Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

El canal de fibra virtual de Hyper-V 3.0 abre la puerta a una mayor carga de trabajo

En Hyper-V 3.0, el canal de fibra virtual puede facilitar virtualizar los servidores que precisan de una conexión directa a almacenamientos

Con Hyper-V 3.0, cuyo lanzamiento se espera después del de Windows Server 2012, previsto para primeros de septiembre, Microsoft tiene pensado incluir un considerable número de novedades. Una característica que va a beneficiar, sin duda, a los administradores que tienen que gestionar almacenamientos, es el canal de fibra virtual. Dicho en breve, el canal de fibra virtual permite conectar las máquinas virtuales (VM) directamente con el almacenamiento basado en canal de fibra virtual.

El canal de fibra virtual es importante por varias razones. Para empezar, esta tecnología hace muy práctico poder virtualizar aquellos servidores que quizá antes no habían sido considerados para ello. Antiguamente, cuando la carga de un servidor requería de una conexión directa a un almacenamiento basado en canal de fibra, esa carga de trabajo no era fácilmente virtualizable. (Sin un canal de fibra virtual la conexión directa solo podía hacerse empleando un sistema SCSI – pero esta solución tenía notables ineficiencias y podía reducir la capacidad del sistema). Con Hyper-V 3.0 y el canal de fibra virtual todo esto va a cambiar.

El canal de fibra virtual también permite a los administradores poder ser más creativos a la hora de plantear la virtualización de su estructura. Por ejemplo, los administradores pueden construir clústeres basados en canal de fibra a nivel de invitados. La tecnología puede incluso hacer posible la creación de SAN virtuales.

Requisitos y limitaciones del canal de fibra virtual

El soporte del sistema operativo al canal de fibra virtual es increíblemente flexible. Aunque la tecnología sobre la que se basa es la de Hyper-V 3.0/Windows Server 2012, el sistema es compatible con VM que ejecutan Windows Server 2008 y 2008 R2. Obviamente, el host de virtualización no tiene que ejecutar Hyper-V 3.0. Dicho esto, igual que ocurre con todas las tecnologías nuevas, hay ciertas limitaciones y requisitos asociados al uso del canal de fibra virtual.

La mayoría de esas limitaciones están en el nivel de hardware. Por ejemplo, no es suficiente con equipar el servidor host con uno o varios adaptadores de bus host para canal de fibra. Los adaptadores de bus host físicos deben admitir la tecnología de canal de fibra virtual. Por tanto elimina la posibilidad de usar adaptadores de bus host existentes.

Además, los puertos físicos presentes en los adaptadores de bus host deben configurarse bajo una topología que soporte NPIV, dado que la implementación del canal de fibra virtual de Microsoft se basa en la asignación NPIV. (Esta limitación afecta solamente a los puertos que utilizan canal de fibra virtual – no a otros puertos de canal de fibra que puedan existir en el servidor). Los puertos del adaptador de bus host que estén siendo utilizados para canal de fibra virtual deben estar conectados a una SAN con capacidades NPIV. Además esa SAN debe configurarse de manera que el almacenamiento SAN se presente en las VM como una serie de unidades lógicas.

En el mapeado NPIV, una serie de NPIV virtuales se asignan a un único N_port (puerto de nodo) en un adaptador de bus host físico de canal de fibra. En cuanto el administrador equipe una VM para poder usar canal de fibra virtual, Hyper-V se encarga de que dotar esa VM con un puerto virtual NPIV, que se asigna a un N_port físico. Cuando la VM se apaga, se elimina ese puerto virtual hasta la próxima vez que esa VM esté conectada.

Consideraciones adicionales

Una de las consideraciones más importantes sobre el canal de fibra virtual es la forma en que puede afectar a la capacidad de migrar en vivo una VM a otro host.

La migración en vivo está plenamente sustentada para ser usada con VM que están configuradas para usar canal de fibra virtual, pero conviene asegurarse de que cada máquina host esté equipada con los adaptadores de bus host necesarios.

En estos momentos Hyper-V 3.0 permite migrar VM en vivo sin perder la conectividad del canal de fibra virtual durante el proceso. Esto se debe a que Hyper-V asigna dos nombres World Wide Name diferentes a cada adaptador de bus host. El proceso de migración en vivo funciona justamente alternando esos dos nombres World Wide Name, de manera que el host de destino establece una conectividad de almacenamiento antes de migrar la VM. Este planteamiento no solo garantiza la conectividad del canal de fibra virtual del host de destino, sino que también garantiza que no se deteriorará la conectividad de almacenamiento durante el proceso de migración en vivo.

Este artículo se actualizó por última vez en noviembre 2012

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close