Guía Esencial

Navegue en las secciones

BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Almacenamiento empresarial: de los fundamentos a los detalles
Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Afinación de los sistemas de almacenamiento en cinta para el rendimiento del respaldo de datos

Si utiliza la cinta como soporte de backup, probablemente tenga que hacer un ajuste fino de su sistema. Consejos para acelerar su sistema de cintas de respaldo.

Si utiliza usted la cinta como soporte de backup, probablemente necesite hacer un ajuste fino de su sistema para obtener un rendimiento óptimo en materia de backups. He aquí algunos consejos para acelerar su sistema de backup en cinta.

Qué necesita la cinta

A diferencia del disco, la cinta es un soporte secuencial, donde los bloques de información se graban o se leen en oDRen. Por ello, la cinta requiere una afluencia regular de datos a la velocidad de avance de la cinta. Aunque las memorias intermedias del sistema, la unidad de cinta e incluso los adaptadores de bus del alojador de la red de áreas de almacenamiento pueden ayudar a compensar desajustes temporales, si hay un desajuste crónico acabarán saturándose (o vaciándose, si la corriente de datos no mantiene el ritmo de las unidades).

En el peor de los casos, la unidad de cinta tendrá que parar y rebobinar la cinta para dejar que el resto del sistema recupere el retraso. Estas idas y venidas no sólo vuelven más lentos los backups, sino que además incrementan el desgaste de la cinta y de la unidad.

Aunque siempre se puede reducir la velocidad de la unidad de cinta para ajustarla a la velocidad del sistema, es más sensato revisar todo el sistema para buscar la forma de acelerar la transferencia de datos.

Compruebe que la carga equilibrada del sistema coincide con la velocidad de la cinta

El resto del sistema tiene que enviar datos a la unidad de cinta a la velocidad adecuada, que normalmente suele ser la velocidad más alta admitida por la unidad de cinta.

Si sólo se producen desajustes ocasionales, frecuentemente se puede resolver el problema incrementando el número de memorias intermedias del servidor o del sistema de disco. Se puede determinar el número óptimo de buffers por ensayo y error.

Identificación de cuellos de botella del backup

El archivo de registro de backup es su mejor aliado. Los registros le pueden notificar reescrituras de bloques, ralentizaciones, y la necesidad de rebobinar la cinta para esperar los datos.

Puede averiguar la velocidad real del backup mediante las utilidades de tiempo (Linux, Sun OS, etc.) o de cronometraje (Windows) para ver cuánto tarda el sistema en procesar un archivo grande. Si divide el tamaño del archivo por el tiempo de proceso, obtendrá la velocidad media. Comparándola con la documentación de la unidad, podrá comprobar qué proporción del rendimiento máximo está consiguiendo.

Un problema común es que la configuración de la unidad de cinta, como el tamaño de los bloques, no está optimizada para la tecnología moderna. Por lo general, los proveedores establecen los ajustes por omisión para el menor denominador común, para asegurarse de que la unidad funcione nada más salir de la caja. No obstante, esos ajustes rara vez son óptimos. Si utiliza usted una nueva unidad LTO-4 (120 MBps sin compresión), es muy posible que los ajustes del servidor, la red y demás servidores no permitan igualar el rendimiento del sistema. Estos ajustes figuran en los componentes respectivos (es decir el servidor, las tarjetas de red, el software). Consulte la documentación de su unidad para comprobar cuáles son los ajustes óptimos y vuelva a configurarlos si fuera necesario.

Determinar correctamente el tamaño de los bloques

Como la cinta lee información por bloques secuenciales, y como la lectura de un bloque –sea cual sea su tamaño- generalmente conlleva cierta carga de trabajo indirecta, en las unidades de disco normalmente compensa definir un tamaño de bloques mayor de lo que son en realidad.

Las unidades de disco alcanzan su máximo rendimiento cuando su tamaño de bloques está equilibrado con la índole de los datos leídos o escritos. En la mayor parte de los sistemas, se trata de un bloque bastante pequeño – de 16K tal vez. La cinta simplemente intenta transferir el máximo de datos posibles, en lugar de transferir pequeños fragmentos de datos.

Esto es algo que hay que determinar por ensayo y error. Experimente con varios tamaños de bloque en un archivo de datos grande (2 GB), y cronometre los traspasos a cinta. Quizás observe que en la actualidad, su sistema empieza por enviar datos a la unidad de cinta en bloques de sólo 1K, cuando su velocidad óptima requiere bloques de 2048K. En ese caso, podrá mejorar sustancialmente la duración de los backups.

Active la compresión

La compresión incrementa el rendimiento y acorta la duración del backup. La medida en que lo haga de pende de la índole y la combinación de los archivos descargados, pero en general cabe esperar una compresión de 1.5:1 a 2:1, con la correspondiente aceleración de los backups.

Hay que señalar no obstante que la tasa de compresión no es un valor absoluto. Varía mucho (aunque no superará nunca el dato publicado por el proveedor) y hay que determinarlo por ensayo y error. Puede examinar sus resultados para comprobar qué compresión está consiguiendo, pero tenga presente que la tasa de compresión no es fija, sino que puede variar algo de un backup a otro, dependiendo de la combinación de archivos.

Utilice la deduplicación de datos

La deduplicación de datos retira de la corriente los datos redundantes antes de que lleguen a la unidad de cinta. Dado que en un backup típico, la mayor parte de los datos es redundante –un 90% o más, según los proveedores – la deduplicación de datos puede ahorrar una enormidad de tiempo y de espacio en disco. Tenga en cuenta que los ahorros de tiempo no serán equivalentes al porcentaje de deduplicación. Si consigue una reducción del 90% del tamaño de sus archivos, no conseguirá una reducción del 90% de la duración, pues lleva tiempo examinar los datos y retirar los bloques redundantes. Sin embargo se consiguen ahorros substanciales en la ventana de backup. La deduplicación se puede llevar a cabo en cualquier punto de la cadena de backup entre el servidor y la cinta.

Aunque su backup no llene su ventana de backup, tendrá que seguir prestando atención a su unidad de cinta. Si la unidad va hacia delante y hacia atrás, las cintas y la unidad se desgastan a un ritmo muy acelerado. Dedicar un poco de tiempo a comprobar los parámetros de configuración puede ser muy rentable.

 

Sobre el autor: Rick Cook es un autor especializado en temas relacionados con el almacenamiento y la gestión del almacenamiento.

Este artículo se actualizó por última vez en agosto 2009

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close