gekaskr - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Cinco mejores prácticas que considerar al implementar telesalud

La pandemia ha acelerado rápidamente la adopción de los servicios de telesalud y, con estas mejores prácticas, las clínicas y los consultorios médicos pueden garantizar que la implementación sea un éxito.

El 2020 ha sido un año difícil para la atención sanitaria. La pandemia de COVID-19 empujó a los hospitales y clínicas a cambiar su forma de operar para garantizar la seguridad de su personal y sus pacientes, así como los cambios entre los proveedores de atención primaria y los pequeños consultorios.

La reducción de las visitas al consultorio por motivos de seguridad en los primeros momentos de la pandemia obligó a muchos consultorios a considerar rápidamente la telesalud para seguir atendiendo y controlando a los pacientes que decidían evitar las salas de espera.

¿Es el salto a la telesalud la respuesta para salvar una consulta en estos tiempos sin precedentes?

La telesalud se implementa de diferentes maneras, incluyendo configuraciones que se centran en facilitar las llamadas de audio y video entre el paciente y el proveedor de atención, así como otras que van tan lejos como el apoyo a la monitorización remota de los signos vitales de un paciente en tiempo real. Estas han demostrado ser las opciones más deseables durante la pandemia, ya que permiten a los pacientes permanecer en casa e interactuar con su equipo de atención sin el riesgo de viajar y exponerse al virus.

Sin embargo, el despliegue de los servicios de telesalud no es una tarea sencilla si se tienen en cuenta las implicaciones y los posibles riesgos que puede suponer tanto para la consulta como para el paciente. Para garantizar que la implantación de la telesalud sea un éxito, las clínicas deben tener en cuenta las siguientes cinco prácticas recomendadas al iniciar su camino en la telesalud.

1. Identificar la viabilidad y los factores de riesgo

Uno de los primeros pasos para implantar la telesalud es identificar la viabilidad y los posibles factores de riesgo asociados a un servicio u oferta. Se trata de un paso crucial para determinar qué servicios pueden prestarse a través de la telesalud y si los reembolsos disponibles son económicamente viables para mantener el servicio y sus costos. Muchos siguen considerando que el reembolso es un gran problema para los médicos, ya que no proporcionan una financiación adecuada para sufragar los costos relacionados con el software y otros gastos de telesalud en los que incurren por las consultas.

Una vez determinado esto, el siguiente paso es identificar los diferentes flujos de trabajo y procesos necesarios para implementar la iniciativa de telesalud.

2. Evaluar las características de cada oferta

El mercado tecnológico cuenta con varias opciones para que las clínicas sanitarias y los consultorios médicos puedan elegir, incluidos servicios y productos tan fáciles de usar como FaceTime y otros con capacidades más completas que pueden hacer un seguimiento de la facturación, la programación y el intercambio de contenidos.

Algunas de las funciones que están disponibles actualmente son

  • soporte para la monitorización remota de las constantes vitales;
  • integración con dispositivos médicos electrónicos
  • soporte de audio y video;
  • autoservicio para la programación de pacientes;
  • soporte de aplicaciones móviles;
  • soporte de documentación clínica; y
  • formularios personalizados de admisión y registro de pacientes.

3. Empezar con un piloto como prueba

Una vez seleccionada una oferta, una de las mejores maneras de identificar cómo se adaptaría a la práctica médica es probar la plataforma con un grupo de pacientes y resolver cualquier problema o preocupación que el grupo pueda experimentar, como una mala conectividad, conflictos de programación y problemas de facturación o reembolso.

4. Comunicarse con sus pacientes

La telesalud es vista por muchos pacientes como una opción más cómoda y una oportunidad para que los consultorios médicos añadan valor a los servicios que prestan a los pacientes.

Para asegurarse de que es beneficiosa para todos, es importante comunicarse con los pacientes con regularidad y documentar los comentarios. Esto puede hacerse a través de carteles, campañas de correo electrónico, tarjetas postales o llamadas telefónicas.

5. Seguimiento de los indicadores clave de rendimiento para garantizar el éxito de la implantación

Una vez que un centro sanitario implanta una oferta de telesalud, debe supervisar los indicadores clave de rendimiento (KPI) para garantizar su éxito, entre ellos

  • resultados de satisfacción de los pacientes;
  • reembolsos e ingresos por telesalud;
  • productividad de los proveedores; y
  • estadísticas de programación.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Close