igor - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Comparando iOS 8 contra Android 5.0 para uso empresarial

La estandarización provista por iOS hace que sea más fácil de manejar que Android, pero Google está alcanzándolo con Android for Work.

Hoy en día, los departamentos de TI de muchas empresas prefieren iOS de Apple sobre Android de Googledebido a la plataforma abierta de Android, que puede ser más susceptible a malware y otros ataques. Pero esto no significa que la competencia de iOS vs Android 5.0 8 haya terminado incluso antes de comenzar.

TI puede no amar todo lo relacionado con iOS 8, pero al menos proporciona un único entorno operativo móvil homogéneo para que TI le dé soporte, lo que resulta en relativamente pocos rezagados que requieren un manejo especial. Mientras tanto, Google ha trabajado con determinación para sofocar las preocupaciones de TI por los problemas de seguridad y de gestión de Android. Como resultado, su Android 5.0 Lollipop ha hecho ya grandes incursiones en la gestión de la movilidad empresarial. Eso debería empezar a cambiar la percepción de TI de la plataforma Android.

A TI le encanta la uniformidad

Una cosa más que Apple tiene en su esquina es la gran población de usuarios que han actualizado a iOS 8, creando una experiencia de gestión más uniforme para TI. Al menos 77% de los iPhones ya han actualizado a iOS 8, creando una enorme, pero uniforme, población de dispositivos fabricados por Apple para activar, proveer, gestionar y monitorear. En comparación, solo el 3.3% de los teléfonos inteligentes y tabletas de Android ahora ejecutan Android 5.0, y la relativa escasez de dispositivos capaces de ejecutar el sistema operativo Lollipop continuará obstaculizando la captación.

Entonces, ¿qué está causando el retraso? Samsung, HTC, Motorola, LG y otros fabricantes de equipos originales (OEM) suelen hacer sus propios ajustes en el sistema operativo de Google antes de poner disponible un nuevo firmware, y no es raro que los fabricantes de equipos amarren permanentemente algunos modelos de dispositivos a una versión antigua del sistema operativo. Todo eso significa que TI no tiene la tarea de soportar una única versión de Android, como con iOS; se encarga, en cambio, de soportar docenas de teléfonos inteligentes que ejecutan variantes de un sistema operativo Android en particular.

El lanzamiento de la plataforma Android for Work de Google ha mejorado esta situación un poco mediante la creación de un entorno de contenedores gestionados para aplicaciones corporativas, que ofrece las mismas funciones de gestión para todos los dispositivos compatibles. Aún así, Android for Work solo es nativo de Android 5.0. Los dispositivos más antiguos que están atrapados en una de las versiones Android 4.0 a 4.4  requieren ejecutar Android for Work como una aplicación instalada. Pero incluso si un dispositivo sí ejecuta Android 5.0, TI todavía tiene que lidiar con las molestas características de hardware OEM específicas; por ejemplo, algunos dispositivos ejecutarán Android 5.0, pero no Android for Work debido a su falta de soporte de cifrado de hardware.

Control y automatización de dispositivos

Apple, por su parte, ha estado trabajando para ganar a TI desde que introdujo las opciones nativas  de interfaz de programación de interfaz (API) para gestión de dispositivos móviles (MDM) en iOS 4, dando a TI más control en el aire sobre iPhones y iPads. Estas APIs de MDM continúan creciendo en profundidad, amplitud y madurez, y muchos productos MDM de terceros pueden tanto inscribirse, como configurar dispositivos iOS 8  y sus aplicaciones.

Del mismo modo, el Programa de Inscripción de Dispositivos (DEP) de Apple proporciona inscripción y configuración MDM totalmente automatizada de los dispositivos iOS comprados por la empresa. El DEP de Apple también puede evitar que los usuarios eliminen controles MDM preinstalados. Los dispositivos de Apple usados bajo la tendencia de traer su propio dispositivo (BYOD) aún requieren la participación del usuario en el proceso de inscripción, pero muchos departamentos de TI tienen un buen agarre sobre cómo proporcionar la gestión del ciclo de vida para iOS 8 dispositivos.

Android 5.0 está esencialmente jugando a ponerse al día respecto a MDM, apenas añadiendo APIs MDM nativas que permiten el control remoto de productos MDM de terceros a través de la app Cliente de Política de Dispositivos de Google. Los servicios MDM de terceros han estado disponibles durante mucho tiempo para dispositivos Android, pero Google no proporcionaba suficientes APIs de administración de dispositivos para que fueran del todo eficaces.

Con Android for Work, Google hizo posible que un conjunto modesto, pero creciente, de productos MDM de terceros, pudiera inscribir a granel y configurar perfiles de trabajo. TI utiliza esos perfiles de trabajo para gobernar un contenedor cifrado que contiene las aplicaciones de negocio de la organización, los documentos y otros datos. A diferencia del MDM nativo de iOS, este contenedor Android for Work está separado visualmente y virtualmente de todo lo demás en el dispositivo, trazando una línea clara entre lo que TI puede y no puede controlar.

Las empresas que prefieren no utilizar MDM de terceros aún pueden manejar dispositivos iOS 8 y Android 5.0 que utilizan Exchange Active Sync (EAS) de Microsoft, aunque TI debería nuevamente buscar particularidades de los OEM de Android que podrían complicar la gestión a través de EAS. Apple todavía soporta la versión autónoma de Apple Configurator para la administración de iPhones o iPads de grupos de trabajo, mientras que Google mantiene, asimismo, el soporte tanto para el Administrador de Dispositivos Android (Android Device Manager), como para Google for Work.

Además, muchos fabricantes de equipos Android proporcionan sus propios servicios de gestión, tales como Samsung Knox. Sin embargo, las empresas que quieren Android for Work ahora aceptar  MDM de terceros y completar un proceso de inscripción en línea en Google que implica modificar el sitio web o los ajustes del sistema de nombres de dominio de su compañía para demostrar la propiedad del nombre de dominio.

La gestión de aplicaciones en iOS y Android

Conforme los teléfonos inteligentes y las tabletas se vuelven más convencionales, TI enfrenta el reto de no solo controlar y proteger los dispositivos móviles, sino también de aprovechar su capacidad para optimizar los procesos de negocios. La gestión de aplicaciones móviles (MAM) desempeña un papel crítico en eso, ayudando a TI implementar, monitorear y mantener aplicaciones requeridas por la compañía o recomendadas.

Apple añadió soporte MAM nativo a su sistema operativo móvil allá por iOS 4, por lo que tuvo un gran inicio por sobre Google. Con las APIs de iOS y un servicio de MAM de terceros, TI es capaz de desplegar de forma segura tanto la Apple App Store pública, como aplicaciones empresariales. El Programa de Compra en Volumen de Apple es otro recurso muy útil, que permite a los departamentos de TI comprar y administrar licencias de aplicaciones pagadas a los dispositivos administrados. Mientras tanto, TI también puede utilizar perfiles de aplicación para entregar aplicaciones, e iOS 8 incluso soporta una red privada virtual (VPN) por aplicación, dejando que TI  controle qué aplicaciones puede conectar a una red corporativa.

Ya existen productos MAM para Android de terceros, pero Android for Work introdujo MAM nativo. Como resultado, TI debe dar de alta cada aplicación desplegada en el contenedor Android for Work; los usuarios no pueden instalar sus propias aplicaciones no administradas en ese contenedor. Además, Google Play for Work permite a TI crear su propia tienda de aplicaciones gestionada e identificar aplicaciones de Play Store para autoinstalar o sugerir a los usuarios. Android for Work también incluye productividad segura y aplicaciones de gestión de identidades privilegiadas, que ayudan a controlar y proteger las cuentas de superusuarios. Finalmente, Android for Work permite a TI configurar ajustes de aplicaciones, que incluyen reglas que requieren o bloquean el uso de VPN corporativa.

En última instancia, la comparación de iOS 8 contra Android 5.0 no es tan unilateral como en versiones anteriores de los sistemas operativos. Android 5.0 demuestra que Google se está moviendo en la dirección correcta para hacer frente a lo que los departamentos de TI empresariales quieren y necesitan, aunque aún está por detrás de iOS 8 en cuanto a madurez general. TI puede seguir prefiriendo iOS por ahora, pero podría ser momento de empezar a pensar en Android como un serio contendiente para la movilidad de clase empresarial.

Próximos pasos

Quizás también le interese revisar:

Los mercados de Android de terceros alojan multitud de malware para móviles, según F-Secure

¿Es tiempo de fusionar la gestión de aplicaciones de escritorio y móviles?

Departamentos de TI toman muchos rumbos con las estrategias de movilidad

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close