olly - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Combine prácticas de continuidad de negocios y gestión de crisis

Juntos, los procedimientos de gestión de crisis y continuidad del negocio ayudan a una organización a prepararse para lo peor. Pero una planificación cuidadosa es clave.

La continuidad del negocio y la gestión de crisis, que se volvieron críticas durante la pandemia de COVID-19, a menudo se mencionan juntas. Y aunque tienen sus distinciones, las dos disciplinas definitivamente encajan.

Las organizaciones pueden combinar la continuidad del negocio y las prácticas de gestión de crisis para prepararse y responder ante un evento disruptivo o un desastre de la mejor manera posible.

Estrategias complementarias

La continuidad del negocio se refiere a un conjunto de planes y procedimientos que garantizan que una organización sea resistente, dijo el analista de Gartner, David Gregory.

«Debe mirarlo desde la perspectiva de la prestación de servicios críticos y evaluar los puntos potenciales de falla y su impacto. Debe mitigar esas cosas para reducir la probabilidad de falla y luego desarrollar soluciones», dijo Gregory.

La gestión de crisis es complementaria a la continuidad empresarial. Implica la suposición de que algo inesperado o indeseable le sucederá a la organización y asegura la capacidad de responder, administrar y restaurar a una nueva normalidad, dijo Gregory. Un marco de continuidad empresarial debe describir las posibles respuestas de la empresa a una crisis. Por ejemplo, si hay un incendio, la respuesta incluiría la evacuación y contactar a los servicios de emergencia para obtener ayuda. El equipo de instalaciones investigaría la causa del incendio e informaría a un equipo de gestión de crisis.

Ese equipo, junto con los líderes empresariales, tomará decisiones como si trasladar al personal a diferentes ubicaciones, así como implementar una estrategia de comunicación y medios.

¿Quién, exactamente, está en un equipo de gestión de crisis?

Los equipos de gestión de crisis varían mucho de una organización a otra, dijo Greg Schulz, fundador y analista senior de StorageIO. Dependiendo del tamaño, las necesidades, los objetivos y las capacidades de la empresa, podría haber una sola persona a cargo de la continuidad del negocio o la gestión de crisis, o podría haber un equipo de cien o más. Independientemente, debe ser una estructura que funcione, y definitivamente alguien tiene que ser dueño de ella, dijo.

La identificación de amenazas potenciales es clave para la gestión de crisis, y ese proceso comienza con la planificación de la continuidad del negocio, dijo Naveen Chhabra, analista de Forrester Research. «En primer lugar, [las organizaciones] deben comprender qué cosas son más críticas para el negocio y qué tipo de riesgos enfrenta, ya sean cibernéticos, políticos o naturales», dijo.

Según la naturaleza de la amenaza y los activos clave que impulsan o respaldan el negocio, las organizaciones pueden comenzar a tomar decisiones sobre cómo responder mejor, dijo. Tanto los líderes de TI como los de negocios deben desempeñar un papel en el proceso de toma de decisiones.

Comunique y pruebe el plan

La primera regla para volar es pilotar, navegar y luego comunicarse, dijo Schulz de StorageIO. Este es un principio que se aplica también a la continuidad del negocio y la gestión de crisis.

Estabilice las operaciones, averigüe dónde se encuentra y luego comuníquese con los demás, dijo Schulz. Tenga un plan y piense en posibles escenarios. Una crisis real puede requerir algunos cambios en ese plan, pero el plan proporciona un punto de partida sólido.

Muchas organizaciones subestiman las amenazas que enfrentan y sobreestiman su capacidad de respuesta, dijo Gregory. Esto los hace culpables de un doble asalto: la falta de preparación a través de un plan de continuidad del negocio minucioso puede hacer que la respuesta a una crisis sea casi tan dañina como el problema que intenta abordar. Para abordar las inquietudes sobre la continuidad del negocio y la gestión de crisis, pruebe y ponga en práctica todos los planes. Examínelos en detalle para asegurarse de que sean factibles e identifique las debilidades o los puntos de falla.

«Asegúrese de tener una estructura implementada para que pueda comprender qué constituye una interrupción, dónde los procedimientos operativos estándar serán suficientes, y también para poder reconocer cosas pequeñas y progresivas que pueden no parecer inicialmente una crisis pero que podrían convertirse en una», dijo Gregory.

No se limite a revisar los planes de gestión de crisis y continuidad del negocio una vez y luego guardarlos en un estante, dijo Chhabra. En lugar de eso, realice revisiones continuas y periódicas.

«Las cosas pueden cambiar mucho en unos pocos años, así que nunca asuma que el ejercicio que hizo hace tres años sigue siendo válido», dijo.

Investigue más sobre Recuperación de desastres y continuidad del negocio

Close