BACKGROUND IMAGE: Vertigo3d/GettyImages

E-Handbook:

Cómo gestionar la virtualización de escritorios

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cómo seleccionar el hipervisor VDI correcto

TI tiene que tomar varias decisiones al seleccionar un hipervisor para VDI, incluida la elección entre un hipervisor gratuito o una opción pagada más rica en funciones.

Sin un hipervisor de infraestructura de escritorio virtual (VDI) efectivo, el área de TI puede encontrar problemas de rendimiento, disponibilidad, escalabilidad y administración.

El hipervisor, que abstrae los recursos físicos y los entrega a los usuarios a través de una o más máquinas virtuales, se encuentra en el corazón de cualquier implementación de VDI. Cuando se consideran hipervisores, se debe evaluar lo que es compatible con las plataformas del hipervisor, cómo se puede asegurar y administrar el hipervisor, cómo el hipervisor entrega los escritorios, y el coste total de propiedad (TCO). Solo entonces TI puede garantizar que el hipervisor que seleccione cumplirá con sus requisitos ahora y en el futuro previsible.

Plataformas compatibles

Una consideración importante con cualquier hipervisor es la plataforma en la que se ejecutará. Por ejemplo, los hipervisores Xen y KVM usan el kernel de Linux, por lo que están limitados a los hosts Linux. Microsoft Hyper-V está disponible solo con Windows Server y Hyper-V Server, lo que significa comprometerse con los escritorios de Windows.

El hardware que aloja el hipervisor VDI también es importante. Xen se puede ejecutar en x86, x86-64, Itanium y avanzadas arquitecturas RISC, mientras que VMware ESXi tiene requisitos de hardware más estrictas que limitan a los servidores x86 de 64 bits. Las organizaciones que ya han invertido en plataformas potencialmente incompatibles deben tener en cuenta sus sistemas existentes al evaluar los hipervisores.

Otra consideración importante es qué sistemas operativos invitados admite el hipervisor. Hyper-V puede ejecutar Windows Server 2008 hasta 2016, Windows 7 a 10, varias distribuciones de Linux y FreeBSD. ESXi admite todos estos sistemas operativos, además de versiones anteriores de Windows, distribuciones adicionales de Linux, MS-DOS 6.x, Novell NetWare Server y Oracle Solaris.

Los equipos de TI también deben considerar otros factores relacionados con plataformas que podrían desempeñar un papel en la entrega de escritorios virtuales, tales como la dependencia de una infraestructura de nube o de la infraestructura hiper-convergente (HCI). Xen y KVM, por ejemplo, admiten múltiples plataformas en la nube, incluido OpenStack. Nutanix construyó su hipervisor de Acropolis para HCI y despliegues escalables de nube empresarial.

Seguridad y gestión

Al comparar los hipervisores, una de las consideraciones más importantes es los mecanismos de seguridad. Hyper-V, por ejemplo, aplica políticas de seguridad a través de Active Directory e incluye máquinas virtuales blindadas para proteger las implementaciones virtuales. ESXi, por otro lado, viene con la plataforma de seguridad y virtualización de redes NSX, que soporta microsegmentación y seguridad específica de la carga de trabajo.

TI también debe considerar la administración del hipervisor VDI. Por ejemplo, el hipervisor Xen forma parte del proyecto de código abierto Xen, que ofrece a los usuarios una selección de herramientas de gestión. TI puede comparar esto con Hyper-V, que solo usa Hyper-V Manager, una herramienta para administrar hosts locales o remotos.

Desafortunadamente, Hyper-V Manager solo es adecuado para configuraciones de VDI con una pequeña cantidad de hosts. Para configuraciones más grandes, los equipos de TI necesitan un software de administración, como System Center Virtual Machine Manager, que requiere tarifas de licencia adicionales.

Otro factor importante es la capacidad de personalizar o ampliar el hipervisor VDI. Xen y KVM son hipervisores de código abierto, por lo que el código fuente está disponible para que TI genere interfaces o agregue capacidades. Además, Citrix ahora ofrece XenServer como una plataforma de virtualización de fuente abierta gratuita basada en el hipervisor Xen.

ESXi no es de código abierto, pero VMware aún proporciona APIs para automatizar operaciones relacionadas con máquinas virtuales (VMs), facilitar la comunicación y más.

Entrega de escritorios

TI debe evaluar la capacidad de un hipervisor para entregar escritorios que cumplan con los requisitos de rendimiento. Por ejemplo, Hyper-V y KVM admiten la aceleración de E/S del disco para controlar las operaciones del disco y ayudar a optimizar la entrega del escritorio. Las organizaciones también deben tener en cuenta las pruebas de benchmarking calificadas que comparan el rendimiento general del hipervisor bajo diferentes cargas de trabajo.

La disponibilidad y confiabilidad del escritorio son tan importantes como la entrega. Al decidir entre hipervisores, los compradores deben considerar el equilibrio de cargas, la replicación, la recuperación de desastres y las capacidades de respaldo. Por ejemplo, KVM admite la replicación de máquinas virtuales y la migración en vivo, así como la conexión en funcionamiento, que consiste en agregar componentes de servicios de fondo para reforzar los recursos virtuales mientras la implementación de VDI aún se está ejecutando. Xen es compatible con Coarse Grain Lock Stepping, un programa de software de alta disponibilidad basado en la tecnología de copia de seguridad Remus VM.

Para muchos equipos de TI, la escalabilidad de un hipervisor también es importante. TI debe identificar las métricas, como la cantidad de nodos que puede admitir un clúster, la cantidad máxima de máquinas virtuales activas por nodo, el número total de máquinas virtuales y más.

Costo total de propiedad (TCO)

Uno de los pasos más desafiantes que enfrentan los compradores al comparar hipervisores es calcular un TCO preciso. Aunque muchos hipervisores son gratuitos, hay otros costos importantes a considerar.

Por ejemplo, las organizaciones aún deben adquirir las licencias para los sistemas operativos que se ejecutan en los escritorios virtuales, y es posible que necesiten la licencia de herramientas de administración a escala empresarial. También pueden necesitar comprar equipos o contratar más personal de TI para implementar y mantener los sistemas.

En algunos casos, un hipervisor gratuito podría no ser adecuado para las necesidades de una organización. Por ejemplo, VMware ofrece ESXi de forma gratuita, pero TI no puede usar vCenter Server para administrar el hipervisor ni utilizar la API de vSphere para hacer una copia de seguridad de la implementación. Como resultado, una organización podría requerir una de las ediciones comerciales de vSphere, que incluyen ESXi, vCenter Server y otros componentes.

VMware no es el único producto al que las organizaciones pueden recurrir cuando quieren un hipervisor VDI con numerosas funciones. Por ejemplo, XenServer ofrece tres ediciones: Enterprise, Standard y Free. La edición gratuita viene con un conjunto reducido de características y no es elegible para el soporte y mantenimiento de Citrix. El servidor Hyper-V también es gratuito, pero es probable que requiera licencias adicionales para System Center Virtual Machine Manager u otro software de administración.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close