Básico o robusto: Halle el sistema DCIM que mejor se adapta a su centro de datos

Consejo

Básico o robusto: Halle el sistema DCIM que mejor se adapta a su centro de datos

Probablemente la frase de moda más famosa en la industria de los centros de datos es “gestión de la infraestructura de los centros de datos”. Cada producto parece ofrecer algún tipo de capacidad DCIM, y hay varios sistemas DCIM independientes que alegan tenerlo todo. Pero, ¿Qué es realmente DCIM? ¿Qué debería ser capaz de hacer?

La aparición de las herramientas para el monitoreo de la gestión de la infraestructura de centros de datos (DCIM, por sus siglas en inglés) provoca varias preguntas. ¿Qué hace que el DCIM sea valioso para su empresa? ¿Ayudará a mejorar sus ganancias? ¿Hará todo lo que necesite inicialmente y crecerá con usted en el futuro? ¿Cuánto tiempo necesitarán los empleados para implementarlo y mantenerlo actualizado? Éstas son las preguntas que debemos hacer a los vendedores, y a nosotros mismos, antes de comprar un sistema DCIM.

En sus primeros días, DCIM trataba sobre la gestión del espacio en la planta y la supervisión de los recursos. La métrica de efectividad del uso energético (PUE, por sus siglas en inglés) ha impulsado el DCIM hasta convertirlo en una herramienta globalizadora para monitorear toda la infraestructura del centro de datos. Si está muy preocupado sobre la eficiencia energética, mejorar el PUE y ahorrar en coste de energía, necesitará un rango completo de información sobre energía y refrigeración y también sobre la gestión de activos; todo esto puede guardarse en un sistema DCIM. La oración "No puedes gestionar lo que no puedes medir" jamás ha sido más verídica que con el desafío de reducir el uso y los costos de energía.

Para muchos centros de datos, tener datos sobre temperatura ambiente, consumo de energía en bastidores, en alarmas para fuentes de energía ininterrumpidas (UPS) y fallos en aires acondicionados, es suficiente. Las soluciones DCIM están disponibles en una variedad de formas gracias a muchos vendedores  de hardware y software, desde aquellos que fabrican regletas inteligentes, CRACs y sensores de humedad,  hasta los que ofrecen monitoreo  de recursos y de acceso a los armarios de seguridad, y muchos integrarán esos parámetros fundamentales en un paquete rentable que podría incluso hacer mucho más. Pero para grandes instalaciones, especialmente aquellas que quieran monitorear PUE y maximizar la eficiencia de tanto la energía como del uso computacional, será necesaria más información.

Usted podría implementar soluciones DCIM discretas para cada vendedor que use: unidades separadas para UPS y aire acondicionado, energía en bastidores, planta central de refrigeración, los generadores y los gestores de recursos. Pero crear un sistema DCIM mayor de esta manera resultaría en una confusa colección de visualizaciones, informes y listas de datos disparatados que seguramente se traslaparían y se volverían difíciles de manejar. Seguramente, la mayoría de los sistemas caerían en desuso, resultando en un malgaste de dinero invertido en tecnologías sin ningún beneficio gerencial. 

Todo en los centros de datos ahora está relacionado y es interdependiente. Los servidores consumen más energía a medida que el uso de los procesadores aumenta, y luego disminuyen con una carga computacional baja. Eso afecta los requerimientos de refrigeración, que en nuevas instalaciones debería ser provisto por aires acondicionados con controles de velocidad variables. Estos, a su vez, deberían de causar cambios en las velocidades de bombeo, en las capacidades de los enfriadores y en la operación de las torres de refrigeración. En una infraestructura correctamente diseñada, todo esto debería ser equilibrado automáticamente, pero todavía necesita ser monitoreado para asegurarse de que está funcionando correctamente.

La información de su sistema DCIM debería también ayudarle a determinar cuál es la mejor manera de desplegar y utilizar el hardware de su centro de datos para que todo funcione de la manera más eficiente. Digamos que su refrigeración puede aguantar una concentración de servidores blade, pero sólo si el aire acondicionado del cuarto de computadoras (CRACs) funciona a máxima velocidad. Un despliegue diferente podría usar menos energía, pero usted no lo sabrá a menos que pueda ver el uso de energía y los puntos de operación de todo en la cadena. Y no sabrá realmente qué podría mejorar la operación a menos que pueda modelar las alternativas y ver lo que significarían.

En resumen, el rol expandido significantemente del DCIM también trae consigo un aumento considerable de complejidad que requiere una solución bien integrada.

Requerimientos elevados para sistemas DCIM integrados
Hay dos cosas importantes a considerar cuando se examinan enfoques de DCIM modernos y robustos: universalidad y manejo de datos.

Un producto DCIM realmente universal debe cumplir dos requerimientos. Primero, el sistema debe ser capaz de conectarse con los aires acondicionados, sistemas de UPS, regletas, PDUs, servidores, refrigeradores, bombas, sensores de temperatura, humedad y presión, medidores de flujo, torres de enfriamiento, generadores, monitores de batería, controles de iluminación, sistemas de protección contra incendios y seguridad, hardware computacional y todo lo demás que esté relacionado con la operación del centro de datos. Segundo, debe poder hacer todo esto independientemente de los fabricantes. Debe, de manera homogénea, poder trabajar con cualquier hardware y poder pasar todos los datos disponibles al sistema DCIM con completa transparencia. Eso puede ser difícil, considerando todos los diferentes equipos con infraestructuras complejas de un centro de datos y la variedad de datos y protocolos de alarma usados. Y, por supuesto, una solución DCIM completa debe también incluir la capacidad fundamental de monitorear los recursos.

El segundo requerimiento es el manejo de datos. La amplia expansión de los DCIM viene con una explosión de datos. Si de verdad está midiendo y monitoreando todos los aspectos de un centro de datos, es demasiado para cualquiera. La mayoría de los equipos de un centro de datos están ligados a una red (network-attached) y se pueden direccionar con IP (IP-addressable). Los sistemas de aire acondicionado y de UPS pueden dar hasta 256 puntos de datos. El hardware nuevo puede dar una enorme cantidad de mediciones de temperaturas internas, flujo de aire, velocidad del ventilador y utilización del procesador. Este volumen de datos es más del que usted necesitaría (o del que se preocuparía) nunca, a menos que sea un fabricante queriendo recopilar un historial sobre desgaste, funcionamiento y eficiencia energética a lo largo del tiempo. Para el usuario promedio, bastante de eso no tendrá importancia. Sin embargo, su sistema DCIM necesitará capturarlo todo para evitar omitir los parámetros que usted considera importantes.

¿Cómo manejar ese gran volumen de datos recopilados cada hora diariamente?

Transformar todos esos datos en información es lo que realmente distingue una solución DCIM “adecuada” de una solución buena. Para que pueda ser una herramienta de gestión útil, todos los aspectos físicos, eléctricos, mecánicos y operacionales deben estar integrados y hacer lo siguiente:

 

  • Alertarle de posibles problemas antes que ocurran, resaltando gráficamente anomalías indicativas y cambios en parámetros operacionales.
  • Demostrar la habilidad de buscar más detalles sobre cualquier condición de manera rápida y fácil, presentándolo de manera clara en formato gráfico, hasta los datos en bruto.

Eso es sin duda una tarea de programación desafiante. Con la variedad de tipos de equipos y fabricantes que forman un centro de datos moderno, sólo mostrar unas imágenes 3D bonitas y generar alarmas después de que los problemas hayan sucedido no es suficiente.

Lo que importa es si la información necesaria para manejar las operaciones esta ahí en primer lugar. Solo así se puede considerar si presentar imágenes en 3D puede mejorar el entendimiento y ayudar a los usuarios a interpretar su significado y tomar acción más rápidamente.

Tres beneficios más de sistemas robustos de DCIM
Una vez determinado que un sistema DCIM cumple con lo básico, hay otros tres aspectos que hacen un sistema DCIM robusto. Uno es si se puede ejecutar un escenario "que pasaría si" para ver los efectos de añadir equipos o ver qué sucede si algo en la infraestructura falla. Esto puede ser una gran ayuda en la planificación de ubicación de nuevo hardware. Algunos sistemas incluso tienen integración dinámica de fluidos computacional (CFD). Un modelo CFD correctamente construido e interpretado por alguien con un sólido conocimiento en flujo de aire puede ser una valiosa adición. Sin embargo, el CFD es un primer ejemplo de "basura entra, basura sale" (Garbage In, Garbage Out). Un modelo CFD puede ser construido para mostrar si cualquier cosa es buena o mala, por lo que cuando forma parte de una implementación DCIM, debe ser validado frecuentemente con condiciones de campo reales.

El sistema debe también ser capaz de crecer y adaptarse a necesidades futuras. Siempre hay nuevo hardware y un flujo continuo de nuevos métodos y técnicas para modernizar la infraestructura de los centros de datos, por lo que una solución DCIM robusta debe ser capaz de integrar sus necesidades futuras. Idealmente, esto puede hacerse con una solución modular que requiera que compre solo las piezas necesarias al inicio y después crezca de manera coordinada a medida que sus requerimientos cambian.

Finalmente, está la creación inicial de la información fundamental, de la base de datos, de los gráficos y del soporte necesarios para mantenerla. Muchos sistemas DCIM caen en desuso debido a que el personal no puede mantenerlos actualizados.

 

Se está volviendo impráctico gestionar, incluso un centro de datos pequeño, sin alguna forma de DCIM. Depender simplemente de las alarmas y las lecturas esporádicas en paneles de visualización es insuficiente. Pregúntese cuánto necesitaría monitorear y qué recursos van a ser necesarios para implementar y mantener el nivel de control que desea. Si sólo necesita un monitoreo básico, puede ser todavía bueno buscar algo que puede pueda hacer más de lo que inicialmente requiere; sus necesidades seguramente aumentarán con el tiempo. Pero si sabe que necesita una herramienta DCIM completa y robusta, para usarla en la gestión de una operación de envergadura, lo que podría ser más importante,  después de asegurarse de que todas las interfaces necesarias están disponibles, es la manera en que los datos son traducidos a información y la manera en que se visualizan.

 

ABOUT THE AUTHOR: Robert McFarlane está a cargo del diseño de centros de datos para la firma internacional de consultoría Shen Milsom and Wilke LLC. McFarlane ha pasado más de 35 años en consultoría de comunicaciones, tiene experiencia en cada segmento de la industria de centros de datos y fue un precursor en el desarrollo del campo de diseño de cable. McFarlane también enseña el curso de instalaciones de centros de datos en el programa de la Universidad Marista Institute for Data Center Professional, es un experto en energía en centros de datos y refrigeración, ha publicado varios trabajos, da seminarios en varias industrias y es miembro de ASHRAE TC9.9,  que publica una gran variedad de directrices para la industria.

Esto fue publicado por primera vez en noviembre 2012

Unirse a la conversación Comenta

Compartir
Comentas

    Resultados

    Contribuye a la conversacion

    Todos los campos son obligatorios. Los comentarios aparecerán en la parte inferior del artículo

    Aviso Legal: Nuestro Intercambio de Consejos es un foro para compartir asesoramiento técnico y conocimientos con sus compañeros y aprender de otros profesionales de TI . TechTarget proporciona la infraestructura para facilitar este intercambio de información. Sin embargo, no podemos garantizar la exactitud o validez del material presentado. Usted acepta que el uso del servicio de Preguntale al Experto su dependencia en las preguntas, respuestas, información u otros materiales recibidos a través de este sitio web está bajo su propio riesgo.