arsdigital - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Cómo preparar las redes para el regreso a la oficina

Los equipos de red deben evaluar sus estrategias de comunicaciones unificadas, la capacidad de las redes privadas virtuales (VPN) e incluso las necesidades de aire acondicionado a medida que los empleados comienzan a regresar a los entornos de oficina.

A medida que la pandemia mundial de COVID-19 comienza a remitir, las empresas están elaborando estrategias para su regreso a la oficina. Para algunas, será una vuelta completa, mientras que otras pueden mantener un entorno de trabajo híbrido entre el trabajo in situ y el trabajo desde casa. Siendo realistas, los modelos estándar e híbrido no deberían diferir, pero las organizaciones deben aceptar que modelos idénticos pueden no ser posibles al 100 % debido a las diferencias de dificultad, licencias o seguridad.

Espacios físicos

Uno de los mayores cambios en los entornos de oficina estará relacionado con el espacio físico. El espacio y la densidad de los cubículos pueden cambiar, y la tendencia hacia los espacios de trabajo abiertos podría detenerse rápidamente en medio de nuevas preocupaciones sobre la salud. La reconfiguración requerirá un costoso recableado o el traslado de una mayor carga de clientes a la red Wi-Fi, que también requiere cambios en la mayoría de los casos. De hecho, muchas empresas argumentarán que el ancho de banda y la capacidad de Wi-Fi 6 hacen que sea mejor opción que seguir con el cableado Ethernet, ya que ofrece un ancho de banda similar pero más flexibilidad.

Comunicaciones unificadas

La pandemia aceleró la necesidad de muchas organizaciones de investigar estrategias de comunicaciones unificadas (CU). Las CU fusionan el chat, la voz, las reuniones por video y la movilidad en una única plataforma. Ya sea en una oficina o en un lugar de trabajo híbrido, las CU ayudan a simplificar el despliegue y la gestión de estos servicios en toda la empresa. Las CU también ayudan en caso de que se produzca otro éxodo de la oficina a un modelo de trabajo desde casa.

Seguridad

El cambio al trabajo desde casa supuso una enorme tensión en los modelos de seguridad de muchas empresas. La mayoría de los escenarios de planificación de los administradores de red no preveían enfrentarse a una mayoría de usuarios fuera del firewall. Las medidas de seguridad se ajustaron rápidamente a esta nueva realidad. A medida que los trabajadores regresan a la oficina, es imperativo que los administradores evalúen cualquier cambio de seguridad realizado por conveniencia en los últimos 12 meses y determinen los riesgos de continuar con esos cambios en lugar de revertirlos.

VPN y SD-WAN

El rápido cambio al trabajo desde casa también puso a prueba los límites de la VPN para la mayoría de las empresas. A medida que los trabajadores remotos comienzan a filtrarse de nuevo en la oficina, los administradores deben evaluar los planes de licencias de VPN conforme el número de usuarios concurrentes vuelve a los niveles anteriores.

En el caso de las empresas que permanecerán en un modelo híbrido, es posible que algunos trabajadores con conocimientos críticos necesiten acceder a aplicaciones complejas o de gran ancho de banda. En esos casos, la WAN definida por software (SD-WAN) podría tener sentido. La SD-WAN ofrece una conexión permanente con mejor seguridad y gestión. El costo de un punto final de SD-WAN dedicado puede verse compensado por las ganancias de productividad para ciertos segmentos de trabajadores en un entorno híbrido o de trabajo desde casa.

Aire acondicionado

Una última consideración para la vuelta a la oficina es el sistema de aire acondicionado. Aunque el aire acondicionado no tiene un efecto directo en la red, es posible que la colocación de los cables en los techos descendentes deba moverse para acomodar los nuevos requisitos de aire acondicionado.

En general, la vuelta a la oficina no debe verse como un retorno a las viejas costumbres, sino como un movimiento hacia una "nueva normalidad", en la que las empresas necesitan operar en un modelo de trabajo más híbrido o, al menos, estar mejor preparadas para el próximo cambio sísmico.

Investigue más sobre Gestión de redes

Close