Crónica / Reportaje

Revisamos Windows Server 2012: ¿Debería actualizarme?

Windows Server 2012 aparenta ser, y seguramente lo sea, la versión más ambiciosa de Windows Server hasta la fecha. Disponible por ahora para clientes de alto volumen de licencias – y para clientes minoristas a partir de septiembre – ahora es el momento de evaluar nuestros planes futuros.

Este SO es tan extenso, y tiene tal cantidad de opciones nuevas, que es difícil estimar si podrá suponernos algún beneficio.

A continuación clasifico a los usuarios potenciales de Windows Server 2012 en varias categorías. Busque la suya para saber si debería actualizarse o no.

Actualice a Windows Server 2012 si…

Usted es un usuario con enormes cantidades de servidores en centros de datos bien conectados. Para estos clientes, la respuesta sobre si “¿Debería o no debería?” es un rotundo si. De hecho hay muchas novedades para usted. Las mejoras que ofrece PowerShell v3 cmdlets y el soporte remoto, además de los cambios en la interfaz de Server Manager, cambian la forma de gestionar los puestos, realizando la misma acción sobre grupos de servidores de forma automática, ahorrándole tiempo y dinero. Los chicos de Windows han estado programando como nunca antes lo habían hecho. Windows Server 2012 está diseñado para ayudarle en este tipo de circunstancias. Y puesto que lo que más empleará será la virtualización, también puede disponer de un elevado nivel de tolerancia a los errores y de resistencia frente al “desastre” con la opción Hyper-V Replica.

Tiene una elevada cantidad de trabajadores remotos y de sucursales. Este es otro campo abonado al cambio a Windows Server 2012, así que si se encuentra en esta categoría ya está tardando en pasarse al nuevo SO. El nuevo asistente de configuración DirectAccess es impresionante. Si ya lo ha utilizado en el pasado, sabe que es necesario adaptar su red al protocolo IPv6, o bien andar con complicados manejos para convertir esa red 6 a 4. Gracias a este asistente eso ya no es necesario. De hecho puede crear un túnel de conexión si necesidad de preocuparse por los requisitos de instalación de VPN. Sus clientes siempre van a estar conectados a la red, lo que hace mucho más sencilla la gestión. Es algo tan brillante que seguramente se pregunte por qué no se le había ocurrido a nadie antes. Las mejoras disponibles en los servicios de transferencia de archivos y de cache también permiten a las sucursales y demás oficinas dispersas poder mejorar sus conexiones con la central, si éstas no son tan buenas como deberían.

Usted dispone de Garantía de Software y el nuevo sistema se incluye en la misma. Si tiene previsto recibir el nuevo SO como parte de los servicios que está pagando, ¿por qué no hacer el cambio? Bueno, existen algunos problemas de compatibilidad. Si lo que quiere es virtualizar, solo tiene que pasar las instancias actuales y ejecutarlas en máquinas virtuales basadas en el entorno 2012 para realizar las pruebas de compatibilidad necesarias.

Espere antes de pasarse a Windows Server 2012 si…

Su presupuesto en IT está congelado. Quizá no haya podido renovar su contrato de asistencia de software en el último año. O quizá sus servidores tengan ya 4 ó 5 años y no puedan ejecutar el hipervisor Hyper-V o soportar funciones x86. Para actualizarse a Windows Server 2012 es necesario tener algunas máquinas listas para funcionar como controladoras de dominio, mientras que el resto pueden seguir funcionando con Windows Server 2008 ó anterior. Para estos clientes el beneficio de actualizarse es prácticamente nulo. Sin embargo, aunque es económico hacerse con la licencia del sistema operativo, es posible que el hardware no permita lograr beneficio alguno. Por eso la mejor opción es esperar a poder mejorar sus equipos y disponer al menos de algunas máquinas sobre las que poder virtualizar. Una vez conseguidos los equipos, puede empezar a pensar en lo que Windows Server 2012 puede hacer por usted.

No es necesario actualizarse a Windows Server 2012 si…

Es usted un usuario con necesidades simples y directas. No hay muchas novedades en lo que a compartir archivos e impresoras se refiere. Para empresas medianas las mejoras de Active Directory tampoco compensan el coste de la mejora. Si tiene 25, 30 ó 35 servidores en funcionamiento, las cosas funcionan bien y sus necesidades de Windows son principalmente servir a clientes internos en su misma ubicación, el coste de la nueva licencia probablemente no merezca la pena.

SOBRE EL AUTOR
Jonathan Hassell es autor, consultor y conferenciante residente en Charlotte, Carolina del Norte. Entre los libros de Jonathan se incluyen RADIUS, Hardening Windows o Windows Vista: Beyond the Manual.


Esto fue publicado por primera vez en noviembre 2012

Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo