Noticias

Encuesta revela más interés en BI y analítica en la nube

Nicole Laskowski

Cuando el huracán Irene amenazó con golpear Nueva York, Phil Green no podría haber sabido que lo que acontecería cambiaría su perspectiva del panorama tecnológico para siempre.

Su preocupación principal giraba en torno a un parque llamado Flushing Meadows, hogar del U.S. Open. El torneo, el último de los cuatro torneos de tenis que componen el Grand Slam cada año, ya estaba avanzado.  Pero a Green no le preocupaba cómo los fuertes vientos y lluvia intensa podrían afectar el juego.  En vez de eso, como director principal de medios avanzados para la United States Tennis Association (USTA), estaba enfocado en algo mucho más básico: electricidad.

“Estábamos oyendo cosas como, ‘sin electricidad durante días’”, dijo. 

Para un empleado que ayuda a supervisar USOpen.org, un apagón era como una sentencia de muerte. Durante las dos semanas de la competencia, el sitio Web experimenta su tráfico máximo del año.  Esas visitas dependen de artículos nuevos, fotos, videos y analítica.  Irene rápidamente se estaba convirtiendo en un problema en el plan.

Pero había una solución potencial.  Green permitió a representantes de IBM, un proveedor de soporte técnico para USTA, mover la infraestructura y las herramientas a la nube hasta que pasara la tormenta, permitiendo que los empleados continuaran actualizando el sitio.

“No hubo dudas”, dijo. “¿Estaba yo un poco nervioso? Por supuesto”.

A diferencia de Green y el salto de fe de la UST, muchos negocios se han mostrado renuentes a aceptar la computación en la nube.  Para ser justos, la mayoría de organizaciones no experimenta un momento de hacer o morir cuando enfrentan la decisión.  Ni tienen un vendedor listo para proveer el producto y el soporte.  Pero aún así, nuevas investigaciones sugieren que la computación en la nube está ganando terreno, especialmente para inteligencia de negocios (BI) y la analítica, con un número importante planeando despliegues en el futuro no tan distante.

La clave es elasticidad

De acuerdo con la reciente encuesta Cloud Pulse 2012 de TechTarget, más de la mitad de los encuestados están usando servicios de informática y aplicaciones en la nube hoy.  De los 643 encuestados que detallaron para qué tareas usaban actualmente los servicios de informática en la nube, 32% dijo BI y la analítica.

Mientras que ese número puede parecer elevado, los resultados no sorprenden a William McKnight, quien dijo que tanto la BI como la analítica tienen significados más amplios y están más descentralizadas en la práctica estos días.

“Se nos ha indoctrinado para pensar que estamos manejando las compañías sobre la analítica”, dijo McKnight, presidente de McKnight Consulting Group LLC, con sede en Plano, Texas. “Pero pudiera ser analítica superficial [en vez de] predictiva”.

Haciendo a un lado la terminología, la nube tiene su lado bueno, dijo McKnight. Puede ahorrar costos de personal e infraestructura, y tiempo de despliegue, pero una característica clave es su elasticidad.

“Una de las cosas buenas de la nube es que no hay que predecir antes de tiempo exactamente cúanta necesitará”, dijo.  “La solución se escala.  Y, si se va con un proveedor de nube pública, tendrán el hardware listo cuando haya llenado su asignación actual.  Y puede continuar escalando”.

La nube también puede ser una ventaja para organizaciones que emprenden un viaje de analítica de “grandes datos”, según Mark Theissen, CEO de Cirro Inc., que provee un producto que conecta datos de Hadoop a herramientas de BI.  Los grandes datos tienden a incluir datos de múltipes estructuras como el texto, que se multiplica rápidamente y puede ser difícil de subir a bases de datos tradicionales.  Los negocios que enfrentan este reto quedan buscando una manera de rodearlo, y algunos se han vuelto hacia la nube en la forma de una tecnología llamada Hadoop. Un software de código abierto, Hadoop es conocido por su consumo y almacenamiento rápidos de grandes cantidades de datos – sin importar el formato – a través de un entorno computacional distribuido.  Aún así, Hadoop no es una tecnología convencional, y puede ser difícil encontrar los casos de uso.

“En realidad son los líderes de sus grandes corporaciones los que he visto haciendo más cuando se trata de trabajar con estos retos”, dijo Theissen.  “Tienen el dinero, los datos, y definitivamente están buscando estos diferenciadores competitivos”.

Nube privada o pública

Puede ser que los negocios estén aceptando la nube cada vez más pero, dijo Theissen, tienden a gravitar hacia un ofrecimiento privado en vez de público, haciendo mención de preocupaciones de seguridad y disponiblidad.

“Estamos en los primeros día de BI y analítica en la nube pública”, dijo Theissen.  “Todos están más enfocados en la implementación privada o híbrida”.

Ese fue precisamente el caso para USTA, que continúa usando la oferta de nube privada de IBM.   Pero, de acuerdo a los resultados de la encuesta Cloud Pulse, hasta eso puede estar cambiando.  Al preguntárseles qué servicios usarán los encuestados en la nube pública o en la parte pública de la nube híbrida en seis meses, 24.5% de 351 encuestados dijo BI y gestión de datos.

Esa respuesta resultó ser la más popular al medir dónde estan los encuestados ahora en comparación con dónde planean estar en seis meses, aumentando en 17.1%.  La más cercana – integración de la nube híbrida – vio un aumento de 15.1%.

Parte del aumento puede ser debido a un mercado en maduración. Razorfish Inc., un proveedor de analítica de mercadeo con sede en Seattle, Washington, se mudó a la nube híbrida hace dos años cuando Microsoft vendió la empresa a Publicis Groupe. Fue una transición que la compañía tuvo que explicar a sus clientes, una conversación que tendía a salir bastante bien, según Matt Comstock, vicepresidents de BI en Razorfish.

“La vendimos en base al hecho que sería menos costosa y más confiable que lo que teníamos”, dijo Comstock, aunque agregó que sus clientes usualmente están en el departamento de mercadeo en vez de informática.

Hoy, Razorfish es un cliente de Amazon Web Services, que ejecuta casi todas las funciones de datos y analítica en la nube.  La compañía usa Hadoop para extraer datos sin estructura y Teradata-Aster para transformar esos datos en información estructurada que luego pueden analizar.

En cuanto a loas preocupaciones comunes, como la seguridad, Comstock dice que nunca ha sido problema.

“Hemos tenido uno o dos apagones”, dijo, señalado al apagón de esta semana en Amazon como uno que afectó a su compañía. “[Pero] se obtienen muchas buenas prácticas… que tomarían tiempo y dinero hacer internamente.  Ese es definitivamente un beneficio adicional”.


Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo