Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.
Este artículo es parte de nuestra guía: Guía Esencial: Las redes inteligentes empiezan a tomar fuerza

Automatización de la gestión de cambios altera el rostro de la configuración de red

El mercado del software de automatización de gestión de cambios está aumentando, a medida que las redes se vuelven más complejas y virtuales.

Configurar y gestionar manualmente los cambios de red es una tarea del pasado, gracias a los productos que automatizan estas tareas.

Sin embargo, con el aumento del tamaño de las redes de hoy en día –que abarcan teléfonos móviles, conmutadores virtuales, virtualización de funciones de red (NFV) y conmutadores bare metal– la gestión de cambios requiere ahora un mayor nivel de automatización. Añada a esa mezcla las redes definidas por software (SDN), y la tentación de eliminar la ecuación humana de la configuración y las tareas de gestión de cambios se vuelven aún más atractivas.

La configuración de los dispositivos de red, uno por uno, se hizo impracticable desde el principio. El siguiente paso para muchas organizaciones era crear manualmente scripts que consistían en una serie de comandos de interfaz de línea de comandos. Sin embargo, crear y mantener estos scripts se ha vuelto cada vez más lento y propenso a errores. Como resultado, los productos de gestión de cambios y configuración han evolucionado para automatizar la creación de scripts y eliminar la necesidad de que los administradores de red recuerden la sintaxis de comandos específica para cada tipo de dispositivo.

Estos productos de automatización de gestión de cambios también archivan la configuración de red después de cada cambio o actualización, por lo que una configuración anterior puede reinstalarse rápidamente si un cambio introduce problemas. La configuración de dispositivo más reciente también se puede restaurar rápidamente si falla un dispositivo y debe sustituirse una nueva unidad. Los productos exploran periódicamente la red para detectar e informar los cambios manuales, así como para mantener un inventario de los dispositivos instalados.

Los dispositivos móviles tienen desafíos propios; los productos de software diseñados para redes cableadas no pueden admitir teléfonos móviles. Administrar dispositivos móviles de forma manual es imposible para cualquiera, excepto las empresas más pequeñas. El software del dispositivo, especialmente el software de seguridad, debe mantenerse constantemente actualizado, con actualizaciones frecuentes todos los días o varias veces al día.

Los dispositivos deben escanearse con frecuencia, ya que es difícil evitar que los propietarios de dispositivos realicen cambios de configuración o instalen aplicaciones que sacrifican la seguridad. Haciendo la situación aún más complicada, el software de gestión debe estar preparado para hacer frente a una amplia variedad de diferentes modelos de cada uno de los fabricantes de dispositivos móviles.

Vigilando las VMs y NFVs con automatización de administración de cambios

Los conmutadores virtuales y NFV se ejecutan en máquinas virtuales (VM) residentes en el servidor. Los conmutadores virtuales proporcionan los mismos servicios que los conmutadores convencionales basados ​​en hardware, y NFV puede utilizarse para implementar firewalls, equilibradores de carga, inspección profunda de paquetes y otras funciones de red.

Hay una diferencia significativa entre las funciones residentes de VM y sus equivalentes de hardware. Las máquinas virtuales se pueden crear, se utilizan para soportar una aplicación y luego se eliminan rápidamente cuando se completa la aplicación. Los métodos de configuración estática del pasado son obviamente inadecuados para estas funciones.

Los lenguajes de programación y herramientas como Puppet, Ansible y Chef fueron diseñados para automatizar la administración de sistemas y servidores Linux. Cada uno proporciona un conjunto de herramientas y una sintaxis de lenguaje para ayudar en la automatización y gestión de las funciones residentes de VM, incluyendo conmutadores virtuales y NFV. Estas herramientas de automatización de gestión de cambios han añadido soporte para servidores y VMs de Windows.

Las herramientas basadas en Linux también se han extendido para administrar conmutadores bare metal, que se venden sin software operativo. Los compradores pueden elegir entre una serie de productos de software de dominio público y de proveedor diseñados para ser instalados en los switches, incluidas las opciones de software que contienen implementaciones de Linux. La instalación de software que ofrece una interfaz de Linux hace posible gestionar estos switches utilizando las mismas herramientas que las funciones virtualizadas.

SDN y su impacto en la automatización de la gestión del cambio

SDN lleva la gestión automatizada al siguiente paso: El entorno de cómputo es visto como un todo. La gestión de redes y servidores se convierte en un esfuerzo combinado para proporcionar todos los recursos necesarios para ejecutar cada aplicación.

Los recursos de red son gestionados por el controlador SDN. Establece el camino para cada flujo de paquetes de origen a destino. Protocolos tales como Spanning Tree y Open Shortest Path First ya no determinan las rutas que los paquetes siguen a través de la red.

Las aplicaciones automatizan la asignación de red y la configuración mediante la interfaz con el controlador. Cada aplicación comunica sus requisitos específicos de ancho de banda. A continuación, el controlador configura la red para soportar los requisitos de la aplicación, dirigir los flujos de paquetes individuales y asignar el ancho de banda.

SDN causa un cambio importante para los administradores de red. La configuración estática de dispositivos –ya sea manualmente o mediante herramientas de generación de secuencias de comandos– ya no es posible, eliminando una parte importante de las tareas actuales de los administradores. Todavía es necesario monitorear la red en busca de fallos de dispositivos o enlaces.

Los cambios provocados por SDN requieren que los administradores de red amplíen sus conocimientos de automatización de la gestión del cambio. Todavía es necesario, pero ya no es suficiente entender los dispositivos y la operación de la red. Con SDN, los administradores de redes deben entender el sistema de computación como un todo, y desarrollar habilidades de codificación para utilizar los servicios de gestión basada en software. Los administradores de redes y sistemas también deben trabajar juntos y con los desarrolladores de aplicaciones para especificar los recursos necesarios para cada aplicación.

Este artículo se actualizó por última vez en abril 2017

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close