Art Allianz - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Datos como divisas: Cinco pasos para obtener el valor máximo de sus activos digitales

En este consejo, aprenda estrategias de gestión de la información digital para tomar ventaja de los datos crecientes como movimientos de divisas.

Realizar negocios en internet ha cambiado fundamentalmente la naturaleza de las transacciones comerciales de maneras que las empresas apenas están ahora empezando a explotar. Empresas tales como proveedores de producción, redes comerciales y firmas de transporte están moviendo datos continuamente a medida que la información se intercambia durante las transacciones. Y ahora, en lugar de pagar con dinero, los compradores o concesionarios están usando datos como moneda.

Leyó usted bien: Además de las transferencias de rutina de los datos necesarios para completar una transacción, las empresas ahora están excavando en sus vastos archivos digitales y entregando  datos en lugar de dinero en efectivo.

Por ejemplo, considere un fabricante de electrodomésticos que le vende a una cadena nacional de tiendas al por menor. El fabricante puede estar dispuesto a recibir el 85% de sus precios mayoristas tradicionales de lavadoras si puede recibir datos de ventas que ayuden a orientar mejor la demanda de ventas de refrigeradores y compactadores de basura entre los clientes existentes de lavadoras.

A su vez, los vendedores o licenciatarios están utilizando los datos que reciben para producir analíticas más grandes, más rápidas y más eficaces que permitan a ambas partes perseguir nueva riqueza. Estos datos analíticos pueden definir mejor mercados, hacer más claras tendencias de los consumidores, y ayudar a determinar oportunidades de innovación. Para ayudar a asegurar que sus procesos de gestión de información digital son "tan bueno como el oro", aquí hay cinco estrategias que su empresa puede abrazar para ganar impulso y participar en el movimiento emergente de datos como divisas.

Construya reglas para datos de entrada

Casi todos los activos digitales de su empresa incluirán datos adquiridos externamente, ya sea de  clientes, proveedores u otras fuentes en las que la empresa se basa para realizar negocios. Si no puede certificar que los datos de entrada se han regido por reglas que determinan su veracidad y cumplimiento, los datos tienen poco valor posterior abajo como sustitución por dinero.

Las reglas de gobierno no solo deben abordar cómo sus operaciones internas manejan los datos, las reglas también deben trabajar para calificar los datos entrantes. Por ejemplo, usted no querría adquirir datos personales de un tercero sin saber que todas las reglas de privacidad relevantes y los consentimientos de los interesados ​​se han satisfecho. Lo mismo es cierto para cualquier otra norma de cumplimiento o de gestión de riesgos; no ignore la etapa de investigación de antecedentes de los datos, pues con ello puede introducir el riesgo de que eso cree problemas legales más adelante.

Cree registros de desempeño efectivos

Las herramientas de análisis de big data se pueden utilizar para filtrar agresivamente los datos entrantes para calificar la forma en que se gobiernan. Los datos sospechosos deben ser embargados o rechazados. La clave es crear registros eficaces de lo bien que su empresa ha aplicado y ejecutado sus propias reglas de gobierno de la información. Estos registros permiten a las partes involucradas posteriormente calificar más rápidamente los datos y en volúmenes más grandes, lo que aumenta su valor y utilidad funcional. Sin los registros (que también tienen que ser digitales para permitir evaluaciones automatizadas), los actores posteriores requerirán más diligencia debida. Eso lleva tiempo y cuesta dinero, lo que reduce el valor de sus datos como moneda.

Cumpla con las regulaciones oficiales

El "consumidor" externo más grande de los activos de datos internos de una empresa son las autoridades públicas. El reglamento SCI, que fue publicado recientemente por la Comisión de Seguridad e Intercambio de los Estados Unidos, es un paso importante hacia las regulaciones oficiales que determinan cómo la arquitectura empresarial, la seguridad de la información y el gobierno de la información deben registrarse a lo largo de los activos internos y de nube distribuida de una empresa. El incumplimiento de estas reglas disminuye la confianza que cualquier tercero tiene al aceptar datos a cambio de dinero. Después de todo, ¿qué tipo de valor puede derivarse de registros digitales que no son aceptables bajo las regulaciones de cumplimiento del gobierno?

Evolucione hacia la gobernanza basada en estándares

Cuando las empresas utilizan normas internas en lugar de estándares públicos disponibles para diseñar y operar sus sistemas de información, los activos digitales relacionados son más engorrosos de ofrecer en sustitución de dinero. Miles de adquisiciones corporativas han demostrado lo difícil que puede ser alinear e integrar diferentes sistemas de información. Estas luchas por lo general se derivan de reglas dispares y propietarias empleadas por ambos lados.

Las mismas luchas existen para satisfacer la demanda del mercado de activos de datos valiosos. Las empresas que no han evolucionado hacia un gobierno basado en estándares usan sus propias reglas. Como resultado, el usuario intermedio debe llevar a cabo una debida diligencia adicional. La alineación de sus datos con estándares ampliamente reconocidos puede eliminar los costos de producción adicionales que reducen el valor que alguien está dispuesto a pagar por sus datos.

Los estándares son reglas compartidas. Con estándares aplicados, ambos lados de una transacción en la que la moneda de datos se ofrece como pago, conocen y comparten las mismas reglas. Los estándares eliminan la fricción en la transacción, y por lo tanto aceleran los tratos de negocios. Cuando ese no es el caso, sus datos tienen menos valor.

Ponga prioridad sobre los datos que crean nueva riqueza

Los registros de eventos, los registros de rendimiento, los registros de cumplimiento, los registros de gestión de identidad: todos son fundamentales para la eficacia continua de su empresa y su uso rentable de la tecnología. Los activos de datos creados por estos registros, sin embargo, pueden no ser los más valorados por los clientes potenciales de sus datos. Al igual que con todas las grandes empresas, deben establecerse las prioridades: ¿Qué activos de datos bajo su control son los más valorados después por sus clientes, así como los distribuidores o minoristas de sus productos? Estos son los consumidores externos más importantes de sus datos corporativos que ayudarán a crear nueva riqueza.

La belleza de estos ejemplos de gestión de la información digital es que los mismos datos pueden tener más de un cliente. Si usted puede tener éxito en permitir que la alta dirección reconozca que sus activos digitales corporativos pueden ser intercambiados como dinero en efectivo y crear nueva riqueza desde múltiples clientes, usted recorrerá un largo camino hacia la adquisición del apoyo necesario para construir y alcanzar una gobernanza eficaz de la información.

Sobre el autor: Jeffrey Ritter es experto en la complejidad convergente del gobierno de la información, seguridad, uso de la información digital como evidencia y la emergencia de los servicios basados ​​en la nube. Él aconseja a las empresas y los gobiernos sobre estrategias exitosas del siglo 21 para la gestión de la información digital con valor legal y de negocios. Actualmente, está desarrollando y enseñando cursos sobre gobierno de la información en la Whiting School de Ingeniería de la Universidad Johns Hopkins y en la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown.

Este artículo se actualizó por última vez en octubre 2015

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close