Alex - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cinco pasos para lograr la modernización de infraestructura de la red

Todas las redes pueden ser diferentes, pero las empresas tienen objetivos similares cuando buscan actualizar sus infraestructuras de red. Evaluar los diseños actuales es solo el primer paso.

No es de extrañar que el término modernización de la infraestructura signifique cosas diferentes para cada persona. Después de todo, no hay dos infraestructuras de red empresariales que se diseñen y construyan con los mismos objetivos de negocio. Sin embargo, las infraestructuras de nueva arquitectura tienen mucho más en común entre sí que las redes de hace tiempo. Por lo tanto, el proceso de modernización de la infraestructura será probablemente similar en muchos aspectos.

Examinemos cinco pasos que deben seguir las organizaciones cuando quieran actualizar sus infraestructuras de TI existentes con las últimas tecnologías, plataformas y herramientas.

Paso 1. Entender qué aspecto tiene la infraestructura moderna

Nuestro primer paso es considerar cómo han evolucionado las infraestructuras de TI en la última década. Históricamente, una infraestructura corporativa consistía en gran medida en una LAN, una WAN y un centro de datos privado que se envolvía dentro de un parámetro de red seguro.

Sin embargo, el parámetro de infraestructura actual se extiende mucho más allá de cualquier límite físico corporativo. Los responsables de la toma de decisiones de TI han descubierto que una infraestructura mejor y más eficiente es migrar las aplicaciones, los datos y otros servicios de TI a una o más nubes públicas utilizando un modelo de nube híbrida o multinube. Además, las modernas arquitecturas de computación de borde acercan las capacidades de computación de la nube a los usuarios finales o a los dispositivos autónomos, creando un mejor rendimiento de las aplicaciones sensibles a la latencia.

En última instancia, las infraestructuras modernas amplían la huella de la red corporativa para proporcionar los niveles necesarios de rendimiento, escalabilidad y agilidad que exigen las aplicaciones modernas.

Las redes perimetrales acercan las capacidades de la nube a los usuarios finales y a los dispositivos, lo que ayuda al rendimiento de las aplicaciones.

Paso 2. Evalúe su infraestructura actual

Para que su organización pase a una arquitectura de infraestructura moderna capaz de satisfacer las demandas actuales y futuras, evalúe a fondo sus componentes actuales de LAN, WAN, Internet y la nube. Por lo general, este análisis debe realizarse primero a nivel de las aplicaciones y, a continuación, se debe ir descendiendo hasta la red existente que atraviesan esas aplicaciones y datos.

En la mayoría de los casos, una evaluación detallada de las aplicaciones críticas para el negocio, los datos y los flujos de red ayudarán a determinar dónde se puede ganar rendimiento y eficiencia de costos. Es aquí donde algunas aplicaciones o procesos deben ser marcados para ser reelaborados o reemplazados con alternativas modernas que operan más eficientemente en diseños híbridos altamente distribuidos, multinube o de computación perimetral.

Paso 3. Identifique las carencias de su infraestructura actual

Los resultados de la evaluación de la infraestructura deberían poner de manifiesto las áreas en las que el nuevo hardware, software, plataformas y servicios gestionados pueden reforzar mejor el rendimiento e impulsar las ganancias en eficiencia de costos.

Por ejemplo, la evaluación puede llevar a la conclusión de que trasladar ciertas aplicaciones críticas para el negocio de la LAN corporativa a un proveedor de nube pública es más adecuado para los empleados que trabajan cada vez más desde casa. Este cambio, sin embargo, podría dar lugar a una brecha en la seguridad, que podría llenarse extendiendo las políticas de seguridad de TI existentes tanto a la nube como al empleado remoto utilizando herramientas modernas de Secure Access Service Edge. De este modo, se protegerían mejor los datos sensibles y la propiedad intelectual contra la pérdida o el robo.

Paso 4. Formule su versión de la modernización de la infraestructura

Como se ha mencionado anteriormente, no hay dos infraestructuras que se construyan igual porque cada empresa tiene objetivos diferentes. Por lo tanto, al realizar un rediseño de la infraestructura, los arquitectos deben entender cómo esperan operar los líderes empresariales en el futuro. La pandemia de COVID-19 es un buen ejemplo.

Si los responsables de la toma de decisiones planean extender indefinidamente las políticas de trabajo desde casa, la infraestructura corporativa debe acomodar a los empleados que estarán dispersos geográficamente en un futuro previsible. En la mayoría de los casos, los centros de datos privados podrían eliminarse por completo en favor de arquitecturas de infraestructura basadas en la nube pública y despliegues de borde metropolitano. Por otro lado, si se espera que los empleados vuelvan a la oficina, un modelo de infraestructura de nube híbrida sigue siendo una opción viable.

Paso 5. Calcule el costo de la modernización de la infraestructura

Por último, basándose en la visión de su empresa sobre cómo debería ser la infraestructura moderna, es el momento de investigar las opciones de hardware, software y servicios gestionados de la infraestructura que pueden utilizarse para alcanzar los objetivos de su organización.

Si su empresa es como la mayoría, el objetivo debería ser eliminar la mayor cantidad posible de Capex y sustituirlo por tarifas operativas basadas en los servicios. Este modelo de pago ofrece una serie de ventajas: Requiere menos dinero por adelantado para construir, crea una estructura de costos más predecible y proporciona una vía para escalar tanto hacia arriba como hacia abajo.

A la hora de calcular el costo de la modernización de la infraestructura, es importante no limitarse a incluir los gastos relacionados con la compra e implantación de nuevas tecnologías y servicios. Los planes de mantenimiento continuo y la formación también entran en la ecuación.

Investigue más sobre Gestión de redes

Close