Tomasz Zajda - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Tendencias de uso de banda ancha móvil en México

La creciente adopción de smartphones entre la población, así como a la introducción de mejores ofertas de servicios por parte de los operadores, impulsa el aumento de internet móvil en el país.

La banda ancha móvil (BAM) es el servicio de valor agregado que mayores beneficios aporta a los usuarios de telefonía celular, al posibilitar el acceso a todo tipo de información en tiempo real, de manera ubicua, a la vez que permite mantener un constante contacto e intercambio de voz, datos y video.

Se considera como usuario de este servicio a toda persona que realiza consumo de internet no gratuito ni fijo. Es decir, que tiene acceso a conectividad ubicua en el celular o tableta a través de la contratación de paquetes de servicios que incluyen megabytes de navegación o acceso a redes sociales y mensajería instantánea.

De acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (The CIU), el servicio de banda ancha móvil en México registra en periodos recientes un repunte en su trayectoria de crecimiento en términos de suscripciones, a partir de la oferta de navegación en redes sociales y plataformas de mensajería instantánea incluida en las recargas en la modalidad de prepago, así como una fuerte disminución en el precio de los servicios de navegación móvil en general.

“El incesante ritmo de adopción de dispositivos móviles (especialmente de smartphones), acompañado de las nuevas ofertas de BAM y la creciente predilección por la comunicación a través de redes sociales y mensajería instantánea, son factores que han impulsado la adquisición de internet móvil”, establece un comunicado de la firma de análisis. “De esta manera, al segundo trimestre de 2016 se alcanzaron 50.8 millones de conexiones en México, lo que representa un crecimiento anual de 91% y equivale a una adopción cercana al 42% entre los mexicanos”, se indica.

Fuente: The Competitive Intelligence Unit

The CIU aconseja considerar que el uso otorgado a la BAM depende directamente de la capacidad de datos contratada por el usuario. Por esta razón, la firma agrupa a los usuarios móviles en tres segmentos. El primer subconjunto lo integran usuarios de baja conectividad que representan 73% del total y se caracterizan por contar con planes o paquetes que incluyen 500 MB o menos de capacidad de navegación, realizar un gasto promedio mensual en servicios móviles (ARPU) de $90 pesos (unos $4.5 dólares) y que generalmente cuentan con equipos de gama baja. Este grupo de usuarios complementa el uso de BAM con WiFi y resulta intensivo en el uso de redes sociales y mensajería instantánea, esto es, utiliza aplicaciones que demandan una baja cantidad de datos por uso.

Por otra parte, 14% de los usuarios de BAM cuentan con conectividad media, pues la capacidad de datos utilizada se encuentra entre más de 500 MB y 1GB y gastan en promedio $164 pesos al mes (unos $8 dólares) por servicios móviles. Este subconjunto puede complementar el volumen de datos con WiFi, y además de acceder a las funcionalidades de los usuarios de conectividad limitada, tienen la posibilidad de descargar música y videos esporádicamente y navegar ocasionalmente a través de su dispositivo móvil.

The Competitive Intelligence Unit

Únicamente 13% de los usuarios son considerados de alta conectividad, pues adquieren capacidades de navegación superiores a los 1GB, al destinar un gasto mensual mayor de $300 pesos al mes ($15 dólares), lo cual les permite utilizar herramientas más avanzadas que demandan una conexión permanente. “Dentro de este grupo es posible ubicar a usuarios de videollamadas, a aquellos que realizan streaming de música o video, a los que descargan contenido audiovisual de alta calidad y en promedio poseen equipos de gama alta”, explica The CIU en el comunicado.

La incorporación gradual y creciente de internet móvil en la canasta de consumo de servicios móviles se debe a la incesante adopción de smartphones entre la población, así como a la introducción de mejores ofertas de servicios por parte de los operadores.

Consumo de dispositivos tecnológicos en México

Poco más del 60% de los usuarios de smartphones en México utiliza la banda ancha móvil para fines diversos. Si bien los principales usos son el acceso a redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea para chatear, las nuevas ofertas han impulsado que otras actividades como la visualización de videos y la búsqueda de información por internet registraran aumentos significativos hacia el tercer trimestre del año pasado.

Debido a la depreciación del peso frente al dólar, el precio de los dispositivos de tecnología de consumo se ha incrementado. Sin embargo, esto no ha afectado las compras de los usuarios mexicanos.

De acuerdo con The CIU, al cierre del tercer trimestre de 2016, el gasto promedio de los mexicanos que adquirieron smartphones ascendió a $2,889 pesos, equivalente a un incremento anual de 19.9% y que representa una quinta parte de lo que cuesta un dispositivo de gama alta de marcas reconocidas. Este crecimiento se atribuye, según The CIU, a la migración o sustitución de dispositivos básicos (feature phones) por smartphones de gama media o baja; aunque, como se mencionó al principio, la depreciación que ha sufrido el peso frente al dólar en los últimos años también influyó en los montos de compra.

“Los fabricantes de smartphones realizan lanzamientos recurrentes cada año y en el último año se han enfrentado a una tendencia al alza del dólar, hecho que impacta el costo de adquisición de dispositivos para los comercializadores de estos equipos y que eventualmente es transferido al consumidor final”, explica un boletín de la firma analista.

Otros dispositivos que experimentaron una ligera alza en su precio son las tabletas. Para octubre de 2016, el gasto en estos dispositivos fue de $4,561 pesos promedio, pero ello representa un aumento de tan sólo 1.1%. Ello es atribuible a la oferta actual de tabletas, manufacturadas por distintos fabricantes, a menores precios frente del iPad de Apple, y que incorporan características tecnológicas básicas desde los $800 pesos.

De acuerdo con The CIU, en este mercado se observa una tendencia de consumo en los extremos, pues es posible encontrar tabletas de gama alta a precios elevados que son utilizadas como herramienta de trabajo y que requieren de grandes capacidades de procesamiento y memoria.

Fuente: The Competitive Intelligence Unit

En este análisis de adquisición tecnológica también se incluyen las consolas de videojuegos. Durante el periodo, el gasto promedio realizado en consolas fue de $5,351 pesos, es decir, un crecimiento anual de 4.7%, a partir del aumento en la compra de consolas de nueva generación.

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2017

Profundice más

PRO+

Contenido

Encuentre más contenido PRO+ y otras ofertas exclusivas para miembros, aquí.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close