viperagp - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Use la nube para alcanzar la transformación del modelo operativo

La computación de nube no es un fin en sí misma. Para construir una infraestructura de nube escalable que ayude a lograr la transformación del modelo operativo, Mark Tonsetic aconseja a los CIO que tomen estos seis pasos.

El cambio de la infraestructura de TI a la nube no es una cuestión de si, sino de cuándo y cuánto. Los datos de la encuesta recopilados el otoño pasado por CEB, ahora Gartner, indican que la organización promedio espera triplicar la parte de la capacidad que asigna a los servicios de la nube pública en los próximos dos o tres años. La cuota asignada a nubes privadas internas o infraestructura local más convencional continuará disminuyendo, suponiendo que las líneas de tendencia actuales perduren.

¿Por qué? ¿La economía prevista en The Big Switch de Nicholas Carr ha llegado a pasar, y la computación se convertirá esencialmente en un servicio público?

No exactamente, y aún no. Los datos adicionales que recopilamos de los líderes de TI indican que la economía de la nube varía según la organización. Un poco más de la mitad informaron que los costos de ejecutar en la nube eran más costosos que las alternativas locales, mientras que la otra mitad reportó ahorros por correr en la nube.

Entonces, las grandes empresas no están en el punto donde se cree que la nube es definitivamente y universalmente una mejor opción en términos de costo puro. Claramente, hay algo más detrás del crecimiento que los líderes de TI anticipan en su consumo de servicios en la nube.

La nube al servicio de la transformación del modelo operativo

La causa se puede rastrear al enfoque a nivel de CEO en inversiones digitales, y lo que esto significa para los retornos de la inversión en tecnología. Los principales líderes empresariales de todas las industrias se centran en las iniciativas tecnológicas, ya sea para impulsar el crecimiento orgánico o evitar ser transtornados. Para muchos, la nube ofrece la escala y la flexibilidad necesarias para soportar la transformación del modelo operativo a una velocidad que la mayoría de las organizaciones de TI internas no pueden igualar.

Entonces, la nube puede ser más costosa por costo unitario, pero esa diferencia puede palidecer al lado de la inversión requerida para, por ejemplo, soportar actualizaciones a gran escala de tecnología heredada e instalaciones de soporte. Debido a que se puede acceder a las capacidades permitidas por la nube ahora, puede parecer económicamente más inteligente, desde el punto de vista de la "historia digital" que el CFO y el CEO quieren contarle a Wall Street. Los artículos sobre las estrategias en la nube de compañías como General Electric, Johnson & Johnson y Capital One lo dejan muy claro. Ninguno de ellos habla de la nube como un fin en sí mismo, sino como parte de un esfuerzo digital mayor –y la transformación del modelo operativo– para innovar, ofrecer servicios digitales a los clientes o acelerar el desarrollo de nuevos productos.

Esto también significa que la nube debería ser solo un componente de la transformación del modelo operativo de la TI corporativa. No se puede esperar que la nube brinde resultados digitales de primera línea sin estrategias de diseño y desarrollo de software que la conecten con los proyectos de negocios digitales.

Esto ha estimulado los esfuerzos de los líderes de TI para traer DevOps a las empresas e incluir el uso de equipos que entrenan a los desarrolladores para codificar arquitecturas basadas en la nube. No es posible que la nube funcione sin nuevos enfoques de compromiso comercial que conecten las estrategias de adopción de la nube con las oportunidades de escala e innovación. En una organización que estudiamos, esto condujo al establecimiento de "campeones de la nube", gerentes de productos comerciales que enseñan a los líderes de las unidades de negocio cómo hacer uso de las capacidades de la nube en sus productos para obtener mejores resultados comerciales.

Seis pasos para una infraestructura de nube escalable

Para garantizar que la nube ofrezca una verdadera transformación del modelo operativo, los equipos de TI deben tomar seis pasos.

  1. Determinar el rol que debe desempeñar la nube en la estrategia digital de la empresa. Ninguna estrategia de nube debería comenzar desde la perspectiva de las TI corporativas. Más bien, las TI corporativas deberían comenzar preguntando dónde la nube puede permitir las actividades comerciales, los casos de uso y las iniciativas digitales.
  2. Colaborar con socios de negocios para determinar prioridades y compromisos entre la velocidad, el costo y el riesgo. Educar a los socios de negocios acerca de la nube, y las ventajas que conlleva, es una parte clave para desarrollar la perspicacia digital más amplia de la empresa.
  3. Comenzar con proyectos de baja complejidad y desarrollar de forma iterativa esfuerzos de mayor valor. Las capacidades de la nube y las prioridades digitales están cambiando a un ritmo tan rápido que ninguna estrategia puede permitirse ser inflexible en su enfoque. Las TI corporativas, junto con sus socios comerciales, deberían adoptar un enfoque de prueba y aprendizaje para desarrollar modelos de mejores prácticas para el uso de la nube, a lo largo del tiempo.
  4. Diseñar una arquitectura en la nube que priorice la simplicidad y la capacidad de respuesta. Las estrategias en la nube deberían recordar que el diseño de una arquitectura en la nube no es un fin en sí mismo, sino el medio para un aprovisionamiento más rápido y simplificado de los servicios a los clientes de infraestructura. La pregunta en el diseño no es necesariamente cómo debería verse la arquitectura, sino cómo la arquitectura permitirá los servicios que queremos ofrecer.
  5. Adaptar las operaciones para aprovechar tanto la nube como la automatización. Las estrategias de nube no deben buscar meter la nube a la fuerza en las operaciones y modelos de procesos más antiguos. Más bien, los líderes de operaciones deben observar cómo los modelos de procesos deben cambiar para la supervisión, la orquestación y la gestión en la nube, y los nuevos roles que promueven las capacidades automatizadas que la nube puede brindar.
  6. Construir equipos de nube que sean técnicamente versátiles, colaborativos y abiertos a la innovación. El uso de la nube requerirá diferentes modelos de equipo y perfiles de habilidades que casan el conocimiento arquitectónico de punta a punta con profundidad técnica. Lo que es más importante, los miembros del personal necesitan las habilidades blandas (colaboración, comunicación y conocimientos comerciales) que permitan a los equipos encontrar medios innovadores para aplicar las tecnologías de la nube a los resultados comerciales.

Cada uno de estos pasos refleja que la nube no es solo un cambio en la tecnología, sino un facilitador de la transformación del modelo operativo. Para tener éxito, los líderes de TI deben reconocer que la nube es, en última instancia, un cambio en la forma en que la infraestructura de TI funciona para soportar un conjunto en evolución de prioridades empresariales digitales.

Sobre el autor: Mark Tonsetic es líder de la práctica de TI en CEB, ahora Gartner, una compañía de tecnología y conocimiento de mejores prácticas. Mark trabaja con líderes de TI en infraestructura y aplicaciones.

Este artículo se actualizó por última vez en octubre 2017

Profundice más

PRO+

Contenido

Encuentre más contenido PRO+ y otras ofertas exclusivas para miembros, aquí.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close