designsoliman - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Un check-up para mejorar la eficiencia energética de centros de datos

Muchos centros de datos podrán reducir el espacio físico al menos un 30% en los próximos cinco años, por lo que es importante verificar que se mantenga la correcta eficiencia térmica en el sitio.

Los centros de datos son consumidores voraces de energía, hambrientos por consumir muchos kilowatts. El suministro de electricidad en un centro de datos no es algo sencillo; tan sólo un centro de datos consume entre 40 y 100 veces más energía que las oficinas a las cuales da servicio, de acuerdo con cifras de Schneider Electric. Toda esta energía que consumen los servidores y switches, es percibida físicamente en forma de calor.

El sobrecalentamiento de los centros de datos puede causar serios daños como pérdida de los sistemas críticos de manera constante y además incrementar los gastos operativos de las organizaciones tratando de resolver la situación con parches.

La densidad de calor por gabinete o por rack, se ve muchas veces elevada porque los departamentos de TI quieren aprovechar más los espacios. Según Gartner, en los próximos cinco años la mayoría de los centros de datos será capaz de reducir el espacio físico al menos un 30%, lo que será una de las varias tendencias emergentes del centro de datos de aquí al 2020, esto hace más importante la correcta segregación del calor y del aire frío. Esto es un problema si se considera que cada vez se estarán introduciendo más transistores en el procesador, por lo que se producirá más poder de cómputo que resultará en producción de más calor.

“A mayor cantidad de calor se necesita mayor cantidad de aire para poder mantener un determinado gradiente de temperatura entre la entrada y la salida de los servidores, pero si tampoco existe el aire suficiente lo que va a pasar es que los procesadores se recalentaran poniendo en riesgo la disponibilidad de los servicios”, comenta Hugo César Lara Marcial, CDF Engineer de Panduit.

El aire no es sólo la mezcla de gases, sino que también contiene agua, es lo que se conoce como humedad y es un factor muy importante en los centros de datos que debe ser controlada a la par de la temperatura; ya que a elevada humedad se puede producir corrosión en los equipos, y se ve muy favorecida cuando se elevan la temperatura y la humedad.

Por esto es importante la distribución y el manejo de flujo de aire dentro del centro de datos, darle la cantidad de aire adecuada a cada gabinete y equipos. Una temperatura de retorno baja en una máquina de enfriamiento reduce su eficiencia y eso se ve reflejado en costo.

“Cuando las empresas enfrentan problemas en su centro de datos, Panduit realiza una valoración; es decir, reúne información de temperatura, presión, distribución del aire por las rejillas o difusores, humedad, revisa las máquinas de enfriamiento, para comparar con las mejores prácticas establecidas por ASHRAE. Queremos ayudar y trabajar con la gente de TI para quitar los mitos y romper con el círculo vicioso de falta de información que al final del día representan un gasto muy significativo para las organizaciones”, añade Lara.

Este artículo se actualizó por última vez en julio 2016

Profundice más

PRO+

Contenido

Encuentre más contenido PRO+ y otras ofertas exclusivas para miembros, aquí.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close