Consejo

Cómo optimizar la voz a través de WAN

Para que su red de área amplia (WAN) pueda llevar un buen tráfico de alta calidad de voz, debe tener las siguientes características:

  • baja latencia
  • bajo deterioro
  • suficiente ancho para manejar volúmenes de llamadas anticipadas

La voz sobre WAN requiere una cuidadosa consideración de los códecs, optimización WAN y el aprovisionamiento de ancho de banda. Pero simplemente la ingeniería de la red óptima no es suficiente, la última pieza del rompecabezas es la implementación de herramientas (o servicios) para gestionar de forma proactiva la calidad VoIP y que le avise de los problemas antes de recibir llamadas de usuarios furiosos.

Para controlar la latencia y la fluctuación, debe mover los paquetes desde un extremo de la WAN a la otra de forma fiable y consistente. Como pauta general, un solo sentido de latencia no debe exceder de 150 milisegundos –desde el momento en el que empieza a hablar la persona que llama hasta que la persona en el extremo receptor oye la voz. El deterioro, la variación en el retardo, debe ser inferior a 20 milisegundos. Pero incluso con la mitigación de la latencia y deterioro, la afirmación de ancho de banda sigue siendo un problema –especialmente en la WAN, donde el ancho de banda sigue siendo más caro que en la red de área local (LAN).

Elija el códec de voz apropiado para voz sobre WAN

El primer paso en la optimización de voz sobre entornos WAN ni siquiera implica la WAN. Más bien, se trata de la selección de un códec de voz que puede proporcionar una calidad aceptable y reducir al mínimo la utilización del ancho de banda. En la LAN, donde el ancho de banda es abundante, la mayoría de las empresas utilizan G.711 voz sin comprimir, lo que requiere 64 Kbps por llamada. En la WAN, gracias a la necesidad de cabeceras adicionales, G.711 puede manejar más de 80 Kbps por llamada. Como resultado, muchos ingenieros buscan códecs comprimidos tales como G.722 o G.729 para reducir el ancho de banda puesto que todavía proporciona una calidad de voz aceptable para el usuario final.

Decidir qué códec utilizar requerirá de cuidadosas pruebas con usuarios reales. El resultado de su prueba de usuario puede conducir a una menor calidad de la voz debido a los altos costos de apoyo de G.711 códecs de voz. Las empresas que deseen utilizar códecs de alta definición (o banda ancha) también tendrán que equilibrar la necesidad de mayor ancho de banda frente a los beneficios que reciben de utilizar mejor calidad de audio. Alternativamente, algunos proveedores ofrecen códecs propietarios (como Microsoft RTAudio) que tienen la capacidad de adaptarse a su uso de ancho de banda de ancho de banda de red disponible.

Un método popular es un modelo híbrido usando G.711 para las llamadas internas que van a través de LAN mientras que se utiliza la transcodificación a G.729 para las llamadas que atraviesan la WAN. Este método es especialmente útil para entornos de campus grandes, donde un gran porcentaje de llamadas permanece en la red de área metropolitana (MAN) o LAN.

Elija la mejor voz a través del transporte sobre WAN

Una vez que haya elegido el códec ideal, el siguiente paso es abordar el transporte real de voz a través de la WAN. Una variedad de herramientas están disponibles para minimizar la latencia y el deterioro. Clasificamos estas herramientas en el marco de la optimización de entrega de aplicaciones (ADO), que incluye herramientas, protocolos y servicios diseñados para cumplir con el desempeño individual de las solicitudes específicas a través de la WAN. Es importante señalar que cuando se habla de ADO, no sólo estamos optimizando para una aplicación, sino que estamos optimizando toda la WAN para soportar una amplia gama de aplicaciones, incluyendo voz, video, almacenamiento, copia de seguridad, procesamiento de transacciones de tráfico Web, y datos de transferencia masiva. Satisfacer las necesidades de VoIP requiere equilibrar las capacidades globales de WAN con las necesidades de otras aplicaciones.

Para la mayoría de las empresas, el envío de voz a través de la WAN requiere el uso de un servicio WAN que puede priorizar el tráfico de voz por delante de otros menos sensibles a la latencia de paquetes. La conmutación de etiquetas multiprotocolo (MPLS) es a menudo un requisito previo ya que todos los proveedores de servicios MPLS permiten la priorización de VoIP sobre MPLS mediante el uso de calidad de servicio(QoS) y/o Clases de servicio(CoS). Para aquellos que utilizan Ethernet u otros mecanismos de transporte, la mayoría de los vendedores de ruteadores compatibles con las técnicas de priorización dan prioridad a una clase de tráfico sobre otro.

Para aquellos que dependen de internet como el transporte WAN, su kilometraje puede variar. Ciertamente hemos visto ejemplos de implementaciones exitosas de voz a través de internet, y empresas como Vonage y magicJack han construido sus negocios enteros en este modelo. Pero es imposible garantizar el rendimiento de voz a través de internet. Para el uso ocasional de quienes se encuentran de viaje o para trabajadores a distancia, la voz a través de internet puede proporcionar una calidad aceptable. Para las conversaciones con clientes, socios comerciales, y/o proveedores importantes –o llamadas internas– pocas empresas confiarán en el rendimiento de Internet por VoIP.

Los servicios WAN ofrecen una variedad de técnicas para optimizar voz. Por ejemplo, los esquemas simples de priorización y gestión de colas garantizan que la voz tenga un trato preferencial. El control de admisión de llamadas limita el volumen de las llamadas para evitar superar el ancho de banda WAN. Otras técnicas, como la velocidad de la formación y el almacenamiento en caché, pueden reducir la cantidad de tráfico que no sea sensible a la latencia antes de que afecte la calidad de voz. Muchas empresas también confían en las instalación de soluciones de optimización WAN para implementar sus propios controles granulares sobre el rendimiento de la aplicación.

Gestión de la voz sobre WAN

El último componente de una estrategia de optimización de voz exitosa es la gestión. Hay un viejo adagio en TI que se aplica aquí: no se puede controlar lo que no se puede medir. Esto es especialmente cierto para la voz. El monitoreo de tráfico de voz y las opciones de manejo incluyen plataformas de auto suministro que informa sobre la calidad real de la llamada de voz o crea transacciones sintéticas para comprobar el rendimiento de la red. Los carriers y los proveedores de servicios (MSPs) también son capaces de proporcionar el mismo nivel de conocimiento sobre el rendimiento global de la voz, o mediciones asociadas a determinadas especificaciones.

Por último, es importante que los arquitectos de la red entiendan que el éxito en la optimización de voz a través de WAN es un proceso continuo. A medida que aumenta el tráfico de VoIP –y la voz se extiende a los equipos de escritorio y dispositivos móviles– la gestión de la calidad de la voz será un retos. Para asegurar el éxito, planee ahora  una solución que se base en:

  • escoger el códec óptimo;
  • controlar la latencia y deterioro a través de la WAN;
  • proveer suficiente ancho para volumen de llamadas,
  • y gestionar el rendimiento de voz continuo.

 

Esto fue publicado por primera vez en diciembre 2012

Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo

    Aviso Legal: Nuestro Intercambio de Consejos es un foro para compartir asesoramiento técnico y conocimientos con sus compañeros y aprender de otros profesionales de TI . TechTarget proporciona la infraestructura para facilitar este intercambio de información. Sin embargo, no podemos garantizar la exactitud o validez del material presentado. Usted acepta que el uso del servicio de Preguntale al Experto su dependencia en las preguntas, respuestas, información u otros materiales recibidos a través de este sitio web está bajo su propio riesgo.