Prácticas de consolidación de centros de datos para planificadores de recuperación de desastres

Muchas organizaciones grandes y pequeñas se están viendo en la necesidad de consolidar sus datos. Siga estos consejos para la consolidación de su centro de datos.

Muchas empresas y agencias gubernamentales están  consolidando sus centros de datos. Las más grandes de dichas organizaciones tienen centros de datos por todo el país e incluso por todo el mundo. En muchos casos han crecido debido a las empresas adquiridas y han añadido centros de datos al mismo tiempo que añadían las sucursales.

La consolidación de los centros de datos no es sólo un asunto para los  planificadores de recuperación de desastres (DR) en grandes empresas. Las pequeñas empresas, a menudo con un solo emplazamiento físico, se encuentran con servidores distribuidos y almacenamiento de datos disperso alrededor de sus oficinas. No obstante, los centros de datos distribuidos frecuentemente carecen de la seguridad y el control de acceso de un edificio centralizado. Igual que en las grandes organizaciones, estas empresas también tienen una necesidad de consolidar su procesamiento de datos.

Consideraciones de los centros de recuperación de datos debidos  a desastres

Aun más, para ambas organizaciones, grandes y pequeñas, la duplicación de personal innecesario, de propiedades, de calefacción y aire acondicionado, y la conectividad de la red han llegado a ser un lastre financiero en un tiempo en que los gastos están bajo intenso escrutinio por los gestores. Así, estas organizaciones están consolidando los equipos en numerosos edificios grandes y pequeños en centros de datos diseñados para servir sus negocios en general. Las razones que empujan esta consolidación son técnicas y económicas, pero el resultado es el mismo: más poder de procesamiento en menos lugares.

Cuando hay muchos centros de datos, la péDRida de uno tiene un efecto limitado. Pero si el número de instalaciones  de recuperación de desastres es reducido, por ejemplo, desde muchos a un número relativamente pequeño, la péDRida de cualquiera de las instalaciones DR puede ser devastadora. No obstante, la diferencia de escala también deja muchos cálculos económicos y técnicos previos discutibles. Para la mayoría de las empresas, no es económico construir un centro de backup para cada centro de datos consolidado. Y hay pocos, si los hay, servicios comerciales de recuperación de desastres que puedan acomodar los nuevos centros de datos de gran tamaño.

Asumiendo que la decisión de consolidar se toma basada en una combinación de tecnología, gestión de riesgos, costos y consideraciones de servicio al cliente, está claro que la recuperabilidad requiere una aproximación diferente para resolver este asunto del que la mayoría de las  empresas han tomado en el pasado en lo que se refiere a recuperación de desastres. Existen una serie de factores que deben ser tomados en cuenta relacionados con la estructura de recuperabilidad y la elasticidad entre los centros de datos consolidados, y las empresas los deben considerar cuando toman decisiones.

Qué tipo de instalaciones de backup, y cuantas?

La viabilidad y adaptabilidad de centros de datos legados para servir como backup para grandes centros construidos para sistemas modernos debe ser tomada con precaución. Por ejemplo, los centros de datos diseñados originalmente para operaciones mainframe no se adaptan bien a implementaciones a gran escala de servidores del tipo blade, grandes servidores UNIX, almacenamiento concentrado ó actividad intensiva de red. El calor generado por el equipo es difícil que se disipe en un viejo centro de datos, los cuales tienen típicamente techos de 12 pies. El calor frecuentemente lleva a flujos de aire irregulares en el centro de datos y sitios problemáticos en un sinnúmero de lugares. Los suelos falsos de 1 ½ a 2 pies en los viejos centros de datos también hacen difícil el suministrar y gestionar suficiente potencia  para los servidores y los  arrays de almacenamiento. Los Centros de Datos legados fueron diseñados para suministrar potencia de 35 a 45 vatios por pie cuadrado, pero no se olvide que la alta concentración de equipos puede usar hasta 100 vatios por pie cuadrado. Muchos antiguos centros de datos fueron  diseñados con un área relativamente grande para suelos falsos y menos para equipo mecánico, eléctrico y de cañería (MEP). Y los más modernos centros de datos frecuentemente intercambian el ratio de espacio de suelo falso MEP.

Además, en los centros de datos legados, la grandísima cantidad de cables necesarios para unir numerosos servidores, almacenamiento y redes vienen a ser una maraña en  espacios limitados. Y el cableado desprende calor que necesita ser disipado bajo el suelo.

Una forma de solucionarlo es el diseñar centros de datos consolidados para hacerse backup el uno al otro. Si los centros tienen que ser consolidados en uno, está claro que se necesita otro centro alternativo. Con tres ó más, puede tener sentido el que uno actúe como centro de recuperación de desastres para los otros.

Los problemas con una instalación centralizada de recuperación de desastres

En la estrategia de un sistema centralizado de recuperación de desastres se asume normalmente que la instalación de backup contiene equipo suficiente para hacer funcionar las operaciones de cualquiera de los otros emplazamientos en caso de que uno de ellos tenga problemas. La implicación es que hay suficiente consistencia en el haDRware y el software usados en cada emplazamiento y que las aplicaciones e infraestructura de cualquiera de ellos pueden funcionar en los servidores y almacenamientos situados en el centro de recuperación. Desde luego, un solapamiento del 100% es casi imposible de conseguir, pero cuanto más sea el sesgo entre las configuraciones en el emplazamiento principal, más diverso tendrá que ser el equipo a instalar en el centro de recuperación.

Si las configuraciones son significativamente diferentes (tal como sería el caso en centros de datos resultantes de una fusión de empresas), el equipo instalado en el emplazamiento de backup será un múltiple de cualquiera de los otros, lo cual es una propuesta antieconómica. La consolidación de servidores y virtualización de almacenamiento ayuda en esto, pero si las configuraciones físicas no son comparables, tendrá un  costo en capacidad.

Muchas organizaciones han encontrado que tienen suficientes requisitos empresariales  para la recuperación sin péDRida ó con poca péDRida de datos. Los equipos y requisitos para la red y de equipo de replicación de datos sincrónicos ó asincrónicos pondrán límite al uso de una sola instalación de backup. Un emplazamiento centralizado de recuperación de desastres necesitará tener almacenamiento fijado al suelo para las aplicaciones en todos los emplazamientos de producción que necesitan   una replicación de datos. Si fuera necesario de usar una instalación  de  recuperación, y si la virtualización de servidores no fuera empleada, sería necesario poner a funcionar servidores equivalentes a los del emplazamiento afectado (con las preocupaciones indicadas anteriormente), mientras que al mismo tiempo se reciben y almacenan datos replicados desde otros dos emplazamientos. Aún más, con el emplazamiento  de recuperación de datos llevando la producción, también será necesario el tener ancho de banda que soporte ambas aplicaciones de producción y replicación continuada provenientes de los emplazamientos que han sobrevivido. Si una empresa tiene un plan fiable para ancho de banda a petición, ello puede ser factible. Sin tales tipos de soluciones la inversión en exceso de capacidad de la red puede ser dantesca.

Centros de datos emparejados

El emparejamiento de centros de datos es una estrategia donde dos centros de datos se replican uno al otro y sirven como el emplazamiento de recuperación recíproco. Centros de emparejamiento con configuraciones similares y confiando en la virtualización para permitir un uso mejor de la utilización de plataformas físicas en una emergencia puede ser una estrategia más efectiva que un emplazamiento de desastres centralizado. Mientras que la virtualización ha ayudado a algunas empresas a aliviar algunos límites impuestos por una falta de disponibilidad de haDRware con fines de recuperación, muchas empresas están ahora buscando implementar virtualización para aplicaciones   críticas y pueden no estar todavía en una posición de sacarle ventaja a los beneficios de la elasticidad y la recuperación de datos.

Existen muchos análisis financieros, técnicos, operacionales, de riesgo y de servicio que se incluyen con las estrategias para ambos, la consolidación y la recuperación. No existe una sola solución correcta ó incorrecta. Si estos análisis son bien documentados y convincentes, deben llevar a conclusiones que satisfagan las necesidades de producción y recuperación, con un presupuesto realista. Algunas empresas pueden beneficiarse de una instalación compartida de recuperación de desastres, otras pueden tener éxito usando un servicio comercial de recuperación, y muchas se pueden beneficiar de centros emparejados. Sin importar que opción Vd. escoja, es importante que todos los aspectos de la consolidación del centro de datos se hayan tomado adecuadamente en consideración.

Acerca del Autor: Steven Ross es un ejecutivo de Risk Masters Inc., y tiene un certificado del Master Business Continuity Professional (MBCP). Es un especialista en gestión de la continuidad del negocio, gestión de crisis y planificación de recuperación de desastres de T.I. Es editor de la serie de publicaciones “e-commerce security”, y autor de algunos de los libros de la serie, incluyendo “e-commerce Security. Business Continuity Planning”.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close