carloscastilla - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cree un modelo PaaS para portabilidad de aplicaciones

Algunas ofertas de PaaS tienen funciones especializadas que limitan los usuarios, y sus aplicaciones, a un proveedor específico. Considere los contenedores y otras tecnologías para una mayor flexibilidad PaaS.

Si bien la infraestructura como servicio sigue siendo la oferta estándar de nube pública, los usuarios están cada vez más interesados ​​en la plataforma como servicio, ya que puede reducir los costos y simplificar las operaciones. Pero la mayoría de las ofertas de PaaS tienen sistemas operativos o funciones de middleware especializados, que pueden bloquear al usuario.

Una oferta PaaS portátil –capaz de trabajar a través de múltiples plataformas de nube y proveedores– podría ofrecer una solución. Hay varias maneras en que las organizaciones pueden lograr esto. Pero, primero, es importante entender los factores que impulsan la adopción de PaaS.

Los usuarios adoptan un modelo PaaS por tres razones principales:

  1. Debido a que PaaS incluye un sistema operativo y middleware, se reduce el costo de la licencia y el soporte a esos elementos. Esta reducción puede más que compensar la diferencia de precio entre PaaS y la infraestructura como servicio (IaaS).
  2. Los servicios incluidos en PaaS están estandarizados para todas las aplicaciones, lo que puede agilizar el despliegue de nube híbrida.
  3. Algunas nubes IaaS, como Amazon Web Services, tienen servicios web muy útiles que crean un entorno PaaS. Los equipos de TI y los desarrolladores pueden agregar estos servicios a una aplicación para mejorar el rendimiento o la funcionalidad.

Es importante el modo en que un modelo PaaS portátil se apila en estas tres áreas, y cómo se puede mover entre varios entornos de nube pública y centros de datos privados. Pero abordar todas estas necesidades con un único enfoque PaaS puede ser difícil, por lo que las empresas deben dar prioridad a sus objetivos de PaaS, o esperar a combinar múltiples enfoques.

Cuatro maneras de lograr un modelo PaaS portátil

Una manera de asegurar que su entorno PaaS pueda trabajar en múltiples nubes o centros de datos es adoptar tecnología de contenedores, como Docker, para hospedar aplicaciones. Las arquitecturas de contenedor comparten un sistema operativo, pero proporcionan una copia del middleware y elementos del sistema de archivos a cada contenedor. En la mayoría de los casos, incluso con Docker, es posible estandarizar el middleware a través de las imágenes de contenedor, pero también es posible crear imágenes de contenedor especializadas para la aplicación y el componente. Los equipos de desarrollo pueden, entonces, mover estos contenedores a través de entornos, y ejecutarlos en cualquier sistema contenedor del mismo tipo, alojado en la nube o en el centro de datos.

Hay una serie de herramientas de software de código abierto que aumentan a Docker para que sea más parecido a PaaS. Deis, Flynn y Tsuru son algunos ejemplos, y todos son bastante fáciles de usar. Ellas mejoran la capacidad de Docker para desplegar aplicaciones en contenedores a través de múltiples proveedores de nube.

Otra forma de lograr un modelo PaaS portátil es seleccionar los componentes del sistema operativo y del middleware que tengan términos de licencia perdonables –es decir, precios modestos por copia o descuentos por usos múltiples– y luego estandarizarlos a través de sus componentes alojados en la nube y de centros de datos. Usted tendría la opción de usar ya sea máquinas virtuales IaaS o servicios en nube basados ​​en contenedores. Entonces, puede utilizar herramientas para construir imágenes de máquina o imágenes de contenedores para comprobar las versiones de middleware y OS, y asegurarse de que implementa la misma versión en todas partes.

Este enfoque puede ser un desafío cuando las aplicaciones en la nube se expanden, o si las aplicaciones o el OS y el middleware subyacente cambian con frecuencia. Estas complicaciones introducirán errores y mayores costos de operación, a menos que haya soporte de software para simplificar la tarea. Los equipos de TI pueden crear este soporte utilizando herramientas ampliadas –las herramientas de VMware son bien conocidas por construir imágenes de máquinas–, pero en algún momento se hace necesario buscar herramientas cuyo objetivo específico sea construir un entorno PaaS.

El tercer modelo para usar PaaS a través de múltiples nubes es usar una tecnología de nube que despliegue PaaS en IaaS o servidores bare-metal. Cloud Foundry y OpenShift son ejemplos de estas herramientas, pero los nuevos productos, como Morpheus, están ganando atención. Estos productos son herramientas de implementación en nube o gestión de nube que permiten a los usuarios crear y desplegar aplicaciones basadas en middleware estándar y elementos del OS. Las empresas las usan para crear un modelo PaaS que puede cruzar los límites del proveedor de la nube o varios tipos de servidores. Estas herramientas armonizan los elementos del OS y el middleware para construir un PaaS verdadero, manejando la tarea desalentadora de administrar versiones y poner en marcha actualizaciones de middleware a través de múltiples sistemas. Sin embargo, son complejos de aprender y utilizar, y son los más adecuados para las empresas con un gran personal de soporte.

Además, aunque este enfoque PaaS proporciona portabilidad y reduce la carga operativa de mantener las aplicaciones en un ambiente multinube o híbrido, no cambiará los costos de licencias. Si ese es su objetivo con PaaS, este enfoque podría no ser el mejor.

Una cuarta manera de lograr un modelo PaaS portátil implica microservicios. Las organizaciones podrían tomar componentes de la aplicación que necesitan un middleware especializado, y convertirlos en servicios que son llamados bajo demanda por el resto de la aplicación. Esto limitaría el middleware a los servicios, reduciendo la complejidad y los costos de licencias, y asegurando la uniformidad de la implementación. Los equipos de TI pueden utilizar el mismo enfoque basado en servicios para crear una versión privada de servicios web que no ofrecen todos los proveedores de IaaS, permitiendo que las aplicaciones que dependen de esos servicios web sean portátiles a través de todas las nubes IaaS.

El riesgo aquí es el rendimiento. El middleware a menudo está altamente integrado con las aplicaciones, y la separación de la funcionalidad utilizada con frecuencia como servicio introduce retrasos en la red y problemas de rendimiento. Pero una selección cuidadosa de sus objetivos y el control de los retrasos pueden hacer valioso este modelo, en particular para armonizar los servicios web entre los proveedores de la nube.

Un tamaño de PaaS portátil no servirá para todo, ni hoy, ni probablemente en el futuro. La buena noticia es que las organizaciones pueden combinar algunas, o varias, opciones para ganar las eficiencias de PaaS que desean, sin bloquearse con un solo proveedor de nube. Puede tomar tiempo montar el mejor modelo de PaaS, pero valdrá la pena.

Próximos pasos

Más sobre PaaS:

Seguridad PaaS: Cuatro reglas para bajar los riesgos empresariales

Progress ofrecerá la PaaS de Modulus para aplicaciones de uso intensivo de datos

Los principales tips de 2015 para la tecnología de contenedores Docker

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close