Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cinco tendencias de TI que sacudirán el mercado argentino en 2014

Movilidad, aplicaciones móviles, cómputo en la nube, un mayor enfoque de negocios para las TI y big data marcarán el 2014 en las empresas argentinas.

Argentina encara los desafíos de la modernización tecnológica con algunas dificultades, debido a grandes obstáculos contextuales como las fluctuaciones de la economía y las trabas al comercio exterior. Así, las empresas argentinas se alinean con las tendencias tecnológicas a niveles un poco más lentos que sus pares en la región, aunque con gran margen de aprovechamiento de acuerdo a las cifras.

El concepto de “tercera plataforma” es cada vez más visible en el horizonte, con sus cuatro grandes pilares de movilidad, big data, social y nube. Cabe recordar que la primera plataforma se refiere al mainframe y al cómputo conectado en unas pocas máquinas, en tanto la segunda tiene que ver con la democratización de la tecnología de la mano de internet y la PC.

“Las redes sociales no explotaron sino hasta que se produjo el fenómeno de la movilidad. No se puede consumir aplicaciones sin que exista una nube, y esto no se produce sin dejar una cantidad de información detrás, o “rastro digital”, que produce este big data. Lo que hace interesante el fenómeno de la tercera plataforma es la interrelación que se da entre todas” las tecnologías que la conforman, señala Diego Anesini, director regional de investigación para mercados empresariales de IDC.

Anesini vislumbra cinco tendencias principales que definirán el enfoque de las TI en el país:

1. Movilidad: de negarla a incorporarla. La tendencia de traer su propio dispositivo (BYOD) al trabajo está evolucionando al modelo de mobile first, o sea la preponderancia de la movilidad y el crecimiento de una serie de herramientas que permiten a las empresas crecer de una manera más orgánica y más controlada en cuanto al uso de dispositivos personales.

“Lo que venía sucediendo es que en 2011 y 2012 cayó la cantidad de empresas que permitían BYOD. Los motivos del mercado tuvieron que ver con que las empresas estaban diseñando políticas de movilidad, y mientras esto sucedía dejaron de permitir los dispositivos personales porque se dieron cuenta de que no era solo una tendencia tecnológica, sino que también tenía impacto en lo que tiene que ver con asuntos legales y recursos humanos. Hoy [las empresas] están utilizando herramientas más allá de lo que era conocido como MDM (mobile device management), con la administración de movilidad, administración de aplicaciones, etc.”, indicó Anesini.

2. Aplicaciones, un pendiente. De acuerdo con IDC, el uso de aplicaciones móviles en la región es convencional, y en la mayoría de los casos se restringe al correo electrónico, que en el 90% de los casos es la única herramienta que se moviliza. Sin embargo, para 2014 el paisaje para la movilidad se percibe distinto. “Si bien el uso de aplicaciones móviles en las empresas no es tan fuerte como se esperaba en los últimos años, se espera que crezca en los próximos años, de la mano de estas otras aplicaciones que permitan, por ejemplo, encapsular las aplicaciones y distribuirlas a los dispositivos móviles. Más aún teniendo en cuenta que, para fines de 2014, más del 40% de los empleados será móvil”, dijo Anesini.

Vale aclarar que, en particular para la Argentina, según pronósticos de Cisco, el tráfico de datos móviles crecerá 14 veces desde 2013 hasta 2018, a una tasa de crecimiento anual de 68%. “Esto significa que, por segundo año consecutivo, el crecimiento de datos móviles en el país se ubicará por arriba del 100% año tras año”, señaló Gonzalo Valverde, gerente regional de ventas de proveedores de servicio de Cisco Argentina, Paraguay y Uruguay.

3. La nube, con pronóstico reservado. A partir del primer semestre de 2013, más del 34% de las empresas en la región se encontraba desplegando y/o tenía planes concretos para mover algunas cargas de trabajo a la nube para el año 2014, de acuerdo con IDC, pero Argentina tendrá algunos escenarios que torcer. Concretamente, según la Business Software Alliance (BSA), entidad que agrupa a nivel mundial a fabricantes de software, en el 2013 Argentina quedó en el puesto 16 –entre 24 países–  en el ranking que la institución elabora respecto de la adaptación de cómputo de nube en las empresas, una calificación baja y un puesto por debajo de la edición 2012.

Los motivos principales del bajo puntaje tienen que ver por un lado con que la legislación nacional no acompaña el cambio tecnológico, por ejemplo en materia de derechos de autor, y por otro lado con los problemas contextuales de la economía local, que impiden el libre intercambio de bienes, insumos y servicios del país con el exterior, lo que contribuiría a la mejora de las infraestructuras.

4. TI, el centro de las decisiones. Así como en el resto de la región, en Argentina los ejecutivos de alto nivel como CEO y CFO están ganando importancia en las decisiones de TI; es decir, ya no es estrictamente el CIO quien toma decisiones en términos de TI, por el impacto que tiene la tecnología en el negocio. “Por supuesto que el área de TI tiene que estar involucrada para ver cómo se integran las decisiones de negocio. A la inversa, los ejecutivos de TI cada vez están más involucrados en las decisiones de negocio, porque la tecnología está en el centro de cualquier iniciativa. La tecnología es tan vertebral que los ejecutivos del área de TI se sientan en la mesa de negociación de las corporaciones”, destacó Anesini.

5. Big data, ¿oportunidad desperdiciada? Si en 2013 la región entró en una fase de educación en lo que se refiere a big data, de acuerdo con IDC, la consultora pronostica que para 2014 esta tecnología se convertirá en un mercado con masa crítica en América Latina, y encausará las estrategias de marketing basadas en métricas y análisis sociales.

En Argentina, en 2013 la agencia de gestión del conocimiento 01Market, junto con la comunidad de profesionales de TI, CXO Community, llevaron a cabo un estudio pionero en la materia para el país. ¿Las conclusiones? Si bien más de un 65% de las empresas está al tanto de los alcances de big data, casi el 80% señaló que no llevaron a cabo estrategias concretas de datos durante 2013, tanto a nivel interno como externo. En cuanto a datos en línea públicos de internet, solo 50% realiza algún tipo de monitoreo sobre ellos. Finalmente, para 2014, un 57% manifiesta que tiene pensado implementar algún proyecto de big data, inteligencia de negocios o analítica.

Los datos, poco alentadores, desaprovechan una coyuntura única en cuanto a, por ejemplo, el volumen de datos que los argentinos vuelcan en las redes sociales: Argentina, según el informe Futuro Digital Argentina 2013 de comScore, es el tercer mercado más involucrado con redes sociales en todo el mundo, con los usuarios pasando en promedio 9 horas en estos espacios. Además, los usuarios de internet argentinos son los más propensos en la región a ver contenido de video en línea, con un alcance de más del 95% de su población total en línea. Pero nadie le saca provecho a esta información, así que solo queda esperar que la presión de los negocios impulse que estos proyectos se hagan realidad.

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2014

Profundice más

PRO+

Contenido

Encuentre más contenido PRO+ y otras ofertas exclusivas para miembros, aquí.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close