pasar de un modelo SaaS a una arquitectura PaaS le da a los administradores de los clientes un poco más de visibilidad en la nube. Las plataformas PaaS permiten a los administradores monitorear la ruta desde el usuario final a la nube, así como a los servicios dentro de la nube.

Los administradores pueden monitorear y crear líneas de base para las métricas de carga de trabajo de la aplicación, como CPU, memoria, solicitudes de servicio mínimas/máximas y tiempos de respuesta del servicio. Luego, estos datos se pueden usar para vigilar el rendimiento y notificar a los administradores cuando una métrica tiene una tendencia por encima o por debajo de los niveles de referencia del rendimiento normal.

Monitoreo de IaaS. Con IaaS, usted obtiene toda la visibilidad de los modelos SaaS y PaaS, junto con una visibilidad adicional hasta el nivel del sistema operativo del servidor. En la mayoría de los casos con IaaS, su visibilidad del rendimiento desde el usuario final a la aplicación es idéntica a la de una implementación local. Esto significa que obtendrá visibilidad del rendimiento del sistema operativo, incluida la memoria, la CPU y la capacidad de almacenamiento asignada para cada componente. La supervisión del rendimiento asume un nuevo rol en esta situación, ya que los equipos de TI pueden mejorar el tamaño de los servidores para satisfacer las expectativas de rendimiento de la nube.

La gestión de la nube abarca varias áreas, incluida el monitoreo del rendimiento y las consideraciones de costos.

La gestión de la nube abarca varias áreas, incluida el monitoreo del rendimiento y las consideraciones de costos.

Sin embargo, una deficiencia de IaaS es que la visibilidad que proporciona IaaS en una red aprovisionada en la nube es algo engañosa. La razón de esto es que la red en la nube visible para los clientes de IaaS es una superposición virtualizada de una red en la nube mucho más grande administrada por el proveedor. Por lo tanto, los problemas dentro de la red subyacente pueden causar problemas de rendimiento, pero están ocultos a la vista. Por eso es importante recordar que, incluso con la máxima visibilidad proporcionada por las nubes públicas de IaaS, aún no es el nivel de visibilidad que se obtiene al administrar su propia red de centros de datos locales.

Tenga en cuenta el monitoreo del rendimiento al elegir un modelo de nube

Como puede ver, el nivel de visibilidad del monitoreo de rendimiento cambia según el modelo de nube que utilice. Dentro de las nubes privadas, las capacidades de monitoreo de rendimiento son prácticamente ilimitadas. Sin embargo, una vez que comienza a ceder la responsabilidad de administrar los componentes de la infraestructura a un proveedor externo de servicios en la nube, la visibilidad del rendimiento disminuye. Por lo tanto, el nivel de monitoreo de rendimiento requerido por una empresa debe ser un factor clave en qué tipo de arquitectura de nube elige.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close