Noticias

Cielo nublado en el panorama de TI para América Latina

Lizzette Pérez Arbesú

Como en todos los ciclos de implementación de nuevas tecnologías, el cómputo de nube tuvo que pasar por una etapa de evaluación. Durante algunos años escuchamos hablar mucho al respecto, desde las definiciones hasta los usos prácticos, sin embargo, pocos se animaban a implementarla dentro de su esquema de negocios. Al menos, hasta ahora.

De acuerdo con la encuesta de Prioridades de TI 2013 de TechTarget, los usuarios de América Latina ya están trabajando en proyectos de cómputo de nube, o planean hacerlo este año. Casi un cuarto de los encuestados (24.8%) se inclinó por proyectos de nube privada, mientras que 23.8% aprovechará los servicios de nube de proveedores externos. Ambos porcentajes suman casi un 50% de respuestas orientadas hacia la implementación de iniciativas de nube este año, por encima de otros rubros como el cumplimiento, movilidad, big data y consolidación de la infraestructura de TI.

Lo anterior se refleja directamente en el presupuesto que las compañías asignarán este año para proyectos de nube. Casi 30% de los respondientes indicó que su empresa incrementará su presupuesto para servicios de cloud computing; esta respuesta sólo fue superada por un alza en la partida destinada para hardware (63.3%) y software (54.9%).

En otra pregunta relacionada con el impacto de la adopción de cómputo en la nube sobre el presupuesto, más de la mitad de los respondientes indicaron que el gasto de servicios de TI en su organización ha aumentado.

Almacenamiento en la nube, el servicio más deseado

Si bien el correo electrónico y otras aplicaciones consideradas de menor riesgo para la empresa ya han sido migradas a servicios de nube, este año las organizaciones están considerando aprovechar la capacidad de almacenamiento en la nube como una alternativa para reducir costos de infraestructura en hardware. La mitad de los encuestados optará por implementar almacenamiento de nube en sus empresas, por encima de otros servicios de nube como Infraestructura como Servicio (IaaS, 40.7%), Plataforma como Servicio (PaaS, 34.9%), Recuperación de Desastres (DR, 33.7%) y Bases de Datos como Servicio (32.6%). Solamente el Software como Servicio (SaaS) iguala en prioridad al almacenamiento, con 50% de la preferencia de los respondientes.

De aquéllos que llevarán su capacidad de almacenamiento a la nube, 30% planea migrar entre 60 y 80% de su capacidad, mientras que 44% migrarán entre 5 y 40% de su capacidad de aquí al año entrante. En lo que respecta a los procesos operativos de su servidor actual, 20% de los respondientes planea tener en la nube entre 40 y 60% de su capacidad, mientras que otro 20% destinará entre 10 y 20%. Las otras cifras no mostraron resultados significativos.

Una tendencia similar se refleja del lado de los usuarios finales. Poco más de 23% de los gerentes de TI de América Latina que respondieron esta encuesta de TechTarget indicaron que entre 40 y 60% de sus usuarios planea utilizar una o más aplicaciones de cómputo de nube este año; un porcentaje similar indicó que entre 10 y 20% de los usuarios utilizará aplicaciones de nube.

Experiencia y seguridad, cualidades buscadas en los proveedores de servicios

La mitad de los encuestados que implementarán servicios de nube de un proveedor externo optará por algún proveedor de servicios gestionados. Le siguen en preferencias los proveedores especializados en la nube (SaaS) con 36.1% de las respuestas, los proveedores de soluciones tecnológicas, o VAR (29.1%), los servicios integrados de sistemas (26.7%), los proveedores de equipos que ofrecen cómputo en la nube (25.6%) y los proveedores de telecomunicaciones (23.3%).

Lo anterior indica una fuerte inclinación a trabajar con proveedores experimentados y con la capacidad de gestionar aplicaciones y los incidentes relacionados con éstas. En este contexto, no solamente la disponibilidad de los datos será crucial; la seguridad fue elegida como la principal preocupación de los gerentes de TI sobre los servicios de los proveedores externos de cómputo de nube.

En segundo lugar, pero de forma directa relacionada con la seguridad, los respondientes seleccionaron la protección de la información de la empresa. El tercer rubro preocupante es la confiabilidad, y muy por debajo de estos tres se encuentran otros temas relacionados con la solución de problemas de múltiples clientes, la migración de la carga de trabajo, la infraestructura del proveedor y la posibilidad de que éste sea bloqueado, afectando así el acceso de los clientes a su información, resguardada en los servidores del proveedor.


Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo