Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Aplicaciones VDI mantienen muchas ventajas de caso de uso sobre DaaS

DaaS está creciendo rápidamente, pero VDI local tiene una ventaja en los casos de uso que requieren control granular, estabilidad de la red, flexibilidad de la aplicación, licencias del sistema operativo y datos seguros.

Aunque VDI y DaaS son vistos como opciones viables para alojar escritorios virtuales, las dos tecnologías son muy diferentes a nivel arquitectónico, lo que hace que cada una sea más adecuada para casos de uso de escritorio específicos.

A medida que la tecnología de escritorio como servicio madura, los escritorios virtuales basados ​​en la nube han ido ganando terreno en los últimos años. El mercado de DaaS alcanzó los $ 650 millones de dólares en todo el mundo en 2017, sobre la base de una tasa de crecimiento anual promedio de casi el 50%, con proyecciones de convertirse en un mercado de $ 4,7 mil millones para 2022, según Market Watch.

Las tasas de adopción de VDI también están aumentando, pero a un ritmo más lento. Un informe de 2018 de Business Wire fijó el mercado global para las aplicaciones de VDI en una tasa de crecimiento anual compuesta del 27% hasta 2023. Aparentemente, DaaS se está convirtiendo rápidamente en la plataforma preferida, sin embargo, el mayor aumento en la adopción de DaaS se debe probablemente a la maduración de la tecnología. Gartner ve a DaaS lograr la paridad de funciones «esencial» con VDI este año, aunque en diferentes pistas de aplicaciones.

«Las organizaciones de TI están considerando escritorios virtuales basados ​​en la nube debido al desafío de mantener una experiencia de calidad para el usuario final», dijo Gary Bea, director de servicios de consultoría y operaciones técnicas de Goliath Technologies, una compañía de software de monitoreo y solución de problemas de TI. «Lo que descubrieron es que, aunque los equipos de escritorio se están moviendo a la nube, la responsabilidad no. Pero ahora, cuando resuelven los problemas de la experiencia del usuario final, tienen que involucrar a un tercero y no pueden manejarlo directamente. En lugar de mejorar la experiencia del usuario final, hay otro nivel de abstracción y complejidad inyectado en el proceso que solo causa más ofuscación y retraso».

Las aplicaciones VDI locales y DaaS tienen sus fortalezas y debilidades. Dependiendo del entorno y la aplicación, ciertos casos de uso se ajustan mejor a cada plataforma.

Control de escritorio. Las aplicaciones VDI tienen sentido para las empresas que necesitan un control granular sobre sus escritorios virtuales y la infraestructura subyacente en la que se alojan los escritorios. Si bien los proveedores de la nube permiten que sus suscriptores realicen ciertas personalizaciones en los escritorios virtuales, la mayor parte de la infraestructura subyacente está oculta a la vista. Eso no solo limita los cambios de configuración que puede realizar una organización, sino que también puede dificultar la resolución de problemas. Los problemas de rendimiento o estabilidad de los escritorios basados ​​en la nube pueden requerir que el proveedor de servicios de la nube solucione los problemas. Y, por lo general, llevará más tiempo diagnosticar y resolver el problema en comparación con el escritorio virtual alojado localmente.

Confiabilidad de internet. VDI se adapta mejor que DaaS a las empresas que tienen conectividad a internet limitada o no confiable. Como cualquier otro servicio basado en la nube, se accede a los escritorios virtuales alojados en DaaS a través de internet. Si el ancho de banda de internet es limitado, la experiencia del usuario final puede verse afectada negativamente. Además, cuando se utiliza DaaS, la conexión a internet de una empresa puede convertirse en un punto único de falla. Los empleados no podrán acceder a sus escritorios corporativos si hay una interrupción en la conectividad a internet.

Flexibilidad de aplicaciones. VDI es una buena opción para ejecutar una configuración de escritorio virtual muy específica. Los proveedores de DaaS generalmente ofrecen algunas opciones de escritorio virtual pequeño, mediano y grande, de tamaño rígido, que pueden no ser capaces de ejecutar aplicaciones con un uso intensivo de recursos en escritorios virtuales basados ​​en la nube. Además, si los empleados utilizan solo aplicaciones muy ligeras, es posible que una empresa deba pagar por los recursos basados ​​en la nube que no se utilizan. VDI, por otro lado, le permite a una empresa escalar escritorios virtuales para satisfacer sus necesidades exactas.

Licencia de sistema operativo. Las aplicaciones de VDI pueden ser la mejor alternativa para una empresa que desea hacer la transición desde los escritorios físicos. Esa compañía presumiblemente ya posee licencias de sistema operativo de escritorio que probablemente se pueden reutilizar en sus escritorios virtuales basados ​​en VDI. Algunos proveedores de la nube permiten que los suscriptores de DaaS traigan su propia licencia de sistema operativo. Sin embargo, más a menudo, el precio de suscripción incluye el costo de una licencia de SO que el suscriptor podría pagar extra por una licencia que ya posee.

Protección de datos. VDI podría ser mejor cuando se trata de proteger datos confidenciales, ya que los escritorios virtuales alojados en VDI residen en las instalaciones. Los datos confidenciales no se transmiten a través de internet ni se accede a ellos desde escritorios virtuales basados ​​en la nube que pueden ser monitoreados por el proveedor de la nube. Los proveedores de DaaS invierten enormes sumas de dinero para mantener su servicio seguro, mientras que la mayoría de las compañías implementan controles para evitar que los usuarios almacenen datos directamente en sus equipos de escritorio.

Este artículo se actualizó por última vez en junio 2019

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close