Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Migre aplicaciones de nube de vuelta hacia aplicaciones locales

En el frenesí de la nube, es fácil perder de vista qué hacer si la nube no funciona. Con tiempo, paciencia y planificación de costos, los administradores pueden migrar las aplicaciones de vuelta a las instalaciones.

Lo que puede perderse en la promoción de la nube es lo que sucede cuando no es apta para una aplicación en particular. Las razones pueden variar, desde la falta de configuraciones personalizadas hasta el impacto mensual de las etiquetas y las interrupciones excesivas. Para migrar las aplicaciones en la nube de regreso a las aplicaciones locales, los administradores deben ser pacientes y planear a fondo los muchos costos asociados.

Las herramientas de terceros ayudan cuando los proveedores de nube no lo hacen

No importa el motivo, un viaje de regreso desde la nube será una carrera de obstáculos. La mayoría de las herramientas y recursos disponibles están diseñados para un viaje de ida. La migración fuera de la nube es posible, pero es probable que el proveedor de la nube haya invertido más para llevarlo a la nube que para sacarlo de ella.

Afortunadamente, ahora hay varias herramientas de terceros que pueden ayudar a su personal a migrar máquinas virtuales y cargas de trabajo desde la nube. Estos van desde soluciones de recuperación de desastres hasta herramientas de replicación que sincronizan sus máquinas virtuales de regreso a su centro de datos.

Negociar la distribución de recursos

Más allá de los costos iniciales de las herramientas de migración, los administradores deben evaluar el personal y los recursos que usará este proceso. Los centros de datos raramente tienen recursos computacionales y de personal excedentes. Cuando migra las aplicaciones a la nube, los recursos que previamente consumieron normalmente se reasignan a otros proyectos.

Los administradores tienen razón al desconfiar porque el cambio a las aplicaciones locales puede implicar la compra de nuevo hardware y licencias. Su migración tendrá un costo mayor si no ha mantenido la licencia local para las aplicaciones que desea migrar.

Retenga al personal familiarizado con las aplicaciones locales

El personal presenta otro desafío. Su centro de datos y el personal de la aplicación son profesionales altamente capacitados, pero pueden sentirse a la deriva después de una migración a la nube.

Idealmente, puede retener a esa gente; si no, su viaje de regreso de la nube golpeará otro bache de velocidad. La llamada para recortar recursos después de una migración a la nube a menudo es demasiado rápida y el daño puede ser grave. No es la mera pérdida de un experto en aplicaciones o infraestructura, sino la pérdida de alguien con una experiencia directa inestimable en su entorno, un valor inmenso durante la migración. Sin ellos, es posible que necesite contratar consultores para cerrar la brecha hasta que pueda capacitar a nuevos empleados.

Desafíos operacionales

Existen importantes desafíos operativos para volver a colocar las aplicaciones en las instalaciones. Es costoso monitorear y soportar una infraestructura de aplicaciones de retorno en términos de monitoreo de software y despliegue de personal.

A pesar de estos inconvenientes, usted sí recupera el control una vez que las aplicaciones en la nube se convierten en aplicaciones locales. Otros costos pueden ser mejor absorbidos porque su personal de soporte podrá controlar el cronograma de actualización en lugar de dejarlo a la conveniencia del proveedor de la nube. Esto ayudará a su personal en el sitio ya que puede revisar y actualizar sus políticas de gestión de configuración para alinearse mejor con las políticas existentes de su empresa.

Evalúe el ancho de banda de la red y los cambios de seguridad

Para garantizar un rendimiento sólido de su proveedor de la nube, es probable que necesite aumentar su ancho de banda o comprar conexiones adicionales. Es posible que no necesite la misma configuración una vez que devuelva la aplicación a las instalaciones.

Si bien el ancho de banda de la red puede reducirse, los costos de seguridad pueden aumentar. La seguridad de una aplicación en la nube depende del proveedor de la nube. Una vez que se convierta en una aplicación local, podría requerir políticas de seguridad adicionales o incluso nuevas herramientas de seguridad para garantizar que su seguridad en las instalaciones coincida con o exceda lo que el proveedor de la nube proporcionó.

Es difícil, pero no imposible, migrar las aplicaciones de nube de vuelta a las aplicaciones locales. La complejidad, los costos y las consecuencias del proceso significan que debe tener razones convincentes para seguir adelante con la migración. La gran cantidad de obstáculos impedirá algunos, pero con tiempo y paciencia, además de la cooperación y el apoyo de la administración, los administradores pueden superarlos.

Este artículo se actualizó por última vez en enero 2018

PRO+

Contenido

Encuentre más contenido PRO+ y otras ofertas exclusivas para miembros, aquí.

Guía Esencial

Guía esencial (y práctica) sobre ambientes virtuales

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close