Ahileos - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Compras seguras con los consejos de Unisys para el Buen Fin

He aquí algunas mejores prácticas de seguridad que comparte Unisys para quienes realicen sus compras por medios electrónicos durante este Buen Fin.

En estos días se lleva a cabo la sexta edición del Buen Fin en México, del viernes 18 al lunes 21 de noviembre, y los analistas estiman que se rebasarán los resultados de los años anteriores.

La Secretaría de Economía, en conjunto con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) y la Asociación de Bancos de México (ABM), esperan un crecimiento de 5% respecto a 2015, por lo que las ventas que se realicen en el Buen Fin podrían alcanzar un monto de $84,100 millones de pesos.

Inspirado en el Viernes Negro de Estados Unidos, el Buen Fin surgió en México en 2011 a iniciativa del Gobierno Federal y el sector empresarial con el fin de incentivar y fortalecer el consumo interno. La idea principal es que durante el “fin de semana más barato del año”, comercios de distintos sectores ofrezcan descuentos y promociones en sus productos y servicios, de manera tal que los consumidores puedan adquirir o tener acceso a los mismos de una forma sencilla.

Se prevé que muchos consumidores realizarán sus compras con tarjetas de crédito y débito directamente en los comercios, y otros más, utilizarán los servicios en línea para conocer las promociones y cerrar la compra. Ya sea en línea o directamente en el comercio, la gran cantidad de datos financieros expuestos durante estas transacciones son un enorme atractivo para los ciberdelincuentes.

De acuerdo a la Policía Cibernética, las pérdidas anuales por ciberdelitos en México ascienden a los $3 mil millones de dólares, y según datos de la Unidad de Innovación y Estrategia Tecnológica de Presidencia de la República, México se ubica en el lugar 17 a nivel mundial en cuanto a pérdidas por delitos cibernéticos.

Unisys México comenta que programas de compras como el Buen Fin, en los que se hace uso masivo de tarjetas de crédito y débito, y transacciones electrónicas, son eventos en los que se registra el mayor número de estafas y fraudes, ya que los cibercriminales aprovechan la afluencia de los consumidores y el movimiento que hay a través de la red para generar sitios web apócrifos, lanzar virus mediante correo electrónico, clonar tarjetas, entre otras estrategias para cometer delitos de este género.

Es por ello que aconseja a los usuarios prepararse e implementar un conjunto de mejores prácticas para evitar ser víctima de algún delito electrónico; así podrán realizar sus compras y transacciones de manera confiable y segura.

He aquí algunas mejores prácticas de seguridad que comparte Unisys para quienes realicen sus compras por medios electrónicos durante este Buen Fin.

Para quienes compran en línea:

  • Utilizar una sola tarjeta. Es importante tratar de usar una sola tarjeta, ya sea de débito o crédito, para las compras en este Buen Fin, así será más fácil que el usuario pueda rastrear sus movimientos y verificar que sus cargos son los correctos.
  • Poner atención en las páginas web. Se debe poner especial cuidado en los sitios web a los que se accede para realizar compras. Por ejemplo, es recomendable no dar clic a cualquier vínculo que llega por correo electrónico sin antes verificar que efectivamente se trate de la dirección web correcta (y no de una apócrifa) y de un sitio de compras confiable (hay que preferir las versiones online de marcas reconocidas o tiendas en línea con buena reputación).
  • Comprar sólo en sitios web seguros. Una de las mejores prácticas para realizar compras electrónicas es verificar que el sitio presente elementos que avalan la seguridad del usuario. Muchas tiendas online cuentan con herramientas de protección de alguna casa verificadora de seguridad reconocida, o bien, ofrecen certificados de autenticación; y esto lo hacen visible a sus usuarios en alguna parte del portal.
  • Cambiar las configuraciones de seguridad en el equipo. En muchas ocasiones, debido al uso cotidiano que le damos al equipo de cómputo, el nivel de seguridad configurado está en término “medio”; por ello, es recomendable que antes de realizar transacciones electrónicas, como las compras durante el Buen Fin, se cambie la configuración de la seguridad a nivel “alto”. De esta forma se evitará que el equipo esté vulnerable al robo de información.
  • Utilizar sólo equipo de cómputo confiable. Esto quiere decir que no se debe utilizar el equipo de cómputo de lugares públicos, sino hacer las transacciones desde el equipo propio. Lo mismo aplica para la red de acceso a internet, pues seguimos siendo vulnerables si utilizamos nuestro propio equipo pero conectados a una red con acceso a varios usuarios. También es aconsejable no hacer las operaciones desde lugares públicos; es decir, aunque sea equipo propio y con nuestra propia conexión a internet, no es seguro estar en estos lugares tecleando contraseñas, ya que en algún descuido, alguien podría verlas.
  • Cambiar contraseñas antes y después del Buen Fin. Sin duda, se trata de una medida que no está por demás recomendarla; el hecho de cambiar las claves de acceso otorga mayor seguridad al momento de realizar cualquier transacción.

Si compran directamente en establecimientos:

  • Dedicar sólo una tarjeta para las compras durante el Buen Fin. ¿La razón? Porque al utilizar una sola tarjeta es posible tener el control de las operaciones realizadas; así, si llegara a ocurrir un contratiempo, es mucho más fácil reconocer cada transacción sin llegarse a “enredar” entre una y otra tarjeta.
  • Firmar la tarjeta. Se debe verificar que la tarjeta con la que pagaremos el consumo esté firmada. A veces, por ejemplo, debido al uso, la firma se va desvaneciendo; así que hay que verificar que la firma sea legible. Si se pone atención en esto, se evita que cualquiera pueda firmarla y utilizarla en caso de que se llegara a extraviar.
  • No portar todas las tarjetas. Se debe descartar la idea de llevar todas las tarjetas que se tienen, “por si se llegaran a ocupar”. El motivo es simple: Evitaremos una “catástrofe” en caso de llegar a perder la billetera o ser víctima de robo.
  • Utilizar el servicio de alertas de los bancos. La mayoría de las instituciones bancarias cuentan hoy con este tipo de servicios que permiten a los usuarios tener avisos cada vez que utilizan sus tarjetas de crédito y débito, ya que el banco emite un correo electrónico o mensaje de texto (SMS) para que el usuario verifique sus transacciones.
  • Tener a la mano el último estado de cuenta y el número de teléfono para reporte. Ambos son necesarios por si nos enfrentamos a una situación en la que, creemos, hemos sido víctima de algún tipo de fraude. De esta forma podremos reportar de forma inmediata cualquier anomalía que hayamos detectado. Si no tenemos a la mano el voucher de la última compra realizada, al menos debemos recordar los últimos movimientos, ya que será de gran utilidad al momento de solicitar la cancelación del plástico.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close