kentoh - Fotolia

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Considere dispositivos de almacenamiento secundarios para su estrategia de respaldo

Un dispositivo de almacenamiento secundario podría ser un elemento importante de su plataforma de protección de datos. Analice la accesibilidad, la velocidad, la escalabilidad y el costo antes de dar el salto.

Cuando piensa en copias de seguridad de datos (backups o respaldos), probablemente se centra en hacer copias de seguridad de sus cargas de trabajo críticas. Pero algunos de sus datos respaldados pueden no ajustarse al criterio de una carga de trabajo crítica (conjuntos de datos que residen en el almacenamiento primario y que son necesarios para la recuperación) porque no cambian con el tiempo o serán archivados.

En cambio, los datos no críticos deben residir en dispositivos de almacenamiento secundarios, lo que equivale a un almacenamiento no volátil que ofrece protección de datos y funciones de archivo. Una manera más elaborada de definir estos dispositivos es utilizar un almacenamiento razonablemente rápido y rentable para acceder a los datos que pueden o no ser necesarios de forma regular para fines de recuperación y archivo.

Si no está seguro si necesita dispositivos de almacenamiento secundarios como parte de su estrategia de respaldo, considere si tiene alguno de los siguientes conjuntos de datos (o un conjunto similar):

  • máquinas virtuales de imagen dorada;
  • datos científicos;
  • datos de referencia;
  • datos operativos más antiguos que ya no se necesitan diariamente (por ejemplo, todos los archivos de marketing creados en 2014); y
  • datos para ser archivados.

Este tipo de datos puede ser necesario algún día como parte de un esfuerzo de recuperación, pero no son necesarios como parte de su estrategia de recuperación en torno a cargas de trabajo críticas. Para garantizar que se pueda acceder a estos datos para la recuperación, se deben usar dispositivos de almacenamiento secundarios. Algunas opciones comunes incluyen lo siguiente:

Matrices de almacenamiento flash. Típicamente visto como almacenamiento conectado a la red, el almacenamiento basado en flash proporciona un acceso mucho más rápido que el almacenamiento basado en disco, con una latencia menor y menos propenso a fallas. Un desafío con estas matrices es la cuestión del costo frente a la utilización; busque productos de almacenamiento escalables para permitir más gasto según sea necesario.

Discos duros externos. Con la llegada de USB 3.0, las velocidades de rendimiento de un disco externo son bastante impresionantes, lo que los convierte en una opción para las organizaciones que buscan realizar copias de seguridad fuera del sitio con relativa facilidad. El desafío es que, incluso con USB 3.0, aún le queda la viabilidad de que esta opción dependa del tipo de unidad.

Unidades de disco duros. Si bien la mayoría se está alejando del disco giratorio, las unidades de disco duro aún cumplen con la definición y siguen siendo una opción viable, y a menudo menos costosa. Muchas organizaciones usan discos duros para el almacenamiento secundario, dado que los datos almacenados allí generalmente no tienen requisitos de recuperación rápida.

La nube. En muchos casos, los proveedores de la nube pueden proporcionar un almacenamiento más rápido a un costo más bajo del que usted podría obtener. Existen varios niveles de almacenamiento, junto con la administración de almacenamiento para mover datos entre niveles para mantener los costos de almacenamiento al mínimo. Y con los avances en las tecnologías de deduplicación y compresión, las velocidades de copia de seguridad y recuperación a menudo son comparables con el hardware local.

Opciones heredadas. Las opciones como los medios ópticos y la cinta magnética todavía son posibles hoy en día. Pero estas tecnologías más antiguas tienen velocidades de acceso y recuperación más lentas que las hacen menos deseables y solo son realmente aplicables para el almacenamiento secundario o incluso para las opciones de almacenamiento fuera del sitio.

Almacenamiento definido por software. Los proveedores externos se han tomado la molestia de administrar múltiples niveles de almacenamiento y simplificarlos con la automatización de administración de datos basada en políticas. Si bien se parece más a una capa en la parte superior de las capas de almacenamiento secundario e incluso terciario, el almacenamiento definido por software (SDS) podría ser el medio por el cual utilice todo su hardware de almacenamiento existente de manera más uniforme.

Elección de dispositivos de almacenamiento secundarios

Hay algunas consideraciones a tomar en cuenta al planificar una estrategia de respaldo y recuperación mediante el almacenamiento secundario.

Accesibilidad. En la regla de copia de seguridad 3-2-1 bien conocida, el 1 representa "1 copia fuera del sitio" a la que siempre se puede acceder, incluso si su edificio se quema. Pero en el modo de operación de hoy y en cualquier lugar con la nube, la accesibilidad también significa la velocidad a la que puede recuperar los datos, lo que significa "tener en sus manos para que luego pueda recuperarlo".

Esta es una de las razones por las que muchas organizaciones buscan opciones de almacenamiento en frío y caliente en la nube; los datos son accesibles con tiempos de recuperación definidos, lo que le permite planificar de forma proactiva los escenarios de recuperación para los datos secundarios.

Velocidad. En teoría, un DVD-RW es un almacenamiento secundario. Pero la velocidad de almacenamiento y recuperación de datos es demasiado lenta para la mayoría de las organizaciones, sin mencionar el almacenamiento limitado. En este punto, es fundamental pensar en la velocidad de recuperación y recuperación: revise los requisitos de recuperación de cualquier información almacenada en el almacenamiento secundario, y retroceda al dispositivo o medio específico para ver si será lo suficientemente rápido como para satisfacer sus necesidades.

Escalabilidad. Si bien los conjuntos de datos que se almacenan a largo plazo no crecen (generalmente son estáticos), la cantidad de conjuntos de datos puede crecer, según su estrategia de retención. Por ejemplo, puede colocar todos los datos que tengan más de un año en el almacenamiento secundario. Eso significa que la información general alojada en un dispositivo de almacenamiento secundario crecerá con el tiempo. Debe asegurarse de que, independientemente del tipo de dispositivo que elija, tenga la capacidad de satisfacer las necesidades secundarias de almacenamiento de la organización.

Rentabilidad. Hay un equilibrio que debe encontrarse entre las tres consideraciones anteriores. Sugiero que comparen el costo de sus dispositivos de almacenamiento secundario preseleccionados con algunos escenarios de recuperación del mundo real. Calculen la velocidad de recuperación de datos, recuperación, etc. para determinar si vale la pena gastar el presupuesto adicional en una opción sobre otra.

Tener en cuenta los dispositivos de almacenamiento secundario puede ser la próxima evolución en su estrategia de copia de seguridad de datos, que necesita al menos dos niveles para ser efectiva. El nivel primario hace que los datos y sistemas críticos se vuelvan a ejecutar, mientras que el nivel secundario se enfoca en los datos que puede o no necesitar después de la recuperación. Y para cada nivel de datos, necesita hardware, ya sea en las instalaciones o en la nube, que cumpla con los requisitos operativos, financieros y técnicos planteados por la organización.

Este artículo se actualizó por última vez en septiembre 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close