Almacenamiento, la incómoda necesidad de las empresas

Almacenamiento, la incómoda necesidad de las empresas

Lizzette Pérez Arbesú

Ya sea como un mecanismo de protección de datos, como un repositorio de información o como una garantía de disponibilidad en caso de desastre o interrupción del negocio, el almacenamiento es una práctica necesaria para todos los negocios. Sin embargo, no es precisamente el rubro preferido de los administradores de TI. Más bien es algo que deben hacer, pero incluso si pueden delegarlo, mejor.

De acuerdo con la encuesta de Prioridades de TI 2013 de TechTarget, los CIO y gerentes de TI en América Latina no dedican gran parte de su tiempo a las tareas relacionadas con el almacenamiento. De hecho, este rubro se encuentra por debajo del 5% en el listado de áreas a las que más tiempo dedican, muy por debajo de la gestión general de TI (38.2%), la gerencia de proyectos o programas (29%), el desarrollo de aplicaciones (28.4%), las bases de datos (21.9%), los centros de datos y la infraestructura de operaciones (20.8%) y la seguridad (17.4%). El almacenamiento ocupa el último sitio de la lista, superado todavía por rubros como la configuración de redes, la gestión de aplicaciones, las copias de seguridad y recuperación de desastres, e incluso por las tediosas tareas de gestión de escritorios y dispositivos.

No es de extrañarse entonces que casi la tercera parte de los respondientes (30.2%) esté considerando migrar entre un 40 y 60% de su capacidad de almacenamiento a la nube, mientras que un 44% estará migrando a la nube entre 5 y 40% de su capacidad. Sin embargo, ante la pregunta de qué tipo de almacenamiento primario utilizará su organización este año, solamente un 16.8% seleccionó la opción de almacenamiento puro en la nube; casi la mitad (46%) optará por la virtualización de su capacidad de hospedaje de datos.

Incluso otras opciones fueron consideradas antes que la nube en esta pregunta: la reducción de datos de almacenamiento primario –es decir, técnicas de compresión o deduplicación, entre otras– (28%), el almacenamiento de estado sólido (23%), la escalada de NAS (19.3%) y el almacenamiento para escritorios virtuales (18%).

A final de cuentas, contar con la información en una instancia en la nube es visto como un mecanismo de protección y respaldo de los datos, para tenerlos disponibles en caso de desastres o interrupción del negocio. No se trata del almacenamiento en la nube per se, sino de un objetivo de negocio.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, 60.5% de los respondientes en América Latina consideran iniciativas de respaldo de almacenamiento para recuperación de desastres, mientras que 51.8% lo hará como un medio de respaldo de servidores virtuales. Un 36.4% se interesa por la deduplicación de datos para respaldo, en tanto que 18% considera nuevas tecnologías de cinta (tipo LTFS). La opción de respaldo en la nube fue seleccionada por apenas 14.4% de los respondientes.

Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo