Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Diez señales que revelan si usted está preparado para una red de almacenamiento (SAN)

Las SAN suelen estar reservadas a las grandes empresas, pero las PyMEs ya están implementándolas. He aquí diez señales que indican si está preparado para una SAN.

Las redes de almacenamiento (SAN) son esenciales para las grandes empresas y se están haciendo cada vez más populares en las PyMEs. A pesar de su costo y complejidad, muchas PyMEs están descubriendo que las SAN tienen sentido dadas sus necesidades de almacenamiento. Sin embargo, una red de almacenamiento no es siempre la mejor elección para cualquier PyME.

A continuación ofrecemos 10 razones por las que usted podría querer considerar seriamente una red de almacenamiento para su empresa y pasar de un almacenamiento adjunto directo (DAS) o un almacenamiento adjunto a la red (NAS) a una SAN.

El acceso a los archivos se está ralentizando

Si su LAN no puede mantenerse a la par de las demandas exigidas del sistema, el acceso a los archivos se ralentiza. Una SAN no solamente descarga el almacenamiento de LAN, también maneja las operaciones de almacenamiento más rápidamente porque las SAN tienen un almacenamiento optimizado.

Su colección de dispositivos de NAS es cada vez más difícil de gestionar

Las cajas NAS simples son una manera rápida, sencilla y barata de aumentar su almacenamiento. Sin embargo, están diseñadas como dispositivos autónomos y no escalan bien. Si exige mucho de ellas, verá que su almacenamiento resulta más difícil de gestionar. Algunos síntomas de que se están volviendo demasiado difíciles de manejar serían que usted está haciendo la misma tarea de gestión 23 veces en diferentes sistemas NAS y tiene que mover de forma manual los archivos a diferentes cajas de almacenamiento de la red para equilibrar su carga.

Sus necesidades de almacenamiento están aumentando más rápido de lo que esperaba

El almacenamiento aumenta, pero si su almacenamiento está aumentando más rápidamente de lo que usted había planeado, usted necesita recurrir a algo como una SAN que le ayude a mantener bajo control el almacenamiento. Las SAN no solamente disponen de herramientas de gestión para manejar grandes cantidades de almacenamiento, sino que además las características para equilibrar la carga de una SAN le permiten incrementar la utilización del almacenamiento.

La congestión de la red está perjudicando al rendimiento global del sistema

La consecuencia evidente de una gran transferencia de archivos dentro una red es que el acceso a estos la ralentiza.  La consecuencia menos evidente es el colapso de todas las funcionalidades de la red, no sólo del acceso a los archivos. En el peor de los casos, además, la red se vuelve inestable.

La gestión del sistema de almacenamiento cada vez consume más tiempo

A medida que aumenta el número de dispositivos de almacenamiento de la LAN se dispara también el tiempo necesario para gestionarlos. Además de gestionar los dispositivos individuales de almacenamiento, usted tiene que encargarse de su coordinación para equilibrar las cargas, optimizar su utilización, ajustarlos a efectos del rendimiento, etc. Una SAN, por definición, le proporciona un eje único de gestión del almacenamiento, lo que permite ahorrar tiempo y esfuerzos.

Está llevando a cabo un proceso de centralización de sus tecnologías de la información

Si está emprendiendo una reestructuración de sus sistemas de tecnologías de la información, es el momento perfecto para implantar una red de área de almacenamiento. Mediante la integración de recursos TIC, la virtualización de servidores y sistemas de almacenamiento, etc., las empresas están rediseñando sus arquitecturas informáticas para adaptarlas a sus nuevas políticas comerciales, beneficiarse de las ventajas de las nuevas tecnologías, reducir costos y ganar en competitividad.  El proceso de centralización de su estructura de datos constituye el contexto perfecto para plantearse adoptar un sistema de red de área de almacenamiento. Las SAN representan el medio natural de integración de servidores  y sistemas de almacenamiento virtuales, a la par que aúnan otras novedosas técnicas de almacenamiento.

Las copias de seguridad exceden la franja de tiempo prevista para su ejecución

Las SAN amplían la franja de tiempo para la ejecución de los backups al aumentar la velocidad de las transferencias de archivos de la copia de seguridad. De hecho, una red de área de almacenamiento bien diseñada contribuye enormemente a eliminar los límites temporales para la realización del backup, ya que permite realizar las copias de seguridad aun en los momentos de mayor carga de trabajo de la LAN, con escasa o nula interferencia en el rendimiento.

Su red alberga gran número de archivos que ocupan varios megabytes cada uno

Los archivos pesados requieren una red rápida, especialmente para la realización de tareas como la edición de vídeo. No fue casualidad, por tanto, que una de las primeras áreas en las que se implantaron las SAN fuera la de edición de vídeos. Las redes SAN pueden adaptarse al tamaño de los archivos que necesita extraer o exportar al sistema de almacenamiento, de manera que la LAN pueda reservarse para el uso del correo electrónico y otras actividades del día a día.

Necesita que su red ofrezca escalabilidad

Las redes SAN presentan mayor grado de escalabilidad que ningún otro sistema. Se puede empezar con una pequeña capacidad para después añadir conmutadores y matrices de almacenamiento que permitan ampliar la SAN hasta límites que superan las necesidades que cualquier pyme pueda experimentar. Una SAN bien diseñada admitirá cualquier grado de escalamiento necesario para satisfacer los requisitos que suelen presentar las PyMEs.

Necesita transferir una enorme cantidad de datos rápidamente de un lugar a otro del sistema

Las topologías multifuente y multidestino salen beneficiadas con una arquitectura de conmutadores como la que ofrecen las SAN. En función de las características de los flujos de datos de su empresa, puede optar por segmentar el sistema para asegurar la “cercanía topológica” de los usuarios a los servidores que les proporcionan hospedaje, o bien por configurar la red para mejorar la accesibilidad global entre servidores y usuarios a lo largo y ancho de la red. En caso de que, posteriormente, se dé cuenta de que esta configuración inicial no es la más adecuada, puede rediseñar la red sin tener que recurrir, en la mayoría de los casos, a añadir nuevos dispositivos.

Es probable que usted, actualmente, no presente todos estos síntomas. Si sólo experimenta alguno de ellos, pueden aplicarse otras soluciones, más baratas, a sus necesidades de almacenamiento: por ejemplo, si el acceso a los archivos se ralentiza, la primera medida que debe adoptarse es la realización de un análisis de las operaciones con archivos que se llevan a cabo, con el fin de localizar los puntos donde se producen los "atascos" y reajustar el sistema de transmisión en consecuencia. Sin embargo, si el sistema con el que trabaja muestra varios de estos síntomas, debe plantearse seriamente la adquisición de una red de área de almacenamiento.

Sobre el autor: Rick Cook es especialista en artículos relacionados con los distintos aspectos de los sistemas de almacenamiento y de su gestión.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close