Noticias

Altibajos del apagón analógico en México

Lizzette Pérez Arbesú

Tras varios meses de preparación, la semana pasada se realizó en la ciudad fronteriza de Tijuana, Baja California (México), el intento de apagar finalmente la señal de televisión analógica para transmitir por completo desde una señal digital. Sin embargo, el proyecto no fue exitoso y unos días después se tuvo que reestablecer la señal analógica en toda la entidad.

Alrededor de 7% de los televidentes que dependen de la señal abierta quedaron sin servicio, esto equivale a 3.6% de la población total (unos 14,324 hogares), aunque el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) estima en 70,000 el número de personas afectadas. Se espera que los inconvenientes técnicos estén resueltos en su mayoría hacia el 18 de julio, fecha en que se intentará nuevamente realizar este apagón.

Como sea, los inconvenientes no técnicos no serán solucionados tan rápidamente… particularmente aquéllos relacionados con la adquisición de televisores y equipos de codificación para TV digital. Si bien Baja California se encuentra en la posición 13 en el listado de aportación al PIB nacional por estados, de acuerdo con datos del INEGI, lo cierto es que esa entidad alberga a cientos de familias de escasos recursos que no podrán acceder a los contenidos de la señal digital desde su viejo televisor analógico.

De acuerdo con la Encuesta sobre la Penetración de la Televisión Abierta en los Hogares (ENPETAH), el porcentaje de los hogares con capacidad para reproducir señales de televisión digital y que dependían de la señal de la televisión abierta en abril de 2012 fue de solo 3.4 %. Para apoyar a los hogares que aún no tenían equipos digitales, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) puso en marcha un programa piloto de tres meses (del 11 de diciembre de 2012 al 12 de marzo pasado) para instalar gratuitamente decodificadores y/o antenas.

El “apagón analógico” en Tijuana requirió alrededor de $300 millones de pesos para instalar alrededor de 200 mil decodificadores que fueron entregados por la empresa Teletec a hogares de bajos recursos en Tijuana. El apagón analógico que se realizará a nivel nacional en el año 2015 requiere de $13,188 millones de pesos,  según la Cofetel. Al parecer, las siguientes ciudades que se quedarán sin señal analógica, de acuerdo con el calendario de Cofetel, serán Mexicali (Baja California), Ciudad Juárez (Chihuahua), Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros (Tamaulipas), y Monterrey (Nuevo León); todas estas ciudades, ubicadas en estados de la región norte del país.

 

Antecedentes

El apagón analógico es el nombre con el que se conoce al cese de las emisiones analógicas de los operadores de televisión. Una vez completado es indispensable disponer de un televisor con un sintonizador digital o utilizar un sintonizador A/53 del ATSC, pudiendo usar evoluciones como A/72.

La Televisión Digital Terrestre (TDT) permite sintonizar contenidos con una mayor calidad de audio y video; y la eliminación, casi total, de las interferencias. Adicionalmente, permite la transmisión de contenidos en alta definición y, en algunos casos, otorga al televidente la posibilidad de interactuar con los contenidos.

De acuerdo con Ignacio Peralta, subsecretario de Comunicaciones de la SCT, este cambio tecnológico permitirá el uso del espectro radioeléctrico para transmitir más canales con mejor imagen y sonido, dentro de una sola banda. Esto favorecerá la reducción de costos publicitarios y, por ende, el costo de comercialización de los productos. Asimismo, dijo Peralta, habrá un incremento de calidad en los servicios de telecomunicaciones.

Al apagar los canales de señal analógica, se liberan 48 mega hertz del espectro radioeléctrico en la banda de 700 mega hertz, de los que ya puede disponer el Estado para utilizarlos en nuevos servicios de telecomunicaciones.

De acuerdo con Ernesto Piedras, CEO de la firma de análisis e investigación The Competitive Intelligence Unit (The CIU), en Estados Unidos, el apagón analógico fue pospuesto en diferentes ocasiones debido a la lenta adquisición de aparatos decodificadores, por lo cual se postergó hasta el 2009 aun cuando se planteó desde 1996. “Asimismo, en países como Brasil, donde el apagón está previsto para llevarse en 2015, se han implementado, desde hace varios años, políticas encaminadas a garantizar la continuidad de las señales televisivas”, incluyendo la comercialización de televisores analógicos y el otorgamiento de decodificadores a la población de menores recursos, expresó Piedras.

Sin embargo, dice, en el caso de México, no fue hasta sino hasta 2012 y 2013 cuando, ante la cercanía del apagón analógico, se pensó en políticas públicas que beneficiaran la transición digital, así como el otorgamiento de decodificadores gratuitos para la población que depende del servicio de televisión abierta.

 

¿Orgullo nacional y ejemplo regional?

Mientras continúa el debate sobre el primer intento de apagón analógico en el país, el presidente de la Cofetel, Mony de Swaan Adatti, presume que Tijuana es la primera ciudad de México y América Latina en realizar el apagón analógico.

Así, el 93% de penetración que alcanzó el apagón en esa ciudad fronteriza fue superior a los niveles alcanzados en naciones como España, Nueva Zelanda, Italia y Estados Unidos, éste último, que apagó su televisión análoga con un 89% de penetración de televisores con capacidad para recibir señales digitales, de acuerdo con el funcionario.

De Swaan ha comentado que el calendario de los siguientes apagones en el norte de la República pudiera retrasarse como resultado de la ausencia de recursos; no obstante, “no se pone en riesgo” que el apagón analógico se concrete en 2015, como planea la Cofetel.

 

No en la práctica

Más de 100 colonias de la periferia de los municipios de Tecate y Rosarito, habitadas por familias de escasos recursos, han interpuesto un recurso de amparo contra este apagón debido a que ni siquiera les han sido entregados decodificadores de señal digital. Por otra parte, el alcalde de Tijuana, Carlos Bustamante Anchondo, solicitó una prórroga al apagón analógico, debido a que aún faltan por entregar “una gran cantidad de cajas digitales en los hogares de Tijuana”.

Fernando Borjón, titular de la unidad de Sistemas de Radio y Televisión de la Cofetel, explicó que los más de 14,000 hogares que posiblemente podrían registrar problemas al captar las señales televisivas, corresponden a 7% de los hogares que dependen de la televisión abierta en la entidad. "Podría ser que en algunos casos existan personas que se queden sin el servicio, en otros casos las personas que no tengan antenas decodificadoras podrían captar las señales de un canal análogo que transmite desde Tecate, pero ello dependerá de la zona en donde se encuentren esos hogares", expresó.

Indicó que la Cofetel entregó las antenas a 'hogares objetivo' para incrementar la penetración de las señales de televisión digital a 93% de la población. "La política de digitalización que aprobó el pleno de la Cofetel señala que al menos 90% de la población debe tener acceso a la televisión digital y nosotros sobrepasamos ese nivel, por lo tanto estamos en condiciones de decretar el apagón", añadió. Osea que, bajo este criterio, habrá un número de hogares sin acceso a la televisión y eso es perfectamente aceptable. Nada más que un daño colateral.

El proceso ha destapado una serie de malas prácticas en la implementación y entrega de los decodificadores, algo que habrá que mantener en consideración conforme se realice el apagón en las siguientes ciudades en el calendario de la Cofetel.

 

Prórroga por elecciones locales

La transición a la señal digital ocurre en un periodo de elecciones locales, por lo que el Instituto Federal Electoral (IFE) solicitó a la Cofetel que se mantengan las transmisiones analógicas de televisión abierta hasta la conclusión de los comicios del próximo 7 de julio.

La intención es "que los ciudadanos de dicha demarcación política estén en posibilidad de recibir los mensajes de autoridades electorales y de partidos políticos y, de esa manera, contar con mayores elementos para razonar su voto", señaló el IFE en un comunicado.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, solicitó al organismo regulador suspender la transición de la señal televisiva y retomarla hasta después de los comicios estatales del 7 de julio.

El funcionario, instruido por el Presidente Enrique Peña Nieto, informó también que se abrirá un módulo de atención en las oficinas de la SCT en Tijuana para que las familias tramiten un decodificador gratuito. El gobierno invertirá $14 millones de pesos para este fin.

De Swaan sostiene que la suspensión del apagón analógico en Tijuana obedeció a una petición de la autoridad electoral y por la SCT, no a fallas técnicas en el proceso de migración.


Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo